Menú

Los rescates públicos aumentan el temor a que EEUU entre en suspensión de pagos

La deuda pública de EEUU está en riesgo y podría perder su máxima calificación crediticia (triple A), debido al abultado endeudamiento. Algunos analistas temen que el Gobierno entre en suspensión de pagos y abogan por una reducción drástica del gasto público y militar.

Citigroup anuncia 50.000 despidos más
0
La deuda pública de EEUU está en riesgo y podría perder su máxima calificación crediticia (triple A), debido al abultado endeudamiento. Algunos analistas temen que el Gobierno entre en suspensión de pagos y abogan por una reducción drástica del gasto público y militar.
LD (M. Llamas) La calidad de la deuda pública estadounidense (la más sólida y segura del mundo, hasta ahora) corre el riesgo real de perder su máxima calificación (triple A), según Martin Hennecke, analista de la compañía financiera Tyche. Y ello, debido al excesivo endeudamiento que acumula la Administración Pública y el creciente déficit presupuestario, a causa de los diversos rescates bancarios y financieros que se han ido aprobando a lo largo de los últimos meses. 
 
Hasta tal punto esto es así que no se descarta la quiebra del propio Gobierno de EEUU, según advirtió Hennecke a la cadena norteamericana CNBC. La crisis financiera obligará al Ejecutivo de EEUU a vender "muchos más bonos (letras del Tesoro) el próximo año para financiar los rescates" ya aprobados. Y una degradación crediticia en este ámbito dispararía el coste de la financiación.
 
Para solventar esta difícil situación, Hennecke aboga por reducir radicalmente el gasto público en todos los sectores (justo lo contrario de lo que propone el nuevo presidente Barack Obama), así como retirar todas las tropas estadounidenses que están operativas en distintos países.
 
Pero Hennecke no es el único. Las dudas acerca de la capacidad del Gobierno de EEUU para extender ilimitadamente los rescates a cargo de los contribuyentes se acrecienta, Así, la prestigiosa revista Barron´s se preguntaba en un reciente artículo sobre el incremento del riesgo de la deuda pública que registra el mercado de derivados (credit default swaps).
 
Aumenta el riesgo de la emisión de deuda
 
Bajo el título, ¿Se está acabando la línea de crédito del Tío Sam?, la publicación llama la atención sobre el aumento de los rendimientos en las letras del Tesoro a largo plazo, tal y como avanzó LD. Señal inequívoca de que los inversores detectan un mayor riesgo en las letras del Tesoro, por lo que piden una mayor rentabilidad en sus inversiones. De hecho, los funcionarios del Tesoro se están encontrando ya con dificultades para colocar todas las emisiones que tiene planeadas.
 
Los rescates públicos se han extendido a las entidades de crédito, bancos de inversión y aseguradoras, y planean ya sobre el deteriorado sector de la automoción. Además, el Gobierno ha modificado su plan inicial de rescate bancario, centrado en la compra de activos tóxicos, para comprar directamente acciones de los bancos en dificultades. Un programa que además sufragará parte de los costes hipotecarios para facilitar el pago de sus créditos a las familias con problemas económicos, tal y como avanzó este periódico.
 
A ello se suman las cuantiosas inyecciones de liquidez aprobadas por la Reserva Federal (Fed) a lo largo de los últimos meses. El banco central de EEUU se ha convertido en el pretamista de úlitma instancia del sistema financiero del país. Así, el volumen de préstamos inyectados por la Fed en las entidades carece de precedentes.
 

 
Como resultado, la deuda y el déficit público se han disparado hasta niveles récord, con la consiguiente depreciación futura del dólar. La necesidad de financiación del Gobierno estadounidense superará fácilmente el billón de dólares y amenaza con dispararse hasta los 2 billones. EEUU tendrá serias dificultades para colocar su papel en el mercado, y de hacerlo el coste de la financiación será mucho mayor. De ahí las dudas sobre la capacidad real del Ejecutivo para hacer frente a todas sus deudas.
 
No obstante, el endeudamiamiento (tanto público como privado) del conjunto de la economía de EEUU está en máximos históricos, ya que se aproxima al 370% del PIB nacional
 
Todo ello podría echar por tierra la moneda estadounidense, ya que su valor carece de anclaje real (carece del soporte del patrón oro) y se basa exclusivamente en la confianza del resto de inversores y, sobre todo, bancos centrales que se abastecen de reservas en dólares. En ese caso, la inflación que sufriría EEUU podría resultar histórica, según los analistas consultados por LD.
 

En Libre Mercado

    Servicios