Menú

Madrid acumula la mitad de la deuda de todas las capitales de provincia

El alcalde Alberto Ruiz Gallardón ha convertido Madrid en la ciudad más endeudada de España, con 6.366 millones de euros. De esta forma, su ayuntamiento acumula la mitad de toda la deuda de las capitales de provincia españolas, que asciende a 12.730 millones. Cuando Gallardón tomó posesión, en junio de 2003, el endeudamiento madrileño suponía el 8,16 por ciento del total de los municipios españoles. Al cierre de 2007 este ratio había subido al 27 por ciento.

0
El alcalde Alberto Ruiz Gallardón ha convertido Madrid en la ciudad más endeudada de España, con 6.366 millones de euros. De esta forma, su ayuntamiento acumula la mitad de toda la deuda de las capitales de provincia españolas, que asciende a 12.730 millones. Cuando Gallardón tomó posesión, en junio de 2003, el endeudamiento madrileño suponía el 8,16 por ciento del total de los municipios españoles. Al cierre de 2007 este ratio había subido al 27 por ciento.
(Libertad Digital) La deuda de las corporaciones locales aumentó en el primer semestre del año un 6 por ciento, hasta los 30.559 millones de euros, lo que representa un porcentaje sobre el PIB del 2,8 por ciento, la mitad que el de la deuda autonómica, según los datos facilitados por el Banco de España.
 
La mayor parte de deuda de las corporaciones locales la generan los Ayuntamientos (24.882 millones) y, en concreto, los de capitales de provincias (12.730). De esa cifra, la mitad corresponde sólo al municipio de Madrid, con 6.366 millones de deuda; la siguiente ciudad más endeudada es Valencia, con 771 millones, por delante de Barcelona (752), Zaragoza (568), Málaga (529) y Sevilla (368).
 
Cuando el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, tomó posesión, en junio de 2003, el endeudamiento madrileño suponía el 8,16 por ciento del total de los municipios españoles. Al cierre de 2007 este ratio había subido ya al 27 por ciento.
 
En el último año, el sobrecoste de la carretera de circunvalación de Madrid –la M-30– y la menor recaudación tributaria está pasando factura a las finanzas de la capital de España.  Las cuentas públicas del ayuntamiento arrojaron un déficit de 1.152,6 millones de euros en 2007, cuando el Plan Económico financiero que aprobó Madrid en 2005 se marcaba como objetivo alcanzar un déficit de 541 millones de euros y cerrar este año en equilibrio.
 
La deuda de las CCAA aumentó un 8,9 por ciento

En este periodo (primer semestre) la deuda de las comunidades autónomas creció en el último año un 8,9 por ciento hasta alcanzar los 63.508 millones de euros, lo que supone un 5,9 por ciento de su PIB.
 
En cifras absolutas, la comunidad autónoma con mayor deuda sigue siendo Cataluña, que supera los 17.808 millones de euros (el 8,8 por ciento de su PIB), seguida por la Comunidad Valenciana, con 11.961, y por Madrid, con 10.613 millones de euros (un 5,6 por ciento de su PIB).
 
Entre junio de 2007 y el mismo mes de este año sólo cinco comunidades lograron reducir su endeudamiento, en especial el País Vasco, que lo recortó en un 45,9 por ciento, seguida a mucha distancia por Andalucía, con un recorte del 2,2 por ciento, y de Extremadura, Murcia y Navarra, con una bajada del 0,1 por ciento en cada caso.

El resto de las comunidades aumentó su deuda, sobre todo Baleares, que en esos doce meses pasó de 1.834 a 2.338 millones, lo que supone un incremento del 27,4 por ciento y el 8,8 por ciento de su PIB.

También subió de forma notable en La Rioja, en concreto un 25,8 por ciento, por delante de Cataluña (22,5 por ciento), Castilla-La Mancha (16,3), Cantabria (10 por ciento) y Canarias (8,9 por ciento).

En el caso de la Comunidad Valenciana, el endeudamiento representa un 11,4 por ciento del PIB, mientras que en el extremo contrario, la deuda vasca supone el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto de esa comunidad.

A la deuda de las autonomías, en la que se incluyen en cada caso la Administración General, las Universidades de su ámbito y los organismos y empresas administrativos, hay que sumar 11.449 millones de euros del endeudamiento de los organismos autónomos no administrativos, entes y empresas dependientes de las CCAA no clasificadas como Administraciones Públicas.

En Libre Mercado