Menú

El Gobierno evita la confrontación y pide la unidad de los españoles

Tras ver las imágenes, la vicepresidenta afirma: "En tiempos difíciles conviene elegir muy bien las prioridades y saber por dónde va el mundo".

23

La imagen del centro de Barcelona ‘tomada’ por ciudadanos a favor de la independencia preocupa al Gobierno. Pero se pide no sacar los pies del tiesto y contextualizar una fotografía que el presidente no quiso comentar en público para no darle publicidad. El Ejecutivo cree que consecuencia de la crisis todo el sistema parece tambalearse; lo sufrió el Poder Judicial, la clase política e, incluso, la Casa Real. Sobre las reivindicaciones catalanas, asegura, en el caso más extremo "chocarán" con el Congreso.

No habrá confrontación, aseguran desde Moncloa. Por mucho que la Generalidad siga tensando la cuerda, Mariano Rajoy no responderá al órdago. Mientras la Ciudad Condal empezaba a llenarse de ciudadanos que pedían separarse de España, el presidente insistía en la "prudencia" y enarbolaba la bandera de todos para salir de la crisis. "No vamos a fomentar un choque entre el Estado y una comunidad, eso sería hacerles el juego", exponían uno tras otro varios miembros del gabinete.

En opinión del Gobierno, Artur Mas se lleva hoy la instantánea de una Cataluña revuelta, pero mañana todo seguirá igual. Y si continúa radicalizando el discurso "que convoque elecciones y plantee un plan Ibarretxe", afirma un ministro, para recalcar que el muro de las Cortes lo frenará en seco. "Hay que responder con más España, porque nuestro Congreso nos ha dotado para responder a estos retos", se dice en privado.

Que se hagan estos planteamientos deja en evidencia que existe temor. Todo lo que supone inestabilidad provoca miedo en el Ejecutivo porque daña la imagen de confianza del país. Por ejemplo, el interés de los medios internacionales en la manifestación. En Europa, constatan en Moncloa, se ha dado cobertura a la reivindicación. De ahí que Rajoy insista: "Si en algún momento de la Historia reciente de España es necesario que trabajemos juntos, ese momento es ahora. Que todo el mundo lo tenga claro y nos concentremos en lo importante".

Habrá que ver cómo evoluciona, si bien el Gobierno espera que el globo se vaya poco a poco desinflando. El jueves Artur Mas vuelve a la Moncloa y hay temas importantes encima de la mesa. Entre ellos, el rescate a Cataluña para que, entre otras cosas, pague las nóminas de los funcionarios. Rajoy se lo recordó en presencia del primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, de visita en Madrid: "En estos momentos es muy importante ser prudente y tener claro cuál es la situación que está atravesando España. Cataluña tiene hoy un problema muy importante", destacó.

Soraya Sáenz de Santamaría insistió en esta idea, ya con todos los medios digitales informando de la masiva protesta: "En tiempos difíciles conviene elegir muy bien las prioridades y saber por dónde va el mundo". Y sin entrar en el fondo deslizó que la Generalidad se equivoca: "La prioridad de este Gobierno coincide con el sentir de muchísimos españoles, y ésta es crear empleo y salir de la crisis".

Más España y menos división, se remachó con insistencia. Precisamente en el corazón de la soberanía nacional, en el Congreso, la vicepresidenta aún remató: "Y si quieren mi opinión, de la crisis saldremos todos los países de la Unión Europea juntos, y mucho antes si lo hacemos todos los españoles juntos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation