Menú

Montilla defiende a Rubianes, el de la “puta España”

Lo defendió con la excusa de "proyectar la cultura catalana por el mundo" después de que éste dijera que "se vaya a la mierda la puta España".

0
Lo defendió con la excusa de "proyectar la cultura catalana por el mundo" después de que éste dijera que "se vaya a la mierda la puta España".
Portada de LD el 9 de septiembre de 2006 | LD

Tal día como hoy, el 12 de septiembre, pero de 2006, Libertad Digital contaba en su portada que el candidato a la presidencia de la Generalidad, "José Montilla incluye una defensa de Pepe Rubianes en la presentación de su proyecto de gobierno". Ante más de 650 personas, el candidato del PSC abogó por ofrecer "proyección de la cultura catalana por el mundo. Y todo el mundo incluye Madrid. Y la cultura catalana incluye a Pepe Rubianes", fallecido a causa de un cáncer de pulmón el 1 de mayo de 2009.

El gran mérito que había hecho el actor y director gallego fue hablar de España en un programa del canal catalán TV3. Y lo hizo en estos términos: "Que se metan a España en el puto culo a ver si les explotan los huevos". "Ojalá les exploten los cojones y vayan al cielo sus cojones". "Se vaya a la mierda la puta España". A pesar de que estas afirmaciones contaron con las carcajadas de los asistentes, no les hicieron gracia a todo el mundo.

La Fundación DENAES presentó una querella contra Rubianes, la admitió el juzgado y la Fiscalía formuló el escrito acusando al artista de "ultrajes a España" e imponiéndole una multa de 21.900 euros durante un año con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago. Además, en julio de 2008 fue imputado por "incitación al odio".

Ayer se pudo ver que Rubianes no es el único que piensa así de España. Centenares de miles de personas, con el Gobierno catalán a la cabeza, se echaron a las calles de Barcelona en la marcha independentista con motivo de la Diada. En dicha manifestación se escucharon gritos de "independencia" o "español el que no vote". Al margen de este desafío separatista, también se produjo una manifestación, ésta de la izquierda más radical, en la que se quemaron banderas de España, Francia y Europa.

Por suerte o por desgracia, la Generalidad ya no la dirige Montilla, ese gran catalanista, hijo de Iznájar (Córdoba). Sí, el que enarbolaba la proyección cultural catalana de la mano de Rubianes, el otro gran catalanista de Villagarcía de Arosa (Pontevedra). De ser así, tal vez se plantearía incluir en su programa de gobierno una defensa de estos manifestantes en favor de la cultura catalana.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios