Menú

Los comerciantes del centro de Madrid, "hartos" de las manifestaciones

La profusión de manifestaciones en el centro de la capital durante los últimos meses está colmando la paciencia de los comerciantes.

34

Desde el 15-M, y en especial a partir de las elecciones, silbatos, pancartas y proclamas forman parte del día a día de la capital de España. En Madrid se han producido casi 2.200 manifestaciones en lo que va de año. La gran mayoría empiezan, pasan o acaban en el centro de la ciudad, concretamente en el triángulo que forman la Puerta del Sol, Cibeles y la Plaza de Neptuno, para lograr una mayor repercusión en las protestas.

Esa profusión de concentraciones está haciendo que quienes viven y trabajan en esta zona sufran, casi a diario, las molestas consecuencias de la aglomeración de manifestantes. Entre los comerciantes cunde la indignación y se declaran hartos de una situación que ven insostenible. "Que se repartan las manifestaciones, que Madrid es muy grande", reclaman.

Un ejemplo es el caso de José María, el encargado del bar "El Fandi". El hostelero asegura que de ganar 400 euros un sábado han pasado a 24 euros. Mientras Ángel, el dueño del comercio "Vacas", cifra las pérdidas en un 50 por ciento. Según el empresario, cuando hay protestas sus proveedores no pueden pasar a la zona. Un día tuvo que ir al Paseo del Prado a por pan.

Carmen, encargada de "La ancha", cuenta que sus pérdidas son del 30 por ciento y que su clientela ha dejado de ir al restaurante por las complicaciones para pasar a la zona. Otro empresario, Alfonso, dueño del bar "Casa Manolo", explica que el 25-S se vio obligado a cerrar. El hostelero cree que "tanta protesta" no da la "imagen más ideal de nuestro país". Lo mismo opina el encargado de la cafetería "Faborit". "La Marca España se debilita, es la imagen que damos fuera, es la imagen que nosotros ofrecemos al exterior. Un turista que viene con total tranquilidad se va a ver afectado en el momento de caminar por Madrid", lamenta.

También los turistas creen en su mayoría que las protestas dañan la imagen de Madrid. Algunos contaban a LD que las manifestaciones "van a arruinar" la imagen de España. No hay que olvidar que muchas de las protestas que se celebran en los alrededores de Sol son ilegales o terminan con violencia, y que esta última imagen es la que termina abriendo diarios internacionales. Pero también hay quien ve las manifestaciones como un atractivo turístico más.

El debate sobre los límites en el derecho de manifestación seguirá abierto porque como dijo Cristina Cifuentes, la delegada de gobierno en Madrid, " este otoño será caliente".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios