Menú

El exinspector de los ERE declara contra la instrucción de la juez Alaya

Presenta a los empresarios extorsionados como cómplices.

2

Nueva siembra de dudas en el caso Mercasevilla a pesar de lo clara que es la cinta magnetofónica grabada por los empresarios extorsionados a sus extorsionadores. Si hace dos días se inyectó la sospecha sobre los empresarios denunciantes aludiendo a que tal vez tenían acuerdo con los altos cargos socialistas hasta que algo se "rompió", ayer fue el inspector de Policía que dirigió la investigación hasta que fue relevado por la Guardia Civil por orden de la juez Alaya, quien esparció dudas sobre la instrucción de la juez Alaya. Y eso es lo que destaca El País

El inspector manifestó que el caso estaba dirigido por "criterios judiciales" y no "policiales". Según el periódico de Prisa, el policía, pues, achacó a la juez Mercedes Alaya que la investigación no se culminara como debió haberse hecho, ya que había indicios y él tenía el "convencimiento" de que existía un acuerdo entre los empresarios denunciantes de La Raza y los exdirectivos Fernando Mellet y Daniel Ponce para el pago de una comisión ilegal. Los empresarios han negado cualquier connivencia con los acusados en sus comparecencias.

Recuerden que la juez Alaya quitó a este policía la investigación de los ERE fraudulentos en junio de 2011 para entregársela a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Alaya justificó que este cambio de manos se debía a que la UCO tenía más medios que los ocho policías dedicados al caso, un agravio comparativo sin precedentes. Por lo visto, hasta el presidente de la Sala, el juez Ángel Márquez, no dio crédito a lo que sus oídos estaban oyendo dado que la versión del policía encajaba perfectamente con el testimonio del socialista y conseguidor Juan Lanzas, realizada el día anterior.

Es decir, este policía tenía la idea de que los empresarios de La Raza, Pedro Sánchez y José Ignacio de Rojas, habrían aceptado en un principio abonar las comisiones ilegales y que pidieron los 300.000 euros de mordida a un banco. Pero luego, agobiado por el fiscal dijo: "Creo que no era cierto".

Incluso el Juez tuvo que intervenir por la frivolidad del policía. En un momento, éste dijo: "Lo que parecía evidente al principio luego no es tan evidente", dijo sobre la investigación el policía. Y el juez Márquez intervino diciendo: "¿Esta contestación a qué viene? ¿A qué viene decir que no se han dado cuenta de todo lo que verificaron? No parece serio".

Las dudas sembradas ayer por la instrucción policial pueden tener repercusiones sobre la tipificación del delito, finalmente cohecho, y cuya condena podría costarle a los acusados inhabilitación y 950.000 euros de multa. El policía dijo que al comienzo "no sabíamos de una extorsión, una estafa o una simple negociación". "Llegué a pensar que se trataba de un acuerdo o compromiso de voluntades" entre los hosteleros y los exdirectivos.

El responsable de la Policía Judicial de Sevilla dijo que el exdirector general de Mercasevilla,  Fernando Mellet, aseguró que fue el exdelegado provincial de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas,  quien le "encargó" solicitar una comisión ilegal de 300.000 euros a los empresarios del Grupo La Raza, aunque ha dicho que "no hay dato objetivo que sostenga" esa versión. En su declaración policial, Fernando Mellet aseguró que "la idea" de solicitar la presunta comisión ilegal "fue de Rivas", aunque "no dio detalles del encargo" y únicamente "insinuó" que había sido a través de una conversación telefónica.

Al policía le sorprendió que mencionara a Rivas sin dar más datos lo que "me hizo dudar de la verosimilitud" de sus declaraciones sembrando más dudas acerca de que Rivas estuviera realmente implicado en la petición de la mordida.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation