Menú

La verdadera cara de Otegi en la calle y en los vis a vis

Sin mostrar arrepentimiento ninguno y en una grabación desde la cárcel, Otegi llama a "tomar las calles" del País Vasco.

2

El exportavoz proetarra Arnaldo Otegi ha intervenido este fin de semana, mediante una grabación, en un mitin de EH Bildu, en la que ha afirmado sentirse confiado en la victoria y en las aspiraciones independentistas del País Vasco, al tiempo que ha llamado a "vaciar las cárceles" y ocupar la calle.

La voz de Otegi se escuchó en el acto organizado por EH Bildu en el BEC de Baracaldo (Vizcaya), donde se corearon gritos a favor de la independencia y en demanda del acercamiento de presos y la amnistía, seculares reclamaciones de la organización terrorista ETA y la ilegalizada Batasuna-ETA.

Tras varios actos lúdicos, la presentadora recordó que hace tres años que detuvieron a Arnaldo Otegi, una de las caras visibles y altavoces de la organización ilegalizada y dió  paso a una grabación obtenida en la cárcel de Logroño, donde Arnaldo Otegi cumple condena por intentar reconstruir Batasuna en el marco del caso Bateragune.

En el audio, que se escuchó mientras había una imagen suya sobre el escenario, Otegi se refería en primer lugar a la situación de crisis económica y subrayó que "el Estado español está débil", lo que, a su entender, hace que el modelo autonómico esté "muerto" y "superado". Un argumento, éste, que ahora el nacionalismo catalán también esgrime para sostener su exigencia de independencia del Estado español.

Otegi instó a "vaciar las cárceles y ocupar las calles en defensa de nuestros derechos" para combatir "a los enemigos de la paz". "Esa debe ser nuestra consigna", ha añadido. Con acento "catalán y bolivariano", opinó que el independentismo en el País Vasco está ante una oportunidad para asumir la "soberanía económica y política", poniendo como modelo el caso de Escocia, donde el Gobierno británico ha permitido la celebración de un referéndum de autodeterminación en 2014. Ahora, le han prohibido los vis a vis con su mujer en la cárcel.

Estas palabras las pronuncia un Arnaldo Otegi que llegó a decir que las autoridades del centro penitenciario de Ciudad Real, donde cumplió condena por el secuestro de Luis Abaitua, eran unos psicópatas porque cuando telefoneaba desde la cárcel a su hijo Hodei, "yo hablaba con mi hijo en euskera y me dijeron que o hablaba en castellano o no podía continuar. Ése es el momento en el que tienes al otro lado del teléfono a tu hijo y decides que no hablas en castellano, entre otras cosas porque no te entiende".

Otra prueba de la "psicopatía del director de aquel centro" la constituía, para Otegi, que aquel director, accedió a sus deseos de comprar una tarta con motivo de su cumpleaños, como había pedido. Además, las autoridades de la prisión finalmente también dieron su visto bueno —siempre según sus propias palabras— a que un preso común le visitara, como había solicitado, para llevarse la tarta y compartirla con el resto de convictos, pese a que estaba en régimen de aislamiento.

En aquel momento, Otegi estaba cumpliendo condena por el secuestro de Luis Abaitua Palacios, a quien privó de libertad durante 10 días a punta de pistola y mantuvo en una antigua cárcel abandonada en Elgoibar, encerrado, sin poder ver la luz del sol. Además, había participado en el intento de secuestro y tentativa de asesinato de Gabriel Cisneros y en el secuetro de Javier Rupérez, entre otras acciones terroristas.

Ésta es la verdadera cara de Arnaldo Otegi, el mismo que ordenó seguimientos y fijó objetivos de ETA, siempre cumpliendo las órdenes de los mandos de ETA. Un terrorista fiel a los dictados de la banda que apostó por la violencia terrorista hasta que ésta se interpuso entre su libertad y prosperidad económica y la cárcel. Ahora, entre rejas, trata de limpiar su imagen.

Además de su trayectoria en ETA, Otegi tiene en su historial alguna contribución al debate sobre la identidad. Por ejemplo el que expresaba el 29 de mayo de 1999, en una entrevista con la periodista de El Periódico de Cataluña Salomé García: "Pregunta: El hijo de un guardia civil nacido en Euskadi ¿es tan vasco como usted? Respuesta: Esa pregunta no me la había hecho nunca. Si no trabaja de guardia civil, podría entenderse, pero habría que estudiarlo detenidamente".

Nada nuevo en los argumentos de Arnaldo Otegi, un terrorista que estuvo 17 años al servicio de la banda terrorista ETA y que nunca en su vida ha mostrado arrepentimiento o renuncia a su pasado como terrorista de la banda, o a la tradición de muerte y extorsión del aparato terrorista de ETA. Una organización que en su primer discurso como portavoz de la dirección nacional de KAS, calificó como la "admirable y única organización que ha liderado este movimiento hacia la libertad ha sido Euskadi Ta Askatasuna (ETA)"

Ahora, en su discurso grabado desde la cárcel Otegi, intercala el euskera y el castellano. Otegi habla con cierta soltura la lengua cooficial vasca, aunque no la domina del todo, según quienes mejor le conocen, como seguramente tampoco buena parte de quienes le escuchaban en el BEC de Barakaldo.

"Sonreíd porque vamos a luchar. Sonreíd porque vamos a ganar. En el patio de (la cárcel de) Logroño tenemos mayoría absoluta", ha concluido.

Otegi mantiene una campaña mediática desde que EH-Bildu le dejó al margen con el nombramiento de Laura Mintegi –algo que sentó muy mal al líder batasuno en prisión- como candidata a Lehendakari en los próximos comicios. Con sus propios medios y la ayuda de otros como Gara, está tratando de ocultar su pasado terrorista. El diario Gara ha editado un libro de entrevistas en las que Otegi dice pedir "disculpas" por si alguna de sus declaraciones ha podido molestar a las víctimas del terrorismo, pero no renuncia a su pasado como terrorista ni al bagaje asesino de la banda terrorista, con cerca de 1.000 víctimas a sus espaldas. Más aún. A lo largo de los años en su trayectoria como terrorista, miembro de la dirección nacional de KAS, y portavoz de Batasuna-ETA, Arnaldo Otegi ha enarbolado con orgullo el legado de terror de ETA como una herramienta necesaria para que el "proceso" alcanzara el punto en el que nos encontramos.

Tras sus palabras, intervenía la candidata a lehendakari de EH Bildu, Laura Mintegi, quien agradeció a Otegi sus palabras y se mostró igualmente confiada en el triunfo en las urnas respondiéndole en euskera: "Irabastera goaz, nozki" (vamos a ganar, por supuesto)". No obstante, Laura Mintegi ya renegó de Otegi, de quien dijo en una entrevista que había sido un "buen líder" pero no sería "un buen lehendakari".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios