Menú

'El Mundo' y 'La Gaceta' desenmascaran a' El País'

La prensa cuenta cómo el Rey intenta hacer las paces con Mas y éste le responde con una nueva bofetada.

0

El Mundo: "Mas replica al Rey: Cataluña y España sumarán por separado". Pedro J. pide "actuar" ya contra Mas por su "actitud desdeñosa". Encima tuvo "la desfachatez de tapar su fotografía". Pues nada, oye, que a poner la otra mejilla. No sabe Pedro J. si la "estrategia de Zarzuela" con el discurso de "perfil bajo igual que el Gobierno" es para "resaltar por contraste el fanatismo de los independentistas y al mismo tiempo no alentar su victimismo". Puede, puede, pero a mí me da que ni uno ni otro tienen ni pajolera idea de qué puñetas hacer con este hombre.

Pedro J. se pilló un cabreo monumental el pasado domingo con la película que se montó El País de policías anónimos y reuniones extrañas para defender a los Pujol "¿Por qué?", a qué viene tanto interés, se preguntaba el director de El Mundo. Así que Eduardo Inda y Esteban Urreizieta se han puesto a husmear un poco. "Oleguer Pujol controla la sociedad que compró a Prisa sus inmuebles". Pedro J. cree que a lo mejor El País debería informar a sus lectores, no vaya a ser que "algún malpensado crea que esa venta y esta renta han engrasado también la impunidad de la cúpula de CiU y algún que otro seminario Cataluña-España".

También a La Gaceta le ha dado por indagar este asunto tan rarito. "Prisa-Pujol. Los negocios que les unen. La clave de por qué la izquierda mediática protege la corrupción en Cataluña". "El diario El País sorprendió a los lectores el pasado domingo con un vehemente ataque a los policías que investigan la corrupción de CiU. Hoy, La Gaceta desvela la explicación a aquella extraña portada: Oleguer Pujol Ferrusola fue presidente de la promotora que adquirió inmuebles emblemáticos de Prisa por 300 millones de euros. Verde... y con asas".

El discurso del Rey no ha gustado nada a Intereconomía. Pero nada. "Un discurso decepcionante". Y es que consideran que eso que nos contó de la "política grande" se traduce en "si hay un problema en Cataluña, tiene que resolverse con negociación. Lo cual es un loable deseo, pero pasa por alto el hecho de que tal vez una parte no está dispuesta a negociar cual es exactamente la posición de Mas". Así que, hijo mío, a ver si te caes del guindo porque "cuando la política no puede ser negociación, entonces ha de ser otra cosa: decisión". Y dejémonos de zarandajas.

El País insiste en la pulcritud de sus protegidos y considera que los que denuncian las corruptelas de los políticos catalanes están "rastreando el pasado", que ya son ganas, el pasado, pasado está, caramba. "Los informes anónimos contra políticos catalanes recogen asuntos de hace 20 años", así que pelillos a la mar, dice José Manuel Romero apoyándose siempre en fuentes anónimas.

Prisa le echa una manita al Rey. "De Botsuana a Cádiz: ocho meses para recuperar el crédito", dice. Y el mensaje les pareció la releche, "una clara y vigorosa reivindicación de la política". Por lo tanto, "obvio resulta decir que tan buenos consejos deberían ser atendidos por gobierno y oposición".

ABC está negro con "la descortesía de Mas" por "tapar una foto del Rey y asegurar que no había seguido su discurso", y les parece que el Rey ha dado en el clavo. El Rey "acierta a reflejar con prudencia y mesura las preocupaciones de los españoles". Abordó "sin rodeos los grandes problemas" de la crisis, pero "sin menciones expresas" a lo de Cataluña. Destaca la columna de Melchor Miralles contando lo dolido y estupefacto que está con Rajoy. "Han incumplido y, y por lo tanto, ha engañado a todos en materia fiscal de modo insoportable", pero eso sí, "en materia de regeneración democrática no ha dado casi ninguno de los pasos  que se esperaban". Vamos, que "nos ha impuesto sacrificios máximos a los ciudadanos y sigue pendiente reformar lo suyo, la administración", que lo mío no me lo toquen que queda muy poquito. Pero lo que le ha dejado con cara de tonto integral es "la decisión de dejar en manos de los partidos el Poder Judicial. Hay que tener poca o ninguna vergüenza. Así de sencillo". Al pobre Miralles le ha quedado clarísima una cosa. "Poder tienen. Mucho. Palabra, ninguna. Decencia, poca". Consuélate, hombre, seguro que no eres el único.

La Razón destaca "la batasunización de Artur Mas", que "menosprecia el discurso del Rey después de tapar al retrato del monarca, como hiciera el alcalde de San Sebastián, de Bildu". Sobre el discurso de don Juan Carlos solo caben elogios que se resumen en el titular del editorial. "Un discurso ejemplar", así que, qué les voy a decir. Alfonso Merlos da un puñetazo encima de la mesa, que ya le han hinchado las narices, que ya está bien, hombre. "No. Ya es imposible permanecer en actitud silente o apaciguadora. Dos no se entienden si uno no tiene voluntad de llegar a puntos de encuentros", y hasta aquí hemos llegado. "Estamos ante un macarra disfrazado de político (...) un iluminado en el ejercicio del poder, y por descontado, un sujeto peligroso". Porque "si estuviésemos simplemente ante ese fanfarrón, con un palillo entre los dientes, que acodado en la esquina de la barra de un bar desafía como un cafre a quien le viene en gana y cuando le viene en gana", bueno, otro gallo cantaría. Pero qué va, "en su deliro, Mas está dispuesto a estampar una piragua llena de desarrapados contra un portaaviones bien pertrechado para defenderse". Y aunque "no se trata de hundir a cañonazos a estos pobres hombres" tampoco vamos a "dejarnos amedrentar por sus cutres escaramuzas". Así que venga, ya está bien de hacer el pringao, viene a decir tras su desahogo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD