Menú

Los atropellos son la segunda causa de siniestralidad en autovías

Tráfico moverá algunos radares, pero no disminuirá su número. El número de muertos a 24 horas baja un 12 por ciento en 2012.

7

Un año más, el número de víctimas de tráfico se ha reducido. En 2012, fallecieron en las carreteras 1.304 personas, lo que representa un 12 por ciento menos que en 2011, cuando 180 personas más, 1.484, se dejaron la vida en las vías interurbanas españolas, según los datos facilitados por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y la directora general de Tráfico, María Seguí.

Estas cifras se refieren a personas que perdieron su vida 24 horas después de producirse el accidente, las únicas que se pueden conocer tan sólo dos días después del cambio de año. Quedan pendiente de conocerse entonces las más exactas, la de fallecidos un mes después de producirse en accidente y que, lógicamente, no podrán ser hechas públicas como muy pronto hasta el próximo mes de febrero.

En el año que ahora se cierra, y siempre con el criterio de muertes a 24 horas, en las carreteras españolas hubo 1.179 accidentes mortales, en los que hubo los ya mencionados 1.304 fallecidos y 6.161 heridos graves. El 77 por ciento de esas muertes se han producido en carreteras convencionales, en las que Interior reducirá el límite de velocidad en primavera, y sólo el 23 por ciento restante en autovías y autopistas, donde se estudia un posible aumento del límite de velocidad.

Exactamente, en 2012 se produjeron 1.022 accidentes con víctimas mortales en las carreteras convencionales, un 12 por ciento menos que en 2011. Las principales causas de estos siniestros fueron la salida del vehículo de la vía (441, el 43 por ciento de los accidentes), la colisión frontal (201, el 20 por ciento) y la colisión fronto-lateral (181, el 18 por ciento).

Por su parte, en las autovías se produjeron 223 accidentes con víctimas mortales –un 14 por ciento menos que en 2011– y en las autopistas 59 siniestros –un 1 por ciento menos–. Las causas principales fueron la salida de vía del vehículo (141, el 50 por ciento de los accidentes), el atropello de un peatón (45, el 16 por ciento) y la colisión múltiple y por alcance (40, el 14 por ciento).

Por grupos de edad, el mayor número de fallecidos se encuentra en la franja de mayores de 65 años, con 270 víctimas. Le siguen la horquilla de edad entre 35 y 44 años, con 262 fallecidos, y la que va de los 45 a los 54 años, con 215 muertos. A continuación los conductores de 25 a 34, con 210 fallecidos, y la franja de edad que va desde los 55 a los 64 años, con 153 muertes.

Los dos grupos con menos fallecidos en accidente de tráfico corresponden a los que van desde los 15 a los 24 años, con 145 muertes, y el que computa a las personas con hasta catorce años, con tan sólo 39 fallecidos.

En cuanto a la hora del día, entre las 7 de la mañana y las 8 de la tarde se producen el 68 por ciento de todos los accidentes, por lo tanto en horas mayoritariamente diurnas. En este año 2012 han descendido los fallecidos en todas las franjas horarios, siendo la comprendida entre las 20.00 horas a 23.59 y las 00.00 horas a 6.59h. en las que se producen los descensos más importantes que se cifran en un 21 por ciento.

Sin reducción de radares

La disminución en el número de accidentes no hará disminuir el número de radares que hay instalados en las carreteras españolas, según aseguró la directora de la Dirección General de Tráfico, aunque sí avanzó que algunos de los ubicados en las vías de gran capacidad serán desplazados hasta las carreteras convencionales.

Seguí negó que hubiese un afán recaudatorio en las instalación de radares en autovía y autopistas, donde se encuentran la inmensa mayoría, pese a que las vías con mayor siniestralidad sean las convencionales, donde se encuentran situados un número reducidísimo de radares de la DGT, al tiempo que consideró "desproporcionado" decir que en las carreteras españolas hay un número "desproporcionado" de radares.

Precisamente, según los datos facilitados por Interior, el número de vehículos que circuló con exceso de velocidad por las autovías y autopistas fue del 5 por ciento (datos hasta el mes de octubre), mientras que los que circulaban con exceso de velocidad por carreteras convencionales ascendió hasta el 10 por ciento (datos hasta el mes de octubre).

En lo que a controles de drogas a los conductores se refiere, Fernández Díaz anunció que a partir de ahora se "universalizarán y se harán con carácter aleatorio", sin estar ligados a la prueba de alcoholemia, una vez que han superado una etapa de prueba de varios meses. Según dijo, hasta el pasado mes de octubre, se realizaron 4.206 pruebas, en las que 2.528 conductores (60 por ciento) han dado positivo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios