Menú

Aguirre sacude a los "intelectuales" y 'El País' esconde a MAFO

El Rey, con muletas o sin ellas, es el gran protagonista de las portadas de la prensa este lunes, en la que ocupa titulares y portadas.

0

Una fuerte barrera, en este caso ortopédica, divide a la prensa en este lunes semifestivo que no lo es en toda España: la de los periódicos que sacan al Rey con muletas y los que prefieren cortar plano o aprovechar el momento en el que se sentaba en una silla.

Al primero de estos grupos pertenece El Mundo, que abre su portada con una imagen de toda la Familia Real y un cariacontecido monarca. El titular, en cambio es para Morenés y "las 'absurdas provocaciones' del separatismo".

En el interior, Federico Jiménez Losantos habla de la monarquía, los cortesanos y, sobre todo, de la "plétora de cortesanías". Se menciona, cómo no, la "dizque entrevista" que ha venido "a confirmar lo que el mensaje navideño dejaba traslucir: que el Rey se apoya sólo en su quinta, nutrida pero menguante".

En El País también nos sacan al Rey enmuletado, en este caso con una peculiar composición para poder enseñar todo el maltrecho cuerpo del monarca, justo en el momento en el que saluda a Rajoy.

Sin embargo, el titular se dedica a la desastrosa gestión del Banco de España que tantos han denunciado ya y que ahora parece que ha dejado de agradar al periódico de Prisa: "El BdeE alteraba las conclusiones de la inspección". ¿Y quién dentro de la institución puede tener la culpa de algo tan grave? Pues no lo sabemos, ya que en el cuerpo de la larga noticia el único nombre que vemos es el de Luis Linde, actual director de la institución, pero no el de Miguel Ángel Fernández Ordoñez, el primer gobernador del Banco en toda la historia con carnet de un partido político, concretamente del PSOE, que fue nombrado con Zapatero.

En la imagen sí sale Fernández Ordóñez, pero acompañado de Rato, eso sí, que es el que hoy en día tiene la culpa de todo.

En ABC, como no podía ser de otra forma, la imagen real trata de eludir lo peor y nos presenta a un Rey que hace el saludo militar junto a su hijo y a cierta distancia de la Reina. La muleta, en sombra y más disimulada, pero visible; el gesto sereno, pero el cuerpo visiblemente maltrecho.

En páginas interiores toca, como todos los lunes, artículo de Esperanza Aguirre que en esta ocasión está dedicado a aquello de los "intelectuales de derecha" de Alberto San Juan. Le sacude la expresidenta a la tropa progre de la forma inmisericorde que cabría esperar: "Esos 'intelectuales' han mantenido siempre una obediencia ciega a los establecido por los mandarines y gurúes de la izquierda, que se comportan como inquisidores de la secta cuasi religiosa del progresismo". Porque a estos "intelectuales", como bien dice Aguirre, "lo que les caracteriza es la obediencia, bien remunerada, eso sí, pero obediencia".

En La Razón se elige un primer plano de Juan Carlos I con la mano sobre la sien en gesto militar, pero pese a los esfuerzos monárquicos de Marhuenda una descomunal papada, cuasi paquidérmica, transmite toda la información necesaria sobre la salud de Su Majestad.

No se pierdan en páginas interiores el artículo de César Vidal con una interesante comparación entre el KKK y Bildu-Batasuna-ETA y un deseo: "Esperemos que esta vez, para que impere la libertad, no haya que esperar como en el Sur profundo todo un siglo".

La Gaceta se permite la originalidad de pasar casi olímpicamente del Rey y dedicar la portada a Durán y Lleida a cuenta del juicio que a partir de este lunes afronta su partido: "La U de CiU, en el banquillo" es el gran titular.

El editorial está dedicado a la Pascual Militar y habla de las palabras de Morenés que interpreta como "un modo indirecto de que conste en acta que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil son conscientes de la situación y sólo esperan una orden para actuar", dice, "siempre en estricta obediencia al poder civil", aclara para nuestro alivio. El texto concluye que "hay descontentos" pero es imposible "cualquier riesgo de 'ruido de sables'". Menos mal, porque eso es, casi, lo único que nos faltaba.

En España

    0
    comentarios

    Servicios