Menú

La Policía investiga si Sortu y Bildu financian a ETA

La investigación serviría como indicio para instar la ilegalización de estas formaciones. Los investigadores temen un atentado de la banda.

0

La Policía y la Guardia Civil investigan, de forma "exhaustiva", las fuentes de financiación de las que dispone actualmente la banda terrorista ETA para la manutención de los miembros de la organización en la clandestinidad y si alguna de ellas procede de Sortu, Bildu o Amaiur.

Con este objetivo, los investigadores están intentando averiguar si, a pesar del alto el fuego, la banda sigue extorsionando a empresarios, profesionales, entidades bancarias y partidos vascos mediante el chantaje o el mal llamado impuesto revolucionario. Además, investiga si Bildu, Sortu o Amaiur están destinando alguna partida de sus presupuestos a esos fines.

El resultado de esta investigación, que presenta "no pocas dificultades", serviría como indicio para instar una eventual ilegalización de estas formaciones, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Este mismo lunes, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, advirtió de que se están recabando datos para, "en un momento determinado", poder solicitar la ilegalización de Sortu, teniendo en cuenta la intervención de miembros de esta formación en actos de homenaje al dirigente etarra fallecido Francisco Javier López Peña, Thierry, que pudieran ser constitutivos de enaltecimiento del terrorismo. Además, acusó de colaboración con banda armada a dos de los mandos policiales del caso Faisán.

Las fuentes consultadas por Efe creen que, por el momento, no se va a pedir esa ilegalización, aunque aseguran que es cierto que se está recabando información al respecto, y han manifestado su preocupación por la parálisis en la que se encuentra el proceso para que el fin de ETA culmine con el abandono de las armas.

En su opinión, se ha llegado a una especie de punto muerto, ya que ETA quiere que antes se produzca algún gesto hacia los presos de la organización, lo que la banda denomina como "el frente de makos". Los terroristas exigen un indulto como el que en su día se hizo con los presos de ETA político-militar. Claro que, si los llamados "polimilis" no tenían delitos de sangre, los asesinos etarras en prisión actualmente sí los tienen.

Esta situación de no retorno hace a los investigadores temer que ETA quiera romper la parálisis con un atentado, eso sí, sin víctimas, o bien que se produzca una escisión. Ese temor tiene su base en las últimas detenciones de etarras, algunos de los cuáles han sido arrestados con armas y explosivos, como ocurrió el pasado mes de febrero con los presuntos miembros de ETA Oier Ibarguren Sarasola y Montxo Arkaiz Varea Echevarría.

Ambos, detenidos en Francia, están supuestamente encuadrados en la estructura encargada de custodiar el arsenal de armas y explosivos que la banda mantiene en el país galo. De hecho, en el juicio a diez etarras en París el pasado marzo, entre otros al ex jefe militar Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, un representante de la Policía antiterrorista francesa advirtió de que ETA dispone aún en ese país de muchas armas y explosivos para cometer atentados.

Teniendo en cuenta las reservas acumuladas de robos que ha realizado, en particular de polvo de aluminio, ETA "tiene capacidad" para confeccionar y utilizar "artefactos explosivos", destacó el comandante de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) Laurent Hury.

Preguntado por la abogada de los acusados sobre las informaciones que hablan de negociaciones para un posible desarme, el oficial antiterrorista respondió: "Eso, por ahora, no son más que rumores. Nosotros esperamos a que se materialice", e insistió en que la actividad clandestina de la organización terrorista no ha parado en Francia, donde se siguen constatando robos de coches.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD