Menú

Raúl y Cristiano Ronaldo silencian al Camp Nou

Los dos 'sietes' del Real Madrid han dejado huella en el estadio del eterno rival.

0
Los dos 'sietes' del Real Madrid han dejado huella en el estadio del eterno rival.
El 22 de abril de 2012 en LD.

Tal día como hoy, 22 de abril, pero de 2012, Libertad Digital contaba el tiempo que había pasado desde que Raúl González silenció al estadio azulgrana hasta que lo hizo Cristiano Ronaldo: "De Raúl a Cristiano, silenciando al Camp Nou".

Fue trece años después cuando ‘CR7’ se encumbró en el Camp Nou. El delantero del Real Madrid se exhibió en el campo del Barça firmando con un extraordinario gol que dio la victoria al Real Madrid y dejó la Liga prácticamente sentenciada, como se vio más adelante cuando el conjunto blanco alzó su 32 título.

Después de ser criticado en varias ocasiones por no ofrecer sus mejores actuaciones en el campo del máximo rival, Cristiano Ronaldo explotó. Tras marcar, se digirió a la grada pidiendo calma y se señaló el pecho, como diciendo "aquí estoy yo. Yo he marcado. Yo he ganado. Yo soy el mejor".

La imagen recordó aquella mítica de Raúl en la temporada 1999-2000 cuando el Barcelona llegaba como favorito después de conquistar dos títulos consecutivos aunque el Madrid amenazaba su trono. Como Cristiano, Raúl era el foco de todas las críticas por parte de los barcelonistas, pero a cuatro minutos del final marcó el definitivo 2-2 y su celebración se la dedicó al público culé llevándose el dedo a la boca y mandando callar a todo el estadio, que le respondió con una sonora pitada. Una imagen que, como la de Ronaldo, ha quedado para la historia del fútbol español.

Ronaldo volvió a repetir su celebración en el partido de Liga que el Madrid disputó en el Camp Nou. Marcó el 0-1 y de nuevo pidió tranquilidad a la afición del Barcelona. A continuación, volvió a señalarse el pecho reafirmado que "yo soy el mejor". El Barça consiguió remontar el encuentro con dos goles de Messi y Cristiano firmó el empate definitivo volviendo a señalarse el pecho.

En silencio también dejó a los seguidores azulgranas en la final de la Copa del Rey cuando en el minuto 103 de la prórroga marcó de cabeza el gol que dio el título al conjunto blanco. Entonces levantó el brazo y señaló al cielo con su dedo índice queriendo decir de nuevo que "yo soy el mejor".

Para el recuerdo queda, ya fuera de los ‘Clásicos’, la celebración del gol que marcó en marzo del año pasado frente al Osasuna. Un auténtico obús desde tres cuartos de campo que sorprendió al portero. Para celebrarlo, se recogió el pantalón y señaló su muslo para remarcar la potencia que le había impreso al balón. El gesto fue interpretado como una provocación a un público que no había parado de pitarle e insultarle. Ronaldo dijo posteriormente que "era una broma con Adán".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios