Menú

Gallardón dice que "jamás" se podrá abortar por discapacidad

La reforma de la ley del aborto, de la que todavía se desconocen sus detalles, ha sido protagonista en la sesión de control del Senado.

ld/agencias
52

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado este martes que el aborto "jamás" podrá ser por razón de la discapacidad de una "persona" porque eso significaría crear ciudadanos "de primera y de segunda", pero sí contempla los casos de malformación grave, como hasta ahora.

Con estas palabras ha respondido el titular de Justicia a la interpelación de la senadora de la Entesa Mónica Almiñana, quien ha asegurado que la reforma del aborto no es "necesaria", ni deseable y que tiene como única justificación la "obsesión" del Ejecutivo de acabar con el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad.

Gallardón ha reiterado que la ley actual, aprobada en 2010, "lesiona" la doctrina del Tribunal Constitucional y ha subrayado que la reforma que elabora su departamento no será un sistema de plazos "sino un sistema de indicaciones".

Ha sostenido que España está obligada a modificar su legislación en función de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, porque "un discapacitado -ha dicho- no tiene peor derecho" que una persona que no lo es.

"Por lo tanto, si hay interrupción del embarazo será por un motivo distinto, pero jamás podrá ser por razón de discapacidad de una persona porque eso significaría crear personas de primera y de segunda", ha destacado Gallardón.

La excepción, los casos de malformación grave

Pero el ministro, en su respuesta a la senadora socialista no ha descartado, sin embargo, otro tipo de supuestos. Concretamente, Almiñana ha planteado al ministro desde un punto de vista "médico y sanitario" las "consecuencias que tendría impedir abortar a las madres con fetos afectados de graves malformaciones", así como que tanto Kazajistán como Turquía amparan estos casos, estando así, en su opinión, "más avanzados" que España.

"No le voy a dar datos sobre estas enfermedades porque todas ellas generan gran sufrimiento tanto para el nacido como para los padres, pero me atrevo a preguntarle quién es usted, ni yo, ni nadie para obligar a convivir a miles de personas con la enfermedad y el sufrimiento o con la muerte prematura de los hijos", ha dicho a Gallardón.

En su réplica, el ministro le ha pedido seriedad. "No magnifique, no haga caricatura y no lleve un tema tan sensible como este a supuestos que, naturalmente, nada tienen que ver con aquellos a los que se refiere la Convención de Naciones Unidas (sobre derechos de las personas con discapacidad) y que, naturalmente, la legislación contemplará como ha contemplado siempre", ha dicho desde la tribuna.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios