Menú

El apunte 'Miguel Blesa' incluye pagos de hotel y alquileres para el PP

El PP admite en privado la "gran chapuza" pero enseña parte de sus cuentas para asegurar: Blesa sólo cobró 9.000 euros y antes de Caja Madrid.

37

El Partido Popular trató todo el día de intentar explicar la "gran chapuza" contable, en voz un alto cargo de la formación. Un "error" según el cual Miguel Blesa, hasta hace no mucho amigo de la casa y hoy desterrado al ostracismo, habría llegado a percibir de las arcas de la formación más de medio millón de euros -600.000, para ser exactos- en cuestiones de asesoramiento cuando ya era presidente de Caja Madrid.

Según la tesorera, Carmen Navarro, y los abogados de la formación, todo se trata de un garrafal desliz cuyo origen data de 1994. Entonces, Blesa no era responsable de la entidad y se le pidió, en efecto, asesoría extendiéndole a cambio un cheque de 9.000 euros. Luis Bárcenas, gerente en aquella época, elaboró un apunte contable con su nombre, si bien nunca más se le volvió a contratar, según la versión oficial.

¿Qué explica entonces la información publicada y el consecuente escándalo? Según un comunicado "urgente" remitido por el PP, y tras las preceptivas reuniones y estudios del servicio jurídico, porque "como consecuencia del pago del año 94, se creó un apunte contable con su nombre y con su correspondiente número, 410069. A partir de ese momento, en dicho apunte se fueron anotando saldos de distintos acreedores de todas las sedes del PP de España".

La documentación remitida al tribunal

Para fortalecer esta teoría, la dirección nacional asegura que en la información remitida al Tribunal de Cuentas aparece la totalidad de los proveedores que se incluyen en ese apunte que, por error, se imputó en exclusiva a Miguel Blesa "por ser el primero de los muchos nombres incluidos".

En efecto, según documentación a la que tuvo acceso este diario del 2005 -las fuentes consultadas afirman que así ocurre con el resto de años a partir del 94-, se comprueba que en el apunte "Miguel Blesa" se encuentran registradas cantidades económicas relativas a pagos de varias sedes del PP. En concreto, se señalan cuentas abiertas de las de Valencia, Salamanca, Segovia, Álava, Vizcaya y Murcia. Las razones son varias: desde abonos a particulaes, al alquiler de inmuebles o desembolsos a cadenas hoteleras. "Hoteles varios", se lee en el apartado del PP de Vizcaya, o "Pórtico Real" en el de Segovia.

El equipo jurídico estuvo toda la mañana de jueves analizando los papales antes de dar una versión de los hechos. Esto hizo que la publicación de Infolibre -"Miguel Blesa cobró medio millón de euros del PP mientras presidía Caja Madrid", titulaba- corriera como la pólvora en las redes sociales mientras Génova, hasta el comunicado hecho público poco antes de las dos, pareciera instalada en la duda.

Génova apunta a la Audiencia

Una bomba informativa que sacudió de nuevo al partido sólo dos días después de que José María Aznar hiciera una enmienda a la totalidad de las políticas del Gobierno. Precisamente por ello, en los círculos de poder se instaló, casi de inmediato, el debate sobre quién habría sido la mano negra de la filtración ya que Blesa es próximo del expresidente, y en consecuencia la noticia no le beneficiaba. Génova apuntó directamente a la Audiencia Nacional de la "filtración del sumario", y recordó que la ley obliga a que sea "secreta".

Según las fuentes consultadas, muy pocas personas tienen acceso a la información en cuestión, únicamente la tesorera y su equipo y personal de la Audiencia. "No veamos fantasmas donde no los hay", insistieron desde la dirección nacional. Desde el entorno del expresidente destacaron la rapidez del comunicado, mientras el PP negó tajante que el destape de "error" proviniera de su casa. "Desde luego, esta semana nos estamos luciendo", se lamentaban en privado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation