Menú

Orden de Rajoy de movilizar el PP pero sin candidato para las europeas

Rajoy quiere al PP al 100% de cara a las europeas, más tras los sondeos, pero se resiste a elegir candidato. Cañete e Istúriz despuntaron en Gandía.

55
Rajoy quiere al PP al 100% de cara a las europeas, más tras los sondeos, pero se resiste a elegir candidato. Cañete e Istúriz despuntaron en Gandía.
Rajoy, este domingo, con afiliados del PP de Argentina en Buenos Aires | Tarek

Hay consenso en el Gobierno y el PP a la hora de valorar las últimas encuestas: "Son terribles", en voz de un ministro consultado, más aún con los comicios europeos a la vuelta de la esquina. Si bien, oficialmente, se insiste en que se trata de una fotografía "del momento" tras unos meses en el que Luis Bárcenas ha monopolizado el debate político. Según esta lectura, poco a poco cambiará la tendencia gracias a la mejoría de la economía.

Mariano Rajoy marcó la hoja de ruta el pasado lunes con la mente puesta precisamente en las elecciones europeas de 2014, decisivas a la hora de marcar tendencia, según las propias fuentes consultadas. Su plan es convertir al PP en todos sus niveles en altavoz de los indicadores que auguran el final de la recesión. "Lo que se pregunta hoy la sociedad española es cuándo vamos a superar la crisis", asegura María Dolores de Cospedal avalando esta estrategia. También se seguirán aprobando reformas y se insistirá en que pronto se bajarán los impuestos.

El presidente considera que la economía es su única llave posible para continuar en el poder. Y es consciente de que las europeas son una prueba de fuego: "Es indudable que un batacazo nos lastraría para las autonómicas y locales, y después para las generales", reconocen en el Ejecutivo. Para Génova, el escenario más terrible de todos sería el que este domingo pronostica El País: que el PSOE pudiera superar al PP en las urnas. Por el contrario, el retroceso de votos lo dan por descontado así como una subida importante de las formaciones minoritarias. Como ejemplo, la Comunidad Valenciana -otrora gran caladero de votos- y que ofrece un panorama "muy complicado", según las encuestas internas.

Dada la orden por Rajoy, los populares empezaron a calentar motores esta semana en su tardía escuela de verano, celebrada durante tres días en Gandía. Desde la secretaria general a varios ministros pusieron el acento en la importancia de las europeas y en la necesidad de un partido "unido", "fuerte" y que salga a la calle. "Tenemos la suerte de contar en España con un presidente que puede pasear por todo el mundo defendiendo el interés de España con la cabeza muy alta. Hoy, a diferencia del pasado, si se encuentra con Barack Obama nos da la enhorabuena", quiso levantar el ánimo Cospedal.

Los posibles candidatos

Precisamente, en dicho cónclave y en una mesa centrada exclusivamente en Europa, Miguel Arias Cañate -con basto conocimiento de las instituciones comunitarias- exigió que en las listas del PP vayan "los fuera de serie" porque España "se juega mucho". Un mensaje que, de inmediato, centró más de un comentario, habida cuenta de que él es precisamente uno de los favoritos a encabezarla. "Estaría en su salsa", dicen incluso desde el PP.

En el mismo escenario, también encontró un hueco Antonio López Istúriz, cada vez con más predicamento en los círculos popular a tenor de su buen trabajo en Bruselas. "Creo que votar a opciones minoritarias al final lo que haría sería diluir el poder de España en las instituciones europeas", alertó como si ya estuviera de campaña. Génova cada vez le tiene más en cuenta, y ya es habitual en sus cónclaves, amén de que es el hombre de Rajoy en los congresos del PP europeo, en su papel de secretario general.

Quién no estuvo en Gandía fue Jaime Mayor Oreja, el anterior cabeza de cartel y hoy líder, pero distanciado con la cúpula. "¿Por qué no va a repetir? Rajoy no es amigo de muchos cambios y en el grupo nadie te dirá nada malo de él, al menos públicamente", era el diagnóstico de alguien que trabaja con el exministro. Si bien, cada vez participa menos en actos del partido -sí estuvo en el último Comité Ejecutivo- y en la dirección nacional reconocen el publicado distanciamiento.

Sin fecha para la Convención Nacional

Sea como fuere, el presidente parece no tener prisa, a pesar de las demoledoras encuestas que se podrían extrapolar a esos comicios. Su intención es presentar al candidato y el programa en la Convención Nacional, que tiene visos de retrasarse hasta primeros de 2014. Esto podría provocar una elección como la de hace cinco años, cuando se informó de Mayor sería candidato con un mensaje de texto en plenas fechas navideñas.

En el PP admiten que la designación del candidato "solo corresponde a Rajoy" podría retrasarse, pero no así la acción del partido. La orden está dada: hay que volver a salir a la calle y defender las medidas del Gobierno. Y existe otra consigna harta repetida: centrarse en la economía y evitar "el ruido", como el generado por Bárcenas, en palabras del propio presidente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation