Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La vida a cuerpo de rey de Manuel Pastrana a costa de la UGT

El exsecretario general de UGT-Andalucia vivía en una casa propiedad del sindicato, que hasta sufragaba las chapuzas domésticas.

109

Es sabido que Manuel Pastrana no pagó la casa en la que ha vivido desde el año 2000 en Sevilla ni sus electrodomésticos ni reparaciones iniciales porque se los pagó la UGT-Andalucía por orden de él mismo. Venía en calidad de liberado de la Diputación de Jaén y el PP de la provincia ha preguntado si sigue estando liberado como el actual secretario general, Francisco Fernández Sevilla, que siempre cobró su sueldo de la empresa pública Egmasa.

Además, la UGT andaluza le pagaba a Pastrana un sobresueldo de 3.000 euros al mes, más los gastos de locomoción y dietas comunes e irregulares de toda la Comisión Ejecutiva que ascendían a unos 900 euros mensuales, comidas reales y gastos aparte. Pero ahora sabemos que además el sindicato le pagó los arreglos de los daños de la casa que él mismo produjo y, por supuesto y entre otras cosas y además de un chófer, los gastos de inscripción del privado y selectísimo Club Antares de Sevilla. Dicho de modo directo, Pastrana ha vivido desde 2000 a cuerpo de rey.

En una nota interna de UGT se reconoce que parte de los arreglos de la casa de UGT que ocupaba Manuel Pastrana ascendían a 2.100 euros si bien, y ya que se dice "en parte" no hemos logrado saber el total de los gastos de reparaciones que tuvo que afrontar la organización sindical para solaz de su líder.

Las reparaciones en la casa de Pastrana en la calle Fernando Zóbel de Sevilla fueron numerosas, se hicieron en 2010 y hacen pensar que se hicieron con urgencia, sin descartar que hubiese habido otras reformas y reparaciones anteriores. Por ejemplo, es impensable que hubiera podido vivirse en dicha vivienda con el WC de la entrada roto o con el lavabo y la bañera del hijo atascados mucho tiempo. Lo de ajustar la luz de la TV en la habitación del matrimonio ya es de nivel. El total de las reparaciones sufragadas por UGT fueron:

  • 1 Cerradura en puerta garaje
  • 1 Cerradura en puerta hierro azotea
  • 1 Toma de T.V. con 15 mts de cable y 15 mts de regletas con 2 tomas de conexiones F
  • Arreglo de 2 mesas y 1 puerta
  • Arreglo de WC en baño de entrada
  • Arreglo de luces en baño de entrada
  • Colocar transformador en cocina
  • Colocación de 1 interruptor en la escalera
  • Ajustar luz de T.v. en habitación de matrimonio
  • Desatascar lavabo y bañera en la habitación del hijo
  • Pulir marco y premarco de Argenta para poder cerrar
  • Desmontar bide y entaponar.
  • Abrir hueco más grande para puerta de 72%
  • Colocación de puertas en las mismas
  • Colocación de una puerta nueva en parte de arriba en roble
  • Colocación de enchufe en escalera para ascensor sacándolo de caja central

Esta son los documentos que prueban la operación. Primero, la nota manuscrita a ojo de buen cubero para Manolo (es de suponer que Pastrana):

Posteriormente, una mirada más afinada dio como resultado el siguiente documento:

Y finalmente la nota de gastos pagada por caja, a cuenta, fue la siguiente:

El "Su total parcial" ascendió a 2.100 euros y el intermediario de la operación fue José Labrador. Este nombre es interesante porque aparece en otros documentos internos de la UGT, muy especialmente aquellos en los que se demostró que dinero en billetes había llegado a la organización teniendo que ser introducidos en bolsas de basura negras. Aunque en el argot ugetista se le conoce como Pepe El Carpintero, en realidad se llama José Labrador y se le mencionaba en estos emails:

Pastrana ni siquiera pagó los electrodomésticos

Manuel Pastrana, además, reconoció públicamente que UGT-Andalucía le había costeado la compra de electrodomésticos, las reformas y los suministros de la casa que ocupó en Sevilla a los dos años de ser elegido secretario general de la organización en el año 2000. Según él, dado que la organización sindical ejercía de "casera" como propietaria del adosado que disfrutaba en una urbanización de Sevilla Este, afrontaba los gastos corrientes que la inmensa mayoría de inquilinos tienen que pagar, como la luz y el agua. Pero además UGT adquirió la citada vivienda, un adosado de dos plantas y sótano con bodega, para que el propio Pastrana pudiera ocuparla, como contó ABC, por orden del propio Pastrana.

En realidad, fue el propio Pastrana quien autorizó que su organización gastara 38 millones de las antiguas pesetas (228.384 euros) para adquirir una vivienda unifamiliar en el año 2000, dos años después de que accediera a la secretaría general andaluza. En la escritura, en poder de Libertad Digital, se puede comprobar que la operación inmobiliaria se cerró el 13 de julio del año 2000. UGT-Andalucía, en calidad de comprador, adquirió a un matrimonio la casa adosada. La central sindical no fue ajena a la burbuja inmobiliaria y compró a un precio superior que los anteriores propietarios. Así lo recoge el documento notarial, en el que se detalla que los vendedores suscribieron un préstamo hipotecario por importe de 20.200.000 pesetas ( 121.404 euros) para la compra de la casa, que en el momento de la transmisión patrimonial tenía pendiente una liquidación casi similar, restándole unos 200 euros del crédito concedido.

En el acto notarial comparecieron como representantes de UGT-Andalucía la entonces secretaria de Organización, Araceli Cabañas,y Federico Fresneda, que por esas fechas era tesorero de la Comisión Ejecutiva, y hasta hace poco vicesecretario general de Administración y Recursos Humanos de la dirección sindical andaluza. La operación fue autorizada por la Ejecutiva en una reunión celebrada siete días antes de acudir a la notaría, según queda recogido en un certificado que se entregó en el momento de la compra.

En un segundo documento, Manuel Pastrana, como secretario general, otorga poderes para que la secretaria de organización y el tesorero actúen en representación del sindicato en el acto de compra de una vivienda unifamiliar que fue aprobada por la dirección del sindicato. La vivienda, propiedad del sindicato como reconoció Pastrana, y según los planos del año 2000, tenía cuatro dormitorios, dos baños, un aseo, salón, cocina, despacho, dos patios y un sótano con bodega y zona definida como bar.

Otras reformas

Desde que ha sido ocupada por Pastrana, todos los gastos se cargaban a la tesorería de la organización sindical, incluidas reparaciones y reformas. Una de estas reformas fue el proyercto de incorporar un lucernario que tapa parte del patio.

A finales de 2011 UGT disponía de un patrimonio entre locales, pisos y naves valorado en 19,5 millones de euros.

El caso del Club Antares

El Club Antares, un club de renombre político y social en la ciudad de Sevilla, es un club privado que cuenta con salas deportivas, gimnasio, restaurantes y demás complementos si bien su fama deviene de la organización de eventos políticos tales como conferencias o encuentros diversos. Manuel Pastrana era socio del club Antares en representación de UGT, y, según el contrato, tenía derecho a invitar a comensales a las cenas-coloquio organizadas. Pero el recibo de pago de su presencia en el club era asimismo sufragada por UGT-A a razón de casi 3.000 euros anuales. Esta es la prueba:

Y ahora, el recibo:

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Los partidos y las organizaciones separatistas plantan a Puigdemont
    3. La tragedia de un expolicía: "Me piden 20 años de cárcel por defender mi casa y mi vida de unos ladrones"
    4. Cs expulsa a Punset por reunirse con Puigdemont y pasarse al separatismo
    5. Javier Somalo: 'Vota PSBRE'
    0
    comentarios

    Servicios