Menú

Grietas en la coalición PSOE-IU por cómo quitar la 'grasa' de la Junta

José Antonio Castro, de IULV-CA, ha reprochado a la consejera de Hacienda de la Junta que dé por zanjado el adelgazamiento de la estructura.

1

Para la Junta de Andalucía, versión socialista por boca de la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, ya no hay "grasa" que eliminar del gasto de la Administración Pública andaluza. Según la Junta de Andalucía, versión Izquierda Unida por boca del portavoz parlamentario, José Antonio Castro,sí hay "grasa para adelgazar" el sector público y puso el ejemplo de EPSA, donde Fomento, en manos de IU, cesó a treinta directivos.

Además, IU, que ha pedido una auditoría de la Administración andaluza, se ha enfadado con el PSOE por haber anunciado, sin consenso previo, que probablemente habrá que recortar otra vez los ingresos de los empleados públicos, cosa con la que no está de acuerdo.

El País ve en ello el primer encontronazo serio entre ambos miembros de la coalición de gobierno, que siempre han sido discretos en cuanto a sus discrepancias internas. La agencia EFE destaca, como El Mundo, la grieta abierta, que se produce en pleno debate de Presupuestos para 2014 y ABC recopila la "grasa"que aún tiene la Junta de Andalucía para que se anime a adelgazar. La Razón explica que IU lee la cartilla al PSOE y les recuerdan que están ahí porque ellos quieren.


Los motivos de la discordia

Para el portavoz del Grupo Parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, ninguna Consejera de Hacienda puede "cerrar" un debate cuando todavía está abierto y ha recordado que hay grasa en la administración andaluza que puede reducirse.
Castro, según La Razón, ha admitido que IULV-CA está "molesta y sorprendida" por las declaraciones de María Jesús Montero, que insinuó que habría que reducir los ingresos de los empleados públicos. Sobre todo, por hacerlo sin acuerdo previo. Por ello, le ha recordado que en Andalucía "hay un Gobierno de coalición formado por dos partidos" sino que, además, algunos dirigentes "están donde están" porque su formación política así lo ha querido.


"La consejera Montero es la responsable de elaborar los Presupuestos, pero no los decide políticamente" por lo que le vendría bien una mayor continencia verbal porque lo que ha hecho es "romper el acuerdo" alcanzado con IULV-CA de no contar públicamente ninguna posible medida contemplada en los Presupuestos de la Junta hasta que no estuviera firmemente cerrada con su socio de Gobierno.

Lo que no ha gustado a Castro, además de la cantidad de "grasa" acumulada por el régimen socialista, es que Montero dijera además que no iba a haber subida de impuestos.

Según El País, Castro recomendó a Susana Díaz que le diera un toque de atención a su consejera Montero y no descartó nuevas subidas de impuestos en Andalucía, que ya es la región de España con mayor presión fiscal a pesar de su retraso respecto a las medidas de bienestar nacionales y europeas.

La sangre no llegará al río

A continuación, Castro negó que hubiera "diferencias" entre los socios de Gobierno. Y es que, subraya El País, lo ocurrido no es más que la tensión derivada del debate presupuestario, como ocurrió al inicio de la legislatura cuando se produjo el primer recorte a los funcionarios. IU trata de preservar su imagen ante los empleados públicos pero profetiza que al final aceptara la medida. El diario de Prisa añade una confidencia envenenada de fuentes socialistas: "es el típico teatro de IU, no hay nada cerrado" en la negociación, incluido mantener o no el recorte.

Pero IU tiene otros planes alternativos como crear nuevas tasas, como la de grandes superficies, a la que se niega el PSOE. También la venta de activos inmobiliarios de la Junta, para compensar los menores ingresos del Estado y los recortes para cumplir el objetivo de déficit, a la que se han referido Montero y Castro.


El PP y los michelines de la Junta

Miguel Ángel Arauz, portavoz de Agricultura, coincidió con IU en que sigue habiendo "mucha grasa" y pidió un adelgazamiento de la administración, con eliminación de puestos a dedo y de alquiler de sedes, antes que "machacar" a los funcionarios.


En su ayuda ha venido este jueves ABC que ha recordado dónde están los "michelines" de la Junta y cuánto pesan en euros.

  • 5.000 millones: Es el coste de la llamada administración paralela de los cuales cerca de 850 millones corresponden al capítulo de personal.
  • 3.215,52 millones: Es el presupuesto de la red de agencias, empresas públicas, consorcios, observatorios y demás organismos y entes que la Junta controla al cien por cien (hay un importante número de entidades donde la Administración participa junto con otros organismos públicos).
  • 25.000: Es el número probable (la Junta no quiere dar cifras exactas) de trabajadores "externos" que están integrados en las diferentes figuras que conforman la Administración "paralela", aunque la UGT-A habló en su día de 35.000.
  • 2. 709: Es el número de directivos de libre designación, los llamados PLD o gente "vip"de la Administración andaluza (240 "vip" por Consejería).
  • 260: flota oficial de vehículos
  • 200 millones: El único ahorro producido en la Junta por eliminar 113 entidades públicas y suprimir alrededor de 300 puestos de trabajo de directivos en el marco del proceso de reordenación de la Administración andaluza.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'VOX, prueba de vida de la democracia española'
    2. Luis Herrero: 'El riesgo de la ruptura'
    3. PP y Cs están a décimas del PSOE y VOX supera el 7%, según un sondeo de La Sexta
    4. Así es el paraíso fiscal de los conductores en España: 199 coches por habitante
    5. Calvo, Montero y Lastra ganan la batalla a Iván Redondo en la presentación de los PGE
    0
    comentarios

    Servicios