Menú

Mas tacha de "beligerante" el discurso de Aznar y Pere Navarro lo acusa de "crispar"

La claridad del discurso de Aznar ha irritado a los nacionalistas, que han respondido en masa la contundencia del expresidente.

ld/agencias
171

Este martes se ha celebrado la ofrenda floral en la tumba del expresidente catalán Lluis Companys en donde diversos representantes de la política catalana han aprovechado para pronunciarse sobre las recientes declaraciones de Aznar en donde criticaba el daño que los nacionalismos causan a España. Figuras como el presidente de la Generalidad, Artur Mas, el líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro, la secretaria general de ERC , Marta Rovira, la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, o el portavoz de CiU en el Congreso, Sánchez-Llibre, han criticado duramente al expresidente del Gobierno.

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha afirmado que las palabras del expresidente del Gobierno José María Aznar están cargadas de "intransigencia, intolerancia y beligerancia" hacia Cataluña y sus aspiraciones democráticas. Además, ha criticado que las declaraciones de Aznar son una demostración de que, en su opinión, las instituciones del Estado tienen "una mentalidad intolerante" que deberían cambiar.

Mas critica que desde que Cataluña propuso el Estatut primero, y el pacto fiscal después, solo se ha encontrado con respuestas negativas: "Con el no a todo no se construye nada".

El presidente también se ha referido a Rajoy y le ha advertido que lo que está en juego en Cataluña no es "un cambio de cromos" sino dar una respuesta madura y democrática a las demandas de los catalanes, por lo que ha reclamado poder celebrar la consulta.

Mas, que sí se ha mostrado abierto a negociar con Rajoy una mejora de la financiación, ha respondido así a las palabras del presidente del Gobierno este lunes ante los 'barones' del PP, en las que aseguró que no convertiría la financiación autonómica en un cambio de cromos con Cataluña.

ERC y su 'democracia universal'

A su vez, la secretaria general de ERC ha respondido a las declaraciones de Aznar, alegando que lo único que desean los catalanes es "justicia, democracia y poder votar".

"Si las instituciones del Estado no acaban poniendo las vías para ello, lo acabará haciendo la democracia universal", ha afirmado Rovira. También ha comparado la respuesta que ofrece el Estado al debate abierto en Cataluña y su política de memoria histórica, dos actitudes que para la dirigente republicana "hace pensar en unos gobiernos con claras faltas democráticas".

'Experto de la crispación'

Por su parte, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha calificado al expresidente del Gobierno de "experto de la crispación" por sus declaraciones. El dirigente socialista ha reclamado a Aznar que abandone esta actitud y "contribuya a mejorar el diálogo entre Cataluña y el resto de España".

Navarro ha interpretado que el expresidente del Gobierno ha hecho estas declaraciones sobre Cataluña porque piensa que le benefician "a él y a su partido".

Miedo a un posible retorno

La presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, ha considerado por su parte que el problema de fondo de las declaraciones sobre Cataluña de Aznar es "si ha salido para quedarse o solo un momento".

Gispert se ha preguntado así si la presencia del exmandatario popular es puntual o, por el contrario, volverá a asumir protagonismo en la vida pública. "Todos conocemos al expresidente Aznar. El tono no fue el adecuado y las palabras aún menos", ha zanjado la presidenta.

Las críticas de los nacionalistas ante las contundentes declaraciones de Aznar han llegado hasta el Parlamento. Allí el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Josep Sánchez-Llibre ha dicho que siente "pena" por Aznar y además acusa a éste de autoritarismo, alegando que no les sorprende las declaraciones del expresidente porque son como las que hacía cuando tenía mayoría absoluta. "Ya sabemos de antemano que para Aznar y algunos otros dirigentes políticos los nacionalistas somos los grandes enemigos del Estado español" añadió Sánchez-Llibre.

Y desde la bancada popular...

Algunos líderes populares también se han pronunciado acerca de las palabras del expresidente.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, respaldó plenamente al presidente Mariano Rajoy, tras las declaraciones de Aznar. Camacho ha sostenido en Antena 3 que Rajoy ha sido claro y contundente con el nacionalismo catalán, "manteniéndose en la firmeza del diálogo y en el cumplimiento firme de la Constitución". Nadie va a caer en ningún desafío que suponga la ruptura de España, y se va a cumplir la ley y la Constitución, y así lo ha asegurado Rajoy" concluyó la presidenta.

Para el ministro de Educación, José Ignacio Wert, Rajoy está cumpliendo su misión como presidente del Gobierno y asegura que "se diga lo que se diga, y por quien se diga, el presidente Rajoy tiene muy claras sus obligaciones respecto a que se cumpla el artículo 2 de la Constitución, y que las va a ejercer sin ninguna vacilación". En sus declaraciones recogidas por Telecinco, Wert no ha querido mojarse en la polémica y ha preferido no hacer una interpretación sobre a quién iba dirigido el mensaje.

Por su parte el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, aboga por escuchar a Aznar. Para el titular de Justicia " la voz de un expresidente de Gobierno siempre debe ser oída, al margen de la coincidencia o la discrepancia". En la entrevista concedida al programa de Herrera en La Onda, de Onda Cero, Gallardón reitera que la posición política que mantiene Aznar es lógica, ya que como expresidente es normal que esté en el "activo de la política".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios