Menú

El Ejército del Aire apaga el último radar norteamericano operativo en España

Su orígen estaba en el Convenio de Ayuda para la Mutua Defensa que firmaron España y Estados Unidos en 1953.

12
Uno de los radares del EVA-2 del Ejército del Aire. | LD

Cincuenta y seis años después de su entrada en funcionamiento, el primer radar norteamericano activo en España -y el último que estaba todavía operativo- ha sido apagado este lunes en el Escuadrón de Vigilancia Aérea (EVA) número 2 de Villatobas (Toledo), en una ceremonia que ha estado presidida por el Jefe del Mando Aéreo de Combate del Ejército del Aire, el teniente general Eugenio Ferrer Pérez, encargado de apretar el botón que lo ha mandado al descanso eterno.

Este radar formaba parte del Sistema de Defensa Aérea español originado tras el Convenio de Ayuda para la Mutua Defensa, que firmaron España y Estados Unidos en septiembre de 1953, y que cristalizó en 1957 con la entrada en servicio de los radares de vigilancia AN/FPS20 y de altura AN/FPS6, así como de los equipos asociados pertenecientes al programa MAP (US Military Assistance Program).

Estos dos tipos de radares fueron modernizados en 1969, 1973 y en la década de los noventa, denominándose desde su última actualización como AN/FPS113 y AN/FPS90, respectivamente. Pese a la continua modernización tecnológica, todos ellos han mantenido hasta el momento de ser apagados algunas de sus piezas originales.

El actual Sistema de Defensa Aérea español tiene como piedra angular los modernísimos radares 3D Lanza, uno de los mejores que se pueden encontrar actualmente en el mercado internacional. Fabricados por la empresa española Indra, y con un coste unitaria cercano a los 25 millones de euros, tiene un alcance de 100 kpies de altura y de entre 10 y 470 kilómetros de diámetro.

Su misión es la de controlar cualquier elemento que se encuentre en el espacio aéreo español y funcionan las 24 horas del día de forma automática, aunque atendidos por personal especializado. Además, facilitan información tanto a los controladores de aviación militar como civil, dado que los datos son facilitados en tiempo real a AENA.

De los 13 escuadrones de vigilancia aérea operativos, ocho funcionan actualmente con los radares Indra 3D Lanza. Exactamente, el EVA-1 de El Freno de Calatayud (Zaragoza), el EVA-3 de Constantina (Sevilla), el EVA-4 de Rosas (Gerona), el EVA-7 de Puig Mayor Soller (Mallorca), el EVA-10 de Barbanza (La Coruña), el EVA-11 de Alcalá de la Gazules (Cádiz), el EVA-13 de Sierra Espuña (Murcia) y el EVA-21 de El Pozo de las Nieves (Las Palmas de Gran Canaria).

Los otros cinco escuadrones de vigilancia utilizan los también modernos radares Alenia RAT-31 SL/T, de fabricación italiana, que están instalados en el EVA-5 de Aitana (Alicante), el EVA-9 de Motril (Granada), el EVA-12 de Espinosa de los Monteros (Burgos) y el EVA-22 de Peñas del Chache (Lanzarote), además de en el EVA-2 de Villatobas (Toledo), donde han comenzado a prestar servicio tras el apagado este lunes del radar norteamericano.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco