Menú

El timo del hallazgo de las primeras palabras en euskera

Hace siete años un grupo de arqueólogos anunció que había encontrado las primeras palabras en vasco aunque dos años después se supo que era un fraude.

17

Tal día como hoy, 20 de noviembre, pero de 2008, Libertad Digital contaba en su portada "El gran engaño del hallazgo de las primeras palabras en vasco" tras las conclusiones del estudio encargado por la Diputación de Álava, subvencionado por el Gobierno Vasco y la Central.

El informe desenmascaró el timo de este descubrimiento ya que los grabados de las primeras palabras en vasco "son falsos y realizados quizá en el momento de su aparición". En el estudio participaron lingüistas, arqueólogos, epigrafistas, egiptólogos, historiadores, físicos y químicos que aseguraron que en ese supuesto hallazgo existían "errores" que demostraban "un desconocimiento de la historia y de la propia lengua".

En ese sentido, subrayaron que existían importantes "anomalías y manipulaciones" ya que aparecían elementos de otros períodos históricos y cánones artísticos de otro tiempo más avanzado. Pero lo más grave de lo encontrado es que algunas de las piezas estaban unidas con pegamento instantáneo.

El director del yacimiento romano de Iruña-Veleia, Eliseo Gil, esgrimió un escaso argumento para su defensa: "Cuando nos encontramos cerámica fragmentada en dos trozos se unen con pegamento, aquí y en todos los yacimientos del universo mundo. El problema es que no hay pegamento para reparar el honor". El Gobierno vasco tachó de "muy grave" el "fraude" detectado en los hallazgos porque "dañan gravemente" al yacimiento, cuyo valor "está fuera de toda duda”.

El hallazgo en cuestión data del año 2006 cuando los arqueólogos del yacimiento alavés dijeron haber descubierto las primeras palabras comunes en euskera, datadas entre los siglos III y VI después de Cristo. Encontraron palabras como "zuri, urdin, gori" (blanco, azul, rojo), "urdin isar" (estrella azul), "edan, ian, lo" (beber, comer, dormir), "ian ta edan" (comer y beber). También hallaron palabras de temática religiosa como “Geure ata zutan” (nuestro señor padre entre nosostros) y “Iesus, Ioshe ata ta Marian ama” (Jesús, José y la Virgen María).

Hasta entonces, se databa el origen escrito del vasco 600 años después en la localidad riojana de San Millán de la Cogolla, por lo que este hallazgo adelantaba en varios siglos la aparición del euskera escrito. Descubrimiento que quedó en nada después de que demostraran la falsedad del hallazgo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios