Menú

Lanzan un huevo al portavoz del PSC

La noche electoral empezó mal para el PSC con los sondeos en contra, siguió mal con el lanzamiento de un huevo a Iceta y acabó con la victoria CiU.

0
La noche electoral empezó mal para el PSC con los sondeos en contra, siguió mal con el lanzamiento de un huevo a Iceta y acabó con la victoria CiU.
Tal día como hoy | Archivo.

Tal día como hoy, 28 de noviembre, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada el incidente que se produjo en la sede del PSC mientras su portavoz comparecía ante los medios de comunicación para valorar el sondeo a pie de urna de TV3 en las elecciones catalanas y que otorgaba a su partido un descalabro histórico.

El portavoz Miquel Iceta inició su intervención y poco después un hombre de mediana edad y con evidentes síntomas de embriaguez le lanzó un huevo que le impactó en la frente al grito de "Viva España" y "Me habéis quitado el trabajo". Al parecer, el agresor accedió a la sede como uno de los muchos militantes que se acercaron hasta la calle Nicaragua de Barcelona para seguir el escrutinio de las elecciones. El hombre fue rodeado rápidamente por la seguridad del PSC y expulsado de la sede. Iceta ni se inmutó y, tras el susto inicial, se limpió la frente y prosiguió con su valoración, que empezó felicitando a CiU por lo que parecía que era su victoria.

El dirigente del PSC aseguró que iba a ser una noche electoral "corta" y que todo apuntaba a una "amplia victoria" de CiU. Miquel Iceta reconoció que "el PSC ha sido derrotado en estas elecciones con un resultado muy inferior a nuestras expectativas". El portavoz socialista quiso atribuir parte de la derrota a la crisis económica. Según él, "no parece muy atrevido" atribuir a la crisis económica una parte importante del desgaste de los socialistas, pero "a ello se añaden otras causas, como la desafección política, los errores propios o la sentencia de Tribunal Constitucional” sobre el Estatuto. Terminó diciendo que era hora de reflexionar y promover los cambios necesarios para construir una alternativa.

La primera decisión fue que Montilla dejó la secretaría general del PSC tal y como anunció al principio de la campaña que no volvería a ser candidato si no era el más votado. Añadió que los socialistas debían "abrir un proceso de cambios" para responder a las demandas sociales y construir una alternativa al gobierno catalán. Dijo además que el partido debía iniciar una reflexión: "Deberán impulsarse cambios internos y renovar nuestro proyecto político, lejos de nostalgias".

Desde el PSOE también asumieron su responsabilidad por este "malísimo" resultado. El entonces secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias, felicitó a CiU y Artur Mas por la clara victoria al tiempo que reconoció el "importante retroceso del PSC". Según el análisis del PSOE, era "indudable" que en la derrota de los socialistas catalanes había influido el malestar derivado de la crisis económica y sus efectos sobre los ciudadanos, sobre todo en el desempleo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios