Menú

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López se entrega a la Policía

Durante la marcha que él mismo convocó, el opositor Leopoldo López cumplió su promesa de dar la cara y se entregó a agentes de la Guardia Nacional.

26

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Luis Herrero entrevista a Marcel Granier En Casa de Herrero

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Luis Herrero entrevista a Marcel Granier" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Durante la marcha que él mismo convocó, el opositor Leopoldo López cumplió su promesa de dar la cara y se entregó a agentes de la Guardia Nacional.
Manifestaciones contra Maduro

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López se entregó este martes a la Guardia Nacional durante la marcha que él mismo convocó el pasado domingo. Los agentes lo introdujeron en un vehículo ante el rechazo de sus seguidores, que gritaban consignas de apoyo en el momento de la detención.

Aunque en un primer momento hubo cierta duda sobre el lugar donde sería llevado López, portavoces de su grupo político informaron horas después de que había sido trasladado al Palacio de Justicia de Caracas para comparecer ante un juez. Sobre su próximo destino, el propio Maduro señaló que sería llevado a una cárcel a las afueras de la capital venezolana, algo que ya había adelantado la cadena Globovisión. El presidente dijo que estaban "cuidando la vida de Leopoldo López".

No hay duda de que López se ha convertido en una de las piezas más importantes de la oposición junto a Henrique Capriles, quien fue el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora que cuenta también entre sus filas a políticos como María Corina Machado.

Es posiblemente por ese liderazgo cada vez más evidente de López que Nicolás Maduro comenzó sus intentos para neutralizarlo. Es así que sobre él pesa una orden de captura solicitada por el Gobierno al acusarlo como responsable de la violenta jornada del pasado miércoles 12 de febrero, en la que murieron tres personas, dos de ellas atacadas por las fuerzas de choque chavistas que salieron a enfrentar la marcha estudiantil. El chavismo aprovechó estas muertes para atacar a la oposición y calificar a López de "homicida" y "terrorista".

"Valentía" y "firmeza"

Después de la entrega de López, miembros de su partido Voluntad Popular anunciaron que seguirán protestando en las calles de manera pacífica por una "mejor Venezuela" y resaltaron el "ejemplo de valentía" mostrado por su líder al entregarse a un "Estado delincuente y opresor".

Como era de esperar, el Gobierno ha querido aprovechar la entrega de López para su particular propaganda. Así, el ministro de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, –el mismo que este lunes manipuló el comunicado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)– dijo que ocurrió gracias a "la firmeza del Estado venezolano y la voluntad de paz del pueblo" que "obligó al jefe de la violencia a entregarse a la Justicia".

Palabras del aliento de López

Poco antes de entrar al vehículo policial, López dijo que se entregaría a una "justicia injusta" y una "justicia corrupta" y aseguró que es "inocente" y que no tiene "nada que temer". Además aclaró que "siempre daré la cara, nunca me iré de Venezuela", y subrayó que "si mi encarcelamiento vale para un despertar del pueblo y para que la mayoría de los venezolanos que queremos cambio podamos construirlo, valdrá la pena".

"¿Cuántas veces dijo Maduro que me quería preso? ¿Cuántas veces dijo que daba instrucciones para que me llevaran preso?", proclamó López encaramado a una estatua. Señaló que la lucha que encabeza es por los jóvenes y estudiantes, "por los que han sido reprimidos en esta lucha" y "por los que están encarcelados" y también por los que sufren las colas y la escasez, y por los jóvenes que "tienen empleo no tienen futuro por un modelo equivocado".

Prosiguió diciendo que "nosotros juntos tenemos que estar claros que tenemos que construir una salida (...) esta salida, hermanas y hermanos, tiene que ser pacífica en el marco de la Constitución, pero también tiene que ser en la calle", dijo. Explicó que había tenido tiempo de pensar mucho y que se entregaba porque no se iría "nunca" de Venezuela ni a la clandestinidad y que no tiene "nada que esconder".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation