Menú

Ignacio González pide acabar con los privilegios fiscales de País Vasco y Navarra

El presidente madrileño ha lanzado una atrevida propuesta: que las comunidades con privilegios fiscales dejen de tenerlos.

0

Ignacio González ha sido el ponente invitado este lunes en el Club S XXI, en el mismo ciclo de conferencias en el que la semana pasada participó el valenciano Alberto Fabra. El presidente de Madrid ha ofrecido una conferencia en la que ha hablado sobre todo de financiación autonómica.

Con una importante expectación mediática y una sala llena hasta los topes y con asistentes que han tenido que permanecer de pie, González no ha contado, sin embargo, con el mismo apoyo del partido con el que contó Fabra sólo siete días antes: ni ha habido representantes del Gobierno ni de los miembros más destacados de la dirección nacional del PP.

Sí ha estado, por supuesto, todo el PP de Madrid, desde luego con la presencia de su presidenta Esperanza Aguirre y también con el gobierno del propio Ignacio González prácticamente en pleno, así como muchos diputados del Grupo Popular en la asamblea regional, pero la única representación institucional a nivel nacional ha sido la de Jesús Posada, presidente del Congreso.

Que País Vasco y Navarra también paguen

Como decimos, buena parte de la intervención del presidente de la Comunidad de Madrid se ha centrado en el sistema de financiación autonómica, y este sentido, ha lanzado una propuesta que supondría un giro radical al actual sistema: que tanto Navarra como el País Vasco pierdan los privilegios fiscales que actualmente tienen y pasen a contribuir como lo hacen el resto.

El opinión de González, esto supondría una aportación de 3.200 millones al fondo común, que permitirían "hacer un país más equilibrado, más solidario, y un sistema de financiación más justo".

En este sentido, el presidente regional ha señalado que, obviamente, rechaza la financiación a la carta que pide Cataluña, ya que en su opinión España "no puede permitirse que el 30% del total de su economía –lo que suman la propia Cataluña, el País Vasco y Navarra- quede al margen de la solidaridad entre todos".

12.882 millones de déficit fiscal

González pronosticó que la balanza fiscal de Madrid reflejará un saldo negativo de casi 13.000 millones de euros –concretamente 12.882-, mientras que será positiva para regiones como Andalucía -7.594 millones y, curiosamente, regiones con un alto nivel económico como el País Vasco -2.718 millones- y también Navarra –de 549-.

Los cálculos ofrecidos por González se basan en estudios realizados por técnicos de la Comunidad de Madrid, y en este sentido el presidente ha reclamado que la balanzas que publique Hacienda sean transparentes "sin manipulación ni cocina".

Además, ha recordado que el sistema del déficit a la carta puesto en marcha durante 2013 sólo ha servido para que "los incumplidores" hayan "vuelto a incumplir".

El discurso de González es especialmente significativo a cuatro días de que las comunidades autónomas envíen al Ministerio de Hacienda sus evaluaciones sobre el actual sistema de financiación autonómica y el nuevo que tiene que ponerse en marcha este mismo año, un sistema que según él debería reconocer la existencia de "350.000 madrileños más, que son 600.000 en el caso de la Sanidad".

No obstante, el presidente de Madrid ha insistido en que no pide que su región deje de ser solidaria con las demás, pero ha fijado un límite para esa solidaridad: que lo que reciban los madrileños del estado no esté por debajo de la media nacional.

La reforma fiscal y el prestigio de Rajoy

González también ha defendido que la reforma fiscal que ha anunciando el Gobierno de Rajoy, asegurando que debe basarse en una bajada de la carga impositiva a familias y empresas, ya que "cuando no se oprime" a estas con "impuestos excesivos" es cuando "el consumo y la inversión aumentan, y el empleo y la prosperidad se instalan en nuestra sociedad".

Para el presidente de la Comunidad de Madrid, por tanto, que la reforma fiscal no se asiente en "esos principios y sobre estas bases", supondría "un paso atrás en la salida de la crisis" y algo todavía peor: "Defraudaría gravemente la confianza, ya dañada, en nuestro partido y en nuestro Gobierno".

Advertencias a Rajoy

González no ha dudado en hacer alguna advertencia más al gobierno de Rajoy, aunque sin llegar a citarlo. Por ejemplo, ha presumido del éxito de la Comunidad de Madrid a la hora de colocar su deuda en los mercados sin tener que recurrir a un Fondo de Liquidez Autonómica que "no es una bolsa solidaria que presta dinero sin interés ni condición alguna" y ha criticado que "los que rechazan el rescate para España quieran imponernos a las comunidades autónomas esta vía de financiación. Madrid –ha concluido- no necesita rescates".

Otro mensaje que podría interpretarse en clave de aviso a algunos sectores del PP ha sido el que ha pronunciado al decir que "los madrileños no nos han votado para que gestionemos un fracasado proyecto socialista" sino, muy al contrario, "para que lo hagamos de acuerdo a nuestros principios".

Además, sin entrar directamente en la espinosa cuestión de las candidaturas para las próximas elecciones municipales y autonómicas, González ha dicho durante su discurso que "Madrid no necesita bandazos, ni cambios de rumbo ni renovaciones improvisadas". El presidente ha utilizado una frase de Abraham Lincoln para reforzar esta idea: "No es bueno cambiar los caballos cuando se está cruzando un río".

Ya en el turno de preguntas ha explicado, como ya han hecho él mismo o Aguirre anteriormente, que la facultad para decidir candidatos está en el Comité Electoral Nacional –controlado, obviamente, por Rajoy- mientras que el Comité Electoral Regional propone los candidatos y elabora las listas. González sí ha admitido, como ya ha hecho en otras ocasiones, que él está dispuesto a ser el candidato popular a la presidencia de la comunidad, pero también ha insistido en que "no es el momento" de tomar esa decisión.

¿Un tripartito en Madrid?

Ignacio González también ha tenido palabras muy duras para la oposición en la Asamblea de Madrid, empezando por su actuación en el campo de la Sanidad en el que les ha acusado de seguir siempre "la misma estrategia: mentir, mentir y manipular".

Además, ha acusado a PSOE, IU y UPyD, a los que ha llamado "el tripartito en la Asamblea" de no haber apoyado ninguna de las medidas puestas en marcha por su gobierno "para ayudar a os madrileños a enfrentarse a la crisis" y ha asegurado que estos tres partidos "no han hecho otra propuesta" que no sea "más gasto publico". González ha concluido asegurando que "los madrileños deben saber que esto es lo que propone la oposición".

En España

    0
    comentarios

    Servicios