Menú

Avisadores, detectores e inhibidores de radar

Los avisadores segurán siendo legales y los inhibidores ilegales. El uso de detectores pasa de ser legal a suponer una infracción.

10

La nueva Ley de Tráfico aprobada este jueves por el Congreso de los Diputados incide en la prohibición de los sistema activos dedicados a indicar a los conductores cuándo se está acercando con su vehículo a un lugar radar fijo o móvil. El principal cambio es que los detectores de radares, hasta ahora perfectamente legales, dejan de estar permitidos.

A continuación, se explican las diferencias entre avisadores, detectores e inhibidores de radar y se incide en qué situación legal se encuentran cada uno de estos sistema electrónicos tras la entrada en vigor del nuevo texto normativo.

- Avisador de radares. Es un aparato, normalmente de pequeño tamaño, que incorpora una base de datos y un GPS interno. Cuando está activo, el sistema de geolocalización controla la ubicación del vehículo y avisa al conductor a través de una secuencia sonora cuando se aproxima a uno de los radares introducidos en su base de datos. Suele estar incorporado en los GPS con mapas de carreteras que se pueden comprar en cualquier centro comercial y se puede utilizar en cualquier smartphone instalando una aplicación para ello.

Este sistema pasivo es totalmente legal, por lo que su utilización no supone infracción alguna. De hecho, la propia aplicación de la DGT para smartphones, que está en la tienda de aplicaciones tanto de Apple como de Android, avisa de la ubicación de los radares fijos cuando se utiliza para trazar una ruta de un destino a otro.

- Detector de radares. Es un aparato electrónico de pequeño tamaño con la capacidad de hacer barridos en diferentes rangos de frecuencias, lo que les permite detectar las ondas emitidas por los radares en funcionamiento y avisar de la existencia de un radar. La ventaja de este sistema respecto a los avisadores de radar es que permite detectar los radares móviles -que no están ubicados en un punto de manera habitual sino que son transportados por los agentes- tanto estáticos (colocados en la carretera o una zona anexa) como en movimiento (en coches patrulla o camuflados).

Este sistema era hasta ahora perfectamente legal y estaba siendo utilizados en los últimos años por un importante número de conductores, que si lo siguen utilizando desde la próxima entrada en vigor de la ley serán sancionados con una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos de su carnet de conducir.

- Inhibidor de radar. Es un aparato electrónico de reducido tamaño que va acompañado de una antena. Tienen un funcionamiento similar al de un detector de radar hasta el momento en que localizan la presencia del radar. Mientras el primero en ese momento se limita a avisar al conductor, el inhibidor emiten una potente señal que interrumpe el correcto funcionamiento del radar, impidiendo que se pueda multar al vehículo. Su uso lleva años prohibido y conlleva una multa de 6.000 euros y la retirada de 6 puntos.

Este sistema, en una versión más avanzada, es utilizado en multitud de coches oficiales e instalaciones públicas o privadas que puedan ser objetivo potencial de una organización terrorista para evitar que artefactos explosivos puedan ser activados a distancia.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios