Menú

La OSCE vigilaba la actuación de la Policía en el 22-M

Esa pudo ser "la clave" tras la orden de los mandos policiales de no utilizar material antidisturbios y "aguantar". El resultado: 67 policías heridos.

Libertad Digital
96
Esa pudo ser "la clave" tras la orden de los mandos policiales de no utilizar material antidisturbios y "aguantar". El resultado: 67 policías heridos.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) estuvo vigilando la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Municipal durante la manifestación del 22-M, según un documento procedente de la UIP (Unidad de Intervención Policial).

Dicho documento atribuye a esta vigilancia la orden de los mandos policiales para que no se empleara el material antidisturbios como las pelotas de goma y se conminase a los agentes a "aguantar" los ataques de cientos de radicales de extrema izquierda que apalearon y apedrearon a los funcionarios. El sábado resultaron heridos 67 policías y 34 manifestantes. "La orden fue aguantar; pelotas, no. Había observadores de derechos humanos de la OSCE", cuenta un agente de la UIP.

La OSCE, formada por 56 países de Europa, Asia Central y América del Norte, entre ellos EEUU, tiene como misión facilitar la resolución de conflictos, sobre todo cuando está en riesgo la protección de los derechos humanos. Bajo su supervisión, en un grupo de la Unidad de Intervención de la Policía -UIP- resultaron heridos 35 antidisturbios; en otro, once. La Dirección General de la Policía abrirá una investigación de carácter reservado para determinar si hubo fallos en el dispositivo y, en ese caso, revisar los protocolos para que no vuelvan a producirse.

Fuentes oficiales han precisado que dichos protocolos se revisan periódicamente y en este caso se hará con mayor razón. En este contexto, el director adjunto operativo y otros mandos del Cuerpo se reunieron el lunes con representantes de los cuatro sindicatos mayoritarios de la Policía -CEP, SUP, UFP y SPP- para analizar la respuesta policial a los disturbios. En principio no se contempla la destitución del comisario de las Unidades de Intervención Policial, ni del jefe de la UIP en Madrid, como habían pedido algunos dirigentes sindicales, si bien la apertura de esa investigación no cierra la puerta a esa responsabilidad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios