Menú

Miguel Ángel Mellado: "Es incomprensible el silencio de los medios"

El periodista de El Mundo, Miguel Ángel Mellado, comenta con Libertad Digital los detalles que rodearon su entrevista con Pilar Urbano.

45

El valor informativo e histórico de las revelaciones que Pilar Urbano comparte con el periodista de El Mundo Miguel Ángel Mellado en el suplemento Crónica del diario de Unidad Editorial el pasado domingo es innegable. Unas informaciones que apuntan no sólo a violentos desencuentros entre el Rey y Suárez durante los días previos a la intentona golpista del 23-F, sino evidencias de que precisamente el monarca habría sido el principal mullidor de la asonada militar.

En absoluto amigo de aparecer en los medios de comunicación como protagonista sino como mero transmisor de la noticia, el periodista Miguel Ángel Mellado ha accedido a comentar con Libertad Digital algunos detalles que rodearon la entrevista publicada el domingo en El Mundo.

LD ¿De qué fuentes bebe Pilar Urbano para hacer el libro?

Como se refleja en la entrevista que se publicó el domingo en El Mundo, al menos en dos ocasiones me refiero a las fuentes. También tengo cierto temor de que esas fuentes, las que siguen vivas – y que doy por seguro que ella tiene-, vayan a desdecirse o simplemente a negarlo. Ella me contestó de manera taxativa que, por supuesto -y por la manera de trabajar de Pilar- no tiene una, ni dos, ni tres fuentes, ni ha hablado una, ni dos, ni tres veces con cada una.

A mí el libro me parece bastante riguroso y, por supuesto, Pilar Urbano no es una advenediza. Te puede gustar más o menos su estilo, pero está fuera de toda duda que ha publicado grandes libros y que ha aportado informaciones para la historia reciente de este país. Para preparar la entrevista me fijé en el índice onomástico de su libro. Ahí vienen personas que están vivas y otras que están muertas a las que se les atribuye, a pie de página, el origen de algunas de las informaciones más importantes. Personas muertas como Adolfo Suárez, y otras vivas como Jaime Carvajal -íntimo amigo y compañero de colegio del Rey- pasando por Gómez Acebo, -que fue presidente de Galup en España-, hasta Rafael Arias Salgado.

LD ¿Cuál es, a su juicio, la principal novedad que aporta el libro de Pilar Urbano?

Yo creo que hay muchísimas novedades. Me parece muy relevante el pulso, que casi deriva en violencia física, que el jefe del Estado y el presidente del gobierno democrático mantienen desde el 4 de enero de 1981, es decir, un mes y medio antes del golpe de Estado hasta el día siguiente de la intentona de Tejero. Si eso es como lo cuenta Pilar, y yo creo que es exactamente así, más allá de los adjetivos que utiliza -que son adjetivos que recibe de sus fuentes, según dice- yo creo que es muy relevante y creo que explica el discurso de dimisión de Adolfo Suárez que hasta ahora estaba bastante encriptado.

Cuando el 29 de enero Adolfo Suárez dice en televisión que se tiene que ir, que "nadie le obliga" -ya sabes, excusatio non petita, acusatio manifesta- está claro que se va porque el Rey se lo lleva pidiendo de manera denodada desde hacía semanas. Está claro que se va porque sabe perfectamente que hay una moción de censura que se cierne sobre él y una amenaza de golpe o de asonada militar. Me parece muy relevante este pulso que mantienen el Rey y Adolfo Suárez en esos seis encuentros que se reflejan perfectamente en la entrevista. De todos ellos, el último, el choque del 24 de febrero, es en sí mismo una película, pero no de ciencia ficción, sino real. Y en este caso concreto, para mí es importantísima la decisión de Suárez de revocar su dimisión. Es algo que curiosamente aún no había aparecido publicado en el BOE y, además, para esta información siguen existiendo testigos vivos.

Adolfo Suárez, según cuenta Pilar Urbano, cuando es liberado del secuestro en el Congreso, lo primero que hace es volver a Moncloa y llamar a sus colaboradores más importantes, Rafael Arias Salgado y Josep Meliá -el segundo está muerto y el primero está vivo y bien vivo- . Les pide un informe jurídico para valorar qué posibilidades tiene de revocar su dimisión. Horas después se presenta en Zarzuela con este informe y le dice al Rey, siempre según Pilar Urbano, que quiere revocar su dimisión. Ahí hay un testigo que puede confirmar o desmentir lo que cuenta Urbano, que es Rafael Arias Salgado. Otro testigo vivo al que se le puede preguntar si quiere contestar es Emilio Lamo de Espinosa, una persona muy próxima a Adolfo Suárez, que también puede comentar o desmentir lo que cuenta Pilar Urbano.

Para mí, el libro realmente lo que me ha ayudado a comprender es qué fue el 23-F. Mucha gente que ha leído la entrevista ha podido entender qué fue el 23-F, cómo se gestó. Yo le pregunto a Pilar si la Operación Armada es exactamente lo mismo que el 23-F, y no es lo mismo. Lo que sí es cierto es que el 23-F es una consecuencia de la Operación Armada. Y como Pilar Urbano dice, fue el Rey, fue en Zarzuela, donde le pusieron los patines al general Armada y se sintió presidente del Gobierno.

LD ¿Nos hemos acostumbrado los españoles a evitar verdades incómodas?

A esta pregunta te contestaría con el artículo que publica Federico este lunes en El Mundo. Si no fuera porque vivimos en España, sería incomprensible que una pieza informativa como la que publicó este domingo El Mundo, con la importancia histórica que tiene, hoy haya tenido nula referencia en otros medios de comunicación escritos en España. Cada uno sabrá lo que hace. Yo lo que digo es que ante una información de este calibre -que lo importante no es lo que ha dado El Mundo, lo importante es el libro- no comprendo el silencio. Un silencio que parece más administrativo que profesional. Como profesional uno puede o no creerse el libro, pero si te lo crees, indudablemente, tienes que hacerte eco de un hecho informativo relevante aunque lo haya publicado un competidor. Si no te lo crees, lo que tienes que hacer es una historia desmontando esa información.

LD Se ha especulado con la posibilidad de que el libro de Urbano se hubiera embargado hasta la muerte de Suárez. ¿Es esto cierto?

No, no es cierto. Es un libro que yo, personalmente, venía siguiendo desde hacía tiempo, y me interesó mucho, por eso terminé haciendo la entrevista. Quería publicarlo en El Mundo. Cuando cerré la entrevista con Pilar Urbano, a través del grupo Planeta, éstos tenían previsto publicar el libro en una fecha, que era el 8 de abril. Al ponerse tan enfermo el expresidente deciden adelantar el libro, pero ellos no sabían si desgraciadamente Suárez iba a morir ahora o dentro de seis meses. Es decir, que eso no es cierto y de eso yo doy fe.

LD ¿Ha recibido presiones por la publicación de esta entrevista?

No. El director de El Mundo, desde el primer momento, tenía claro que era una historia relevante. No tengo la menor percepción en ese sentido.

LD ¿Crees que la publicación de este libro debería obligar al Rey a dar explicaciones? ¿Y a partidos como el PSOE y el PP?

Yo creo que sí. En un país con la salud democrática adecuada, de una manera o de otra, Zarzuela debería pronunciarse al respecto y los partidos políticos que aparecen reflejados como intervinientes en el armazón de la Operación Armada, tendrían que dar una explicación. Estamos hablando de que no se respetó la voluntad democrática del pueblo español al elegir como partido gobernante a UCD, cuyo candidato evidentemente era Adolfo Suárez. Se intentó subvertir o modificar esa voluntad y hay unas acusaciones muy concretas desde la más alta instancia de este país, como es el Rey, hasta los principales partidos. Alianza Popular (AP) ya no existe, pero existe el PP y hay personas que ocuparon puestos muy relevantes en AP que están vivos, como Herrero de Miñón, como Alfonso Osorio -vicepresidente en uno de los gobiernos de Suárez- y no digamos Felipe González y tantos otros en el PSOE. También Enrique Múgica, que ha sido Defensor del Pueblo y sigue vivo. Estas personas deberían dar una explicación, porque si no estarían, de una manera u otra, aceptando el papel que se les asigna en este libro.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios