Menú

Un empresario dice que pagó una comisión de 70.000 euros a un cargo de IU

La confesión de González Baro ante Alaya ayuda a comprender por qué Fitonovo se convirtió en un contratista estrella de distintas administraciones.

0

El administrador único de Fitonovo, José Antonio González Baro, entregó una comisión de 70.000 euros a "cierta persona de Izquierda Unida" en una caja de zapatos antes de las elecciones municipales de 2011, según informa El Mundo. Fitonovo es una empresa mimada por el Ayuntamiento de Sevilla en la etapa del Gobierno de coalición PSOE-IU (2003-2011).

El diario de Unidad Editorial ha tenido acceso al contenido de la declaración de González Baro, que compareció como imputado ante la juez Mercedes Alaya el pasado 18 de diciembre tras ser detenido en la segunda fase de la operación Madeja.

La confesión ante Alaya ayuda a comprender por qué Fitonovo se convirtió en un contratista estrella de distintas administraciones públicas: la empresa asumió como algo natural el pago de las mordidas que le sugerían con más o menos descaro funcionarios con poder de decisión y partidos políticos, como IU. Su padre y verdadero dueño de la empresa, Rafael González Palomo, ya confesó ante la juez que entregó un sobre con 30.000 euros que -según le dijeron- era para el PSOE.

Cuando compareció ante la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, su hijo admitió haber repartido entre 2003 y 2012 al menos 700.000 euros en comisiones a funcionarios y cargos públicos, de los que la mitad fueron a parar presuntamente al bolsillo de Francisco Amores. Este era jefe de servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, uno de los principales clientes de Fitonovo y, al igual que el hijo del empresario, ha estado tres meses en prisión provisional por estos hechos.

A esos 700.000 euros que admitió haber repartido González Baro habría que sumar otros presuntos pagos en especie a cargos públicos detectados por la UCO como coches, ordenadores o unas obras en la sede de la agrupación socialista de la Macarena, en Sevilla capital.

La Operación Madeja

Esta parte del sumario, aún bajo secreto, de los ERE se inició en julio de 2013 y se saldó inicialmente con nueve detenidos y cuatro imputados. Uno de ellos fue Domingo Enrique Castaño, asesor del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín durante su etapa como alcalde de Sevilla.

Entre marzo y abril de 2009, el Ayuntamiento de Sevilla –gobernando entonces por la coalición PSOE-IU– adjudicó a Fitonovo obras por importe de 8.172.788,62 euros. Con Construcciones Camarena, Fitonovo fue la segunda empresa más beneficiada por el plan E.

Otros Ayuntamientos implicados

Fitonovo también resultó adjudicataria de la obra de reforma del estadio municipal de fútbol de La Carolina, que lleva el nombre del que fue alcalde de la localidad jiennense durante 36 años, Ramón Palacios, personaje clave del PP de Jaén durante años. El importe fue de 747.000 euros a una ETE participada en un 80 por ciento por Fitonovo. Según la declaración de González Baro entregó entre 15.000 o 20.000 euros. Según la juez Alaya, el pago fue hecho directamente a Francisco J. Gallarín, del PP.

El municipio onubense de La Palma del Condado, gobernado por el PP, le adjudicó el 22 de septiembre de 2011 las obras de adecuación de la piscina municipal, por un importe de 506.232,21 euros, IVA incluido. La mordida en este caso fue de 10.000 euros. El alcalde del PP, Juan Carlos Lagares, dejó el Ayuntamiento en enero de este año.

En la provincia de Cádiz, Fitonovo, según la juez, repartió hasta 200.000 euros en comisiones ilegales entre 2010 y 2011. En Algeciras –con un Consistorio gobernado entonces por el PSOE– pagó mordida por obtener la construcción de un aparcamiento y un centro deportivo conocido como El Calvario.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD