Menú

La debacle electoral del PP en Andalucía en las europeas

El PSOE ha ganado por diez puntos. El PP andaluz ha pasado de ganar tres elecciones consecutivas a perder y por gran diferencia.

(Sevilla)
4

Los partidos tradicionales, PP y PSOE, han perdido 679.273 votos desde las pasadas elecciones de 2009. El PP, representado por el andaluz y el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete, ha perdido 350.959 votos, un 13,76 por ciento menos. El PSOE ha perdido 328.314 votos, un 13,04% menos. A pesar de ello, entre ambos controlan 97 de los 109 escaños del Parlamento andaluz.

El PSOE ha ganado por diez puntos las elecciones y el PP andaluz ha pasado de ganar tres elecciones consecutivas a perder la primera y por gran diferencia. Sólo ha ganado en la provincia de Almería, pero se ha dejado en el intento nada menos que 16 puntos.

Para su desgracia, el resultado convierte a su principal referente y opositora política, Susana Díaz, en personaje nacional con proyección mediática asegurada mientras que Juan Manuel Moreno, como se preveía tras un aterrizaje tardío y polémico, llegó, vio y perdió a la primera y sin perspectiva de encabezar un proyecto de cambio radical que se ha deslizado claramente a la izquierda en un momento en que la juez Alaya y otros tribunales tienen a la Junta de Andalucía con centenas de imputados.

Pero el resultado para el PP es espectacularmente adverso en las ocho capitales andaluzas, gobernadas por mayoría absoluta por el PP desde las pasadas elecciones municipales. En las capitales de Huelva, Málaga y Sevilla el PSOE ha superado al PP y el crecimiento de los partidos minoritarios, casi todos de izquierda, impedirán lso gobiernos del PP aunque gane por mayoría relativa. Por ejemplo, Podemos, la quinta fuerza política de Andalucía desde el pasado domingo a menos de 600 votos de UPyD, es ya la tercera fuerza política de Sevilla y Cádiz.

El PP ha ganado en Almería, Córdoba, Cádiz, Granada y Jaén, pero ha perdido en dos capitales claves, Málaga y Sevilla, y asimismo en Huelva. El PP ha perdido en Málaga, la capital de Juanma Moreno, nada menos que 21,3 puntos y, a pesar de que el PSOE perdía casi 16 puntos, los socialistas han ganado. En Sevilla, gobernada por el popular Juan Ignacio Zoido desde 2011 el PP ha malgastado 11, 5 puntos menos que los sufragios que el PSOE en la ciudad que vio nacer a Susana Díaz.

Lo de Sevilla se entiende mejor viendo las cifras de 2009 y 2014. En la provincia, aunque el PSOE ha perdido 15,5 puntos y 82.000 votos, el PP, aun habiendo perdido sólo 11,5 puntos y 63.000 votos, ha quedado a 15 puntos de diferencia del PSOE. El PP sólo ha ganado en tres municipios -Gines, Tomares y Espartinas-, de los más de 100 que tiene la provincia de Sevilla.

En la capital andaluza, fueron estos los resultados:

Otro caso llamativo es la provincia de Cádiz, donde reside Cañete, en la que el PP ha perdido 18 puntos. Sin embargo, Podemos crece en una capital que ha mantenido la incombustible Teófila Martínez, nada menos que de la nada a 16,32 por ciento, muy por encima de Izquierda Unida.

El candidato Moreno no ha tenido tiempo, como se preveía, para organizar la musculatura electoral del PP andaluz y su discurso improvisado, el de proponer pactos al régimen abandonando la imagen del cambio radical de un sistema corrupto que simbolizó en mucha mayor medida Javier Arenas, ha tenido como resultado el triunfo del PSOE y la fuga de la bandera de la regeneración hacia la izquierda radical.

Si Susana Díaz decide un adelanto de las elecciones andaluzas para otoño, previa a la celebración de las primarias de noviembre o diciembre -salvo mutaciones de última hora en el PSOE desvencijado de Rubalcaba-, Juan Manuel Moreno tampoco tendrá tiempo para afrontar el desafío y se enfrentará a su segunda derrota electoral en un solo año. Y lo que es mucho peor, deja a los partidarios del cambio ético y político desde el reformismo por una sociedad más abierta y liberal sin esperanza fundada.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios