Menú

Agreden a Sarkozy en un acto público

El expresidente de Francia ha sido protagonista de varios incidentes en sus actos públicos además de recibir amenazas de muerte.

0
El expresidente de Francia ha sido protagonista de varios incidentes en sus actos públicos además de recibir amenazas de muerte.

Tal día como hoy, 30 de junio, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que el entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, fue agredido durante su visita a la localidad de Brax cuando un hombre le agarró por la solapa del traje cuando caminaba junto a un grupo de ciudadanos haciéndole perder el equilibrio.

Las imágenes de televisión dejaron ver el momento de la agresión y como fue reducido por los escoltas del expresidente. El incidente ocurrió cuando Sarkozy estaba dando la mano a ciudadanos que esperaban detrás de unas barreras el paso del expresidente.

Casi un año después Nicolas Sarkozy volvió a ser noticia pero por otro motivo. En plena plaza de la Concordia de París, el premier francés bajó a darse un baño de masas tras pronunciar un discurso y estrechar la mano de sus simpatizantes. La polémica surgió cuando, tras saludar a varias personas, se quitó el reloj de pulsera que tenía y se lo metió en el bolsillo.

El vídeo corrió como la pólvora por las redes sociales y muchos lo interpretaron como un gesto de desconfianza de Sarkozy hacia sus votantes. Otros consideraron que Sarkozy tenía miedo de que la muchedumbre le robara su reloj de 55.000 euros. Otros defendían que alguien intentó quitarle el reloj y desabrochó la hebilla, por lo que decidió guardárselo en el bolsillo.

Fue tal el revuelo que Sarkozy de vio forzado a explicarse. En una entrevista en France Inter, aseguró que se quitó el reloj porque "no quería perderlo, es un regalo de mi esposa". A continuación dijo que "el cierre se había abierto porque, obviamente, cuando llegamos a las 120.0000 personas… es un poco apresurado. No perdí el regalo de mi esposa, eso es todo".

Al margen de estas polémicas, Sarkozy siempre ha estado en el punto de mira de los más radicales. Así se pudo comprobar en marzo de 2009 cuando recibió una carta con amenazas de muerte y una bala de 9 milímetros. También recibieron esa amenaza la ministra francesa de Justicia y la de Interior.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios