Menú

Morenés anuncia un plan de acción europeo en el Golfo de Guinea

Consistirá en asesoramiento y adiestramiento militar para tierra, mar y aire. El ministro recuerda los intereses españoles en la zona.

19
Pedro Morenés antes de su comparecencia | EFE

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunció este miércoles que tanto España como el resto de países de la Unión Europea se van a implicar de manera decidida en la estabilidad del Golfo de Guinea, una zona del continente africano donde las organizaciones dedicadas al crimen organizado, la piratería y las corrientes yihadistas empiezan a tomar posiciones de forma preocupante.

"La UE, con el impulso decidido de España, ha diseñado una Estrategia para el Golfo de Guinea. Creemos que ha llegado el momento de elaborar un Plan de Acción que transforme la estrategia en acciones concretas para hacer frente a la situación de inseguridad", dijo durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

"Estamos preparando programas de asesoramiento y adiestramiento militar en todas las áreas (terrestre, aéreo y naval), para los países del Golfo de Guinea que se muestren interesados, en estrecha colaboración con Portugal, y en una línea similar que estamos desarrollando en el Sahel (EUTM Mali)", continuó.

En esta línea, señaló "la falta de unas estructuras de seguridad nacionales y regionales eficaces" como el principal problema a medio y largo plazo a la que se enfrenta los países de esta área africana y aseguró que los "esfuerzos de la comunidad internacional deben centrarse en su creación y reforma".

Pedro Morenés recordó que España "es el único país europeo con parte de su territorio en África" y aseguró que para nuestro país la seguridad en este continente es "una cuestión estratégica". Así, detalló que el 60 por ciento de la importaciones de gas a España provienen de África (Argelia y Nigeria, principalmente), que "buena parte del petróleo que consumimos" proviene del Golfo de Guinea, donde empresas españolas tienen importantes intereses pesqueros.

Drogas, armas y piratería

El terrorismo internacional de corte yihadista, la piratería y el asentamiento de tramas de crimen organizado en la zona fueron los tres problemas principales a los que se enfrenta la región, según el ministro, al que se une uno que lleva desde la descolonización de África, las disputas entre tribus rivales.

"En la zona del Sahel se ha establecido el terrorismo en forma de grupos ligados de alguna manera a Al-Qaeda. Así, podemos señalar a AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) como la primera franquicia, pero también son muy activos el grupo de Mojtar Belmojtar, más desde su alianza con MUJAO (Movimiento para la Unicidad y la yihad en África Occidental)", dijo.

"Para que no nos llamemos a equívocos en cuanto a qué tipo de amenaza representan para nosotros, esta nueva joint venture del terrorismo internacional ha decidido autobautizarse como Al-Murabitin (los Almorávides), y aunque se despliegan principalmente en el norte de Malí, en Níger, y en el sur de Libia, su intención es traspasar esas fronteras a la menor oportunidad", continuó.

Tras esto, detalló cómo esta área del continente africano se ha convertido desde la última década del siglo XX en un territorio de paso para el tráfico de drogas, especialmente de la proveniente de América Central, y que se cree que supone un 13 por ciento del tráfico mundial, aproximadamente.

"Tras entrar por puertos como Guinea Bissau, Guinea-Conakry, Liberia, Costa de Marfil, Ghana y Nigeria, atraviesa el Sahel y el Magreb, donde se une a la producción propia de hachís, para llegar a las costas españolas y de otros países de la orilla europea", contó. Según los datos facilitados por el ministro, un tercio de la cocaína que entra en la Unión Europea lo haría por esta ruta, que también empezaría a ser utilizada por los productores de metanfetaminas de algunas zonas de Nigeria.

"Todos estos negocios ilícitos van asociados a la violencia. Así, entre 10 y 20 mil armas ligeras procedentes de Libia han sido distribuidas en el mercado negro, incluyendo además lanzagranadas y misiles terrestres de fabricación soviética. Este incremento del tráfico de armas ligeras, manejado fundamentalmente por tribus nómadas del Sahel, es lo que ha permitido armarse a muchos grupos, provocando en parte el incremento de la violencia que se observa en Nigeria y Camerún (Boko Haram y Ansaru), República Centroafricana (ex Selekas y anti-Balakas) o Sudán del Sur", explicó Pedro Morenés.

Sobre la piratería, dijo que "si bien no es un fenómeno nuevo" en el Golfo de Guinea, "ya que se remonta al comienzo de la explotación de los recursos petrolíferos, sí está alcanzando un evidente pico de intensidad". "El número de incidentes de piratería en el Golfo de Guinea han superado en número e intensidad los del Golfo de Adén. Los piratas son especialmente activos en Nigeria, dada la concentración de tráfico comercial y de pozos, y se caracterizan por una forma de actuación violenta, con toma de rehenes incluida", concluyó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios