Menú

Evo Morales no quiere chicas semidesnudas en las telenovelas

El presidente de Bolivia inició una cruzada contra las telenovelas que continuó el venezolano Nicolás Maduro.

2
El presidente de Bolivia inició una cruzada contra las telenovelas que continuó el venezolano Nicolás Maduro.

Tal día como hoy, 23 de octubre, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada que Evo Morales se marcó las telenovelas como objetivo a combatir. En una nueva cruzada del líder indigenista, el portavoz del partido del Gobierno en el parlamento aseguró que "estamos trabajando en una ley para que no se emitan las telenovelas donde las mujeres aparezcan casi desnudas". El objetivo era "limitar que las hermosas chicas que tenemos muestren todo en las propagandas y en los shows".

El parlamentario del oficialista MAS, Isaac Ávalos, expresó que "no estamos de acuerdo en que en una familia estén viendo en los medios o en una foto las mujeres y hombres semidesnudos. Yo creo que con una ley vamos a eliminar esto". Además, hizo extensiva la prohibición al desnudo en sí, ya que la restricción también afectaría a otro tipo de soportes: fotografías, publicaciones y espectáculos públicos con ínfimos contenidos eróticos, como un semidesnudo.

El siguiente en unirse a la cruzada contra las telenovelas fue Nicolás Maduro. El presidente de Venezuela se presentó ante el Congreso para anunciar algunas de las medidas para combatir lo que llamó "guerra económica". Durante su intervención, Maduro encontró como nuevo enemigo a las telenovelas, sin duda uno de los productos de exportación más exitosos de Venezuela. Según el presidente, las telenovelas "incitan a la violencia y el odio en la sociedad" por eso anunció que se iba a "debatir sobre el contenido de las televisoras, vamos a dar un verdadero debate sobre el contenido de los medios de comunicación".

El diputado opositor Luis Barragán aseguró que la razón no era sólo controlar el contenido de las telenovelas: "Eso es un camino a la insistente práctica de este gobierno de coartar la libertad de expresión y con la excusa de las telenovelas lo que se viene es una persecución a los medios de comunicación". También los guionistas de telenovelas mostraron su desacuerdo a la medida: "Los dramas de las telenovelas siempre establecen una batalla entre el bien y el mal, en la que termina imponiéndose el primero sobre el segundo, para que reine la dicha de los que son buenos en el mundo".

Aún así, la ministra de Comunicación del Gobierno bolivariano anunció la revisión de toda la programación televisiva de canales públicos y privados: "Hemos acordado una gran jornada de trabajo con todas las televisoras, públicas, privadas, señal abierta o por las cableras, vamos a tener una reunión de trabajo para definir una agenda que nos permita a nosotros hacerles una propuesta al presidente". Según Delcy Rodríguez, el objetivo era "avanzar y superar modelos televisivos" que supuestamente estaban "difundiendo antivalores" en Venezuela.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios