Menú

Iglesias: "La reina Letizia tiene interés en conocerme"

"Yo soy más bueno que el pan... de momento". Con esta frase terminaba Pablo Iglesias su entrevista con Jordi Évole en Salvados.

Libertad Digital
125
Pablo Iglesias durante la entrevista. | Imagen TV

"Yo soy más bueno que el pan... de momento". Con esta frase terminaba Pablo Iglesias su entrevista con Jordi Évole en Salvados. Un programa, grabado en Ecuador hace unas semanas durante la gira del líder de Podemos por varios países latinoamericanos, en el que Iglesias hizo una revelación hasta ahora desconocida: "Me llegó un WhatsApp el otro día de un periodista" en el que me decían que "la reina Letizia tiene interés en conocerme". "A lo mejor la convencemos de que el jefe del Estado es mejor elegirlo en las urnas que por razones hereditarias, sería un bombazo", añadió.

Una hora de entrevista en prime time en la que Jordi Évole cuestionó todo el programa de Podemos: "Yo no sé si tú tienes algún tipo de temor de decir: en las elecciones europeas nos pasamos de frenada, hicimos un programa de máximos que igual lo tenemos que rebajar" afirmó el presentador. El dirigente de Podemos confesó : "Lo hicimos muy rápido y empujados por una ola de ilusión que nos obligó a volar".

Y aunque reconoció las debilidades evidentes de su programa, afirmó que es "realizable en sus líneas generales" por lo que continuó defendiendo medidas como la renta básica, a pesar de que el presentador le indicó que las cuentas no salían.

"A los ricos, como a niños pequeños"

Entre sus medidas también recordó la del tope salarial: "Para que el país vaya mejor, hay que evitar la desigualdad, que es lo que destruye las economías de los países", explicó Iglesias, por lo que afirmó que intentará hacer que los ricos entiendan que para que el país vaya mejor es necesario que no haya tantas diferencias entre ricos y pobres. "A los ricos a veces hay que tratarlos como a los niños pequeños, con mucho cariño y dulzura, pero hay que ponerles límites", aseguró.

Con Podemos en el Gobierno, dijo, "ningún ciudadano se va a quedar sin luz ni calefacción", de ahí que mandase un mensaje directo a las empresas: "Si les importa una mierda los ciudadanos, yo les diré, 'chato, el que me importa una mierda eres tú a mí'". Y dejó abierta la puerta a "nacionalizar, expropiar o confiscar" las empresas que el Gobierno entienda que son claves para garantizar el bienestar de los ciudadanos. "La propiedad privada tiene que estar subordinada al interés social", ha justificado.

Aunque la realidad fue que Iglesias no llegó a concretar en ningún momento cómo va a realizar estas medidas y se limitó a decir que "ojalá" pueda hacer esto en una legislatura, ya que dejó claro que se ve como presidente del gobierno en la próxima legislatura. "Espero que en cuatro años sí se pueda, pero hay que ser prudentes", advirtió. Eso sí, "si no gano las próximas elecciones generales, igual me voy" explicó.

Pablo Iglesias también explicó que en estos momentos está centrado en "la estrategia" y que no es partidario de que Podemos concurra a las elecciones municipales con esta marca por "estrategia" y por "prudencia" pensando en su verdadero objetivo, las elecciones generales. "En el momento que mínimamente nos parezcamos a la casta, estamos muertos", comentó Iglesias poniendo de ejemplo un eventual escándalo con un concejal que concurriera bajo la marca Podemos. "Ahora no nos lo podemos permitir", subrayó.

Sabina

Durante el programa, Jordi Évole, también llevó a un economista ecuatoriano, Roberto Villacreses, que le explicó a Iglesias cómo su programa económico es prácticamente irrealizable y que en Ecuador "ha mejorado el nivel de vida de los ecuatorianos no gracias a Rafael Correa" admirado por Iglesias, "sino a pesar de Rafael Correa" explicó Villacreses.

Esta no fue la única sorpresa del programa, ya que Évole llamó a Joaquín Sabina, que hace unos días tuvo un desencuentro con Podemos. El cantante explicó que le fastidió que Juan Carlos Monedero le dijera que se dedique a cantar y no a opinar. Sabina aseguró, no obstante, que "si no hubierais aparecido" se os tendría que haber inventado. Iglesias afirmó que su compañero Monedero "no se calla nunca, tiene una personalidad muy parecida a la tuya (Sabina)". La conversación acabó entre risas sobre si Iglesias canta bien o no.

Iglesias también comentó que, si se convierte en presidente, "molaría" un programa en televisión en el que periodistas "cabrones" le entrevistaran, y reconoció que, para él, "los verdaderos parlamentos son los platós".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios