Menú

Un 'indignado' disfrazado de pollo persigue a Esperanza Aguirre

La presidenta del PP de Madrid se vio acosada por un grupo de indignados. Ella misma había criticado el modo de actuación de ese colectivo.

0
La presidenta del PP de Madrid se vio acosada por un grupo de indignados. Ella misma había criticado el modo de actuación de ese colectivo.

Tal día como hoy, 14 de noviembre, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid llegó a La Coruña para participar en un mitin electoral y, nada más bajarse del coche, le recibieron tres miembros del movimiento 15-M, uno de ellos ataviado con un disfraz de pollo y con carteles con los lemas "Indignados hasta los huevos" y "La educación necesita de todo nuestro a-pollo".

Esperanza Aguirre llegó a sacarse una foto con ellos y debatió con la persona disfrazada ante sus reivindicaciones para que se apoye a la educación pública. La presidenta del PP madrileño explicó que en su comunidad autónoma se abría una escuela pública nueva cada semana.

La presidenta regional siempre ha criticado el modo de actuar de este movimiento. En junio de ese mismo año aprovechó la sesión de investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid para subrayar que España y Madrid eran testigos del "importante número de ciudadanos que expresa su insatisfacción respecto a los políticos". Y añadió que "no sería lógico ni honesto desdeñar estas críticas, que además pueden no estar exentas de razón", no obstante, expresó su "rechazo más firme" hacia el comportamiento de "algunos de esos que llaman indignados" recientemente en la constitución de algunos ayuntamientos, ya que con sus protestas tenían el "ánimo de perturbar el correcto funcionamiento" de estas sesiones.

Sobre los indignados destacó que su comportamiento "es el mismo que han tenido a lo largo de la historia todos los precursores de los movimientos totalitarios: empiezan con gritos contra los políticos, siguen expresando su desprecio a la democracia, y acaban afirmando que, como han conquistado la calle, ellos son los auténticos representantes del pueblo".

Meses más tarde, Aguirre volvió a cargar contra los "indignados", los "camorristas" y los "pendencieros" que abogaban “por un principio de democracia directa” bajo el que “se pueden esconder un golpe de Estado", como el de Francia de 1793.

La presidenta madrileña continuó sus ataques al movimiento 15-M a través de la red social Twitter: "Bajo la apariencia de inocentes movilizaciones que se pretenden formas de democracia directa se esconde la deslegitimación de nuestro sistema representativo". A continuación agregó que "cuando a la democracia se le añade un adjetivo, ya sea orgánica, popular o directa, en realidad se está hablando de dictadura". Y por último añadió: "Los llamados indignados se consideran autorizados para definir quién es el pueblo y lo que realmente niegan es el propio sistema democrático".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios