Menú

El Rey es "el guerrero del antifaz"

Don Juan Carlos sorprendió a todos asistiendo a un acto con gafas de sol para tapar una lesión en la cara.

1
Don Juan Carlos sorprendió a todos asistiendo a un acto con gafas de sol para tapar una lesión en la cara.

Tal día como hoy, 1 de diciembre, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada la recepción de Don Juan Carlos a los niños ganadores de la XXX edición del concurso nacional "Qué es un rey para ti". El monarca dio la enhorabuena por su imaginación a los niños, que ese año le equipararon a un superhéroe o un rey mago y le caracterizaron como capitán de la selección de fútbol o como un médico que administraba a España "pastillas anticrisis".

El entonces jefe del Estado recibió a los 21 niños ganadores del concurso, en el que participaron unos 20.000 alumnos, con edades entre 8 y 13 años, procedentes de unos 1.8000 centros de toda España. El propio Rey, empapado del ambiente festivo del momento, bromeó con los niños y aseguró que se sentía como "el guerrero del antifaz".

La nueva imagen del Rey Juan Carlos I databa del 22 de noviembre de ese mismo año cuando apareció en un acto con gafas de sol. Ocurrió después de que la prensa le fotografiara en un acto esa misma mañana y se difundieran las imágenes en las que se veía un moratón en un ojo. Ya por la tarde acudió a otro acto, pero esa vez con los ojos tapados por unas gafas de sol negras.

Según explicó la Casa Real, el Rey se golpeó accidentalmente la cara con una puerta en Zarzuela cuando un ayudante le abría la puerta para franquearle el paso. Como el percance no revestía gravedad, el jefe del Estado mantuvo su agenda y presidió esa mañana en el Palacio Real la ceremonia de entrega de cartas credenciales de cinco nuevos embajadores extranjeros en España, donde la prensa pudo darse cuenta de la lesión.

Esa tarde acudió al Consejo Superior de Investigaciones Científicas para entregar el Premio FONDEDA 2011 que otorgaba la Fundación Fondo para la Protección de la Naturaleza. El monarca las llevó puestas durante todo el acto a pesar de tener lugar en el interior de la sede del Consejo. Así, en las imágenes sólo se podía ver una pequeña tirita que llevaba puesta en su nariz tapando la herida.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios