Menú

Letizia insta a dos niñas a que se pidan perdón

Una madre grabó a la princesa intermediando entre sus dos hijas, lo que le valió el apodo de supernnany.

0
Una madre grabó a la princesa intermediando entre sus dos hijas, lo que le valió el apodo de supernnany.

Tal día como hoy, 12 de enero, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que la entonces princesa de Asturias se vio atrapada en una discusión entre dos hermanas durante su visita a la localidad vallisoletana de Medina del Campo. Entre los ciudadanos que se acercaron a ver a los príncipes de Asturias estaban dos niñas, una de las cuales estaba llorando.

La reina se acercó con la intención de mediar entre ellas. Después de que una de ellas acusara a la otra de haberla pellizcado y se pusiera a llorar, la Princesa intentó que las dos hicieran las paces y se pidieran perdón. Después de varios intentos sin conseguir el perdón deseado, insistió en que "no hay que discutir" y les instaba a "darse un besito".

Entonces optó por pedir ayuda a un familiar y le preguntó a la madre de las pequeñas quién había empezado. La madre optó por la neutralidad y dijo que las dos. En ese momento Letizia siguió su camino. Las imágenes, que se difundieron con posterioridad, hicieron que la reina se ganara el apelativo de Supernanny.

Meses después la princesa coincidió en un acto editorial con la auténtica Supernanny, Rocío Ramos Raúl, y bromeó con ella al decirle que le había quitado el puesto. También aprovechó para pedirle consejo sobre sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, y su manía de tomar demasiadas chucherías. Letizia le confesó que sólo les permitía comerlas los fines de semana y los cumpleaños. Supernanny le dijo que no fuera tan severa en la educación de las niñas y que había que combinar mano blanda y dura para evitar traumas.

La Reina tuvo otro encuentro con una niña que le entregó una tarjeta en la que le pedía que le devolvieran el trabajo a su madre, que acababa de ser despedida de su puesto de agente local de promoción y empleo. La Casa Real respondió a la niña comunicando que doña Letizia "ha quedado informada" del contenido de la tarjeta que entregó la niña y dio "el encargo de estudiar con todo detalle" el tema que planteaba por si pudieran "ayudar" a su madre. La misiva añadió que "así lo hemos hecho, pero lamentablemente no podemos hacer nada en tu favor, dado que Su Majestad no puede intervenir en procedimientos internos de la Administración, como es el caso que expones".

Sin embargo, "siguiendo instrucciones" de la Reina, la Casa Real envió la tarjeta de la niña a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía "para que estudien el asunto", y desde donde la menor recibiría "directamente la respuesta que proceda".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios