Menú

Joaquín Sabina ya no defiende a Zapatero

El cantautor ha pasado de apoyar al expresidente del Gobierno desde la plataforma de la "ceja" a aconsejar a Podemos.

3
El cantautor ha pasado de apoyar al expresidente del Gobierno desde la plataforma de la "ceja" a aconsejar a Podemos.

Tal día como hoy, 21 de enero, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada la entrevista que le hizo Público antes de que el cantautor comenzara sus colaboraciones en el diario de Roures en la que habló de política y su "izquierda". Nada más comenzar le preguntaron si había que "volver a la calle". Joaquín Sabina dijo "sin duda". "La izquierda en general y yo en particular, que no la piso demasiado", reconoció. El artista "cree que la izquierda tiene que volver a sacar el termómetro”.

Sobre la situación de Europa y la proliferación de los gobiernos de derechas, Sabina aseguró que "a pesar de esta bronca antizapaterista, y no seré yo quien se ponga a estas alturas a defender a Zapatero porque ya tengo la ceja bastante afeitada, cuando aquí se hizo la huelga general ya le habían hecho ocho o nueve a Sarkozy en unos meses".

Ya en clave nacional, otro de los temas fue el de la izquierda. Sobre esto dijo: "Estoy bastante descorazonado, como todo el mundo, y bastante pesimista. Creo que a cortísimo plazo, como en el infierno de Dante, abandonad toda esperanza. Yo sólo creo en el medio plazo". Acerca de su adscripción a la "ceja" y su antigua simpatía por Zapatero, Sabina reconoció que "creo que es un hombre honrado, no creo que sea el más listo de su clase, pero tampoco lo creía cuando lo apoyé, creo que es un gobernante limpio que creía en lo que decía. Creía demasiado. Mi decepción es que no tenga margen porque creo que lo que tiene que inventar la izquierda son márgenes".

Meses antes fue más tajante sobre la situación de la izquierda. En una entrevista en 20 minutos aseguró que "la izquierda de hoy está hecha una mierda. Sin programa, sin alternativas, sin ideología". Además pensaba que la política de que Zapatero "está haciendo ahora mismo no es de izquierdas, desde luego". Y creía que lo que le faltaba a la política española era que "los parados y la clase obrera saliera a la calle a quemar televisiones. Es tremendo que cinco millones de personas estén ahí, por las tardes, viendo Sálvame".

En otra entrevista en el diario El País, en la sección Cultura, dijo del PP que ahora "es imposible evitarlos" porque desde el 22-M "lo controlan casi todo". De Zapatero fue más allá y dijo que le recordarían como "Gorbachov, rechazado en su país y admirado fuera".

Más recientemente y ya renegado de la "ceja", Joaquín Sabina se atrevió desde Chile a dar consejos a Podemos. El cantante achacó el éxito del partido de Pablo Iglesias a la "desesperación" de la ciudadanía "con el modo que tienen de no resolver los problemas las castas de políticos profesionales" y vaticinó que seguiría creciendo. Aún así, consideró que en algunas proclamas Podemos mostraba un lenguaje parecido al discurso marxista de principios del siglo XX, por lo que le recomendó "reciclarse un poco y adaptarse al siglo XXI".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios