Menú

Pablo Iglesias tiene un "problema" en la Comunidad de Madrid

La elecciones de los barones del partido ha evidenciado que Iglesias ya no tiene el apoyo mayoritario de los inscritos en el partido.

89
La elecciones de los barones del partido ha evidenciado que Iglesias ya no tiene el apoyo mayoritario de los inscritos en el partido.
Pablo Iglesias, durante su visita a Nueva York | EFE

La Comunidad de Madrid ha sido, y es, uno de los mayores quebraderos de cabeza de Pablo Iglesias: los críticos han entrado en la dirección del partido y quieren recuperar "los principios con los que se fundó" Podemos, es decir, quitarle poder al líder y que el control se ejerza de "abajo a arriba, en lugar de arriba a abajo".

Tras una semana de votaciones, este sábado se anunciaron los secretarios generales de cada comunidad y el mensaje de las bases a su líder fue rotundo: sus elegidos ya no tienen el apoyo mayoritario de los inscritos en el partido.

Los continuos retrasos en la comunicación de los resultados, que en un principio estaban anunciados para la mañana de este sábado y que finalmente llegaron a las 21:00 horas, daban cuenta del pánico que se produjo en la cúpula de Podemos, que se encontraba reunida viendo como los resultados no eran los previstos.

Se esperaba que Pablo Echenique venciese en Aragón pero no con más del 70% de los apoyos. Tampoco se esperaba que Iglesias perdiese La Rioja, Navarra y Baleares. Pero la consecuencia más grave llegó en Madrid.

Allí, Luis Alegre, candidato de Iglesias, logró hacerse con el puesto de secretario general por la mínima con el 49% de los apoyos frente al 44% de Miguel Urbán, líder de los críticos.

Una dirección mixta

Pero en la elección del consejo autonómico madrileño, sucedió lo impensable para la cúpula de Podemos. Gracias a que los 34 miembros de la dirección de Podemos en la comunidad se podían votar por nombre, y no en plancha, como sucedió en ocasiones anteriores, el Consejo Ciudadano del partido en la CAM se ha conformado por 18 miembros de la corriente oficialista y 16 de los críticos.

Precisamente estos últimos han sido los más votados. De hecho, el actor Alberto San Juan, uno de los miembros más conocidos del sector crítico, recibió más votos que el propio Alegre. Gracias a este sistema también entraron en el partido el catedrático Jaime Pastor o el médico Luis Montes.

Miembros de la corriente crítica explican a LD que los "problemas" podrían llegar desde esta dirección mixta ya que tienen una concepción de Podemos "algo diferente".

Diferencias que evidenció hace unos días la número cuatro de Iglesias, Carolina Bescansa. La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos dejaba clara la posición de los oficialistas. Con un tono beligerante aprovechaba una rueda de prensa del partido para dejar claro que su compañero Luis Alegre representaba el "Podemos de las propuestas", y que los críticos eran "un Podemos para protestar".

Urbán respondió inmediatamente: "En Madrid, la protesta ha ganado a las políticas privatizadoras de la Sanidad Pública, o ha conseguido paralizar los proyectos de privatización del agua; nos reclamamos de la protesta y del ciclo, que hable el 15-M, que hablen las mareas", decía Urbán.

Estos críticos critican que desde hace meses los círculos han perdido influencia en el partido, y que el control de la organización se está ejerciendo de "arriba a abajo, en lugar de abajo a arriba", contradiciendo, dicen, los principios creadores de Podemos. Y explican que, gracias a su entrada en la dirección del partido en la CAM, "intentarán" recuperar "los principios con los que se fundó el partido", algo que podría torcer los planes de Iglesias para Madrid.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios