Menú

Diez partidos de sanción a Luis Suárez por morder a un rival

El delantero uruguayo ha protagonizado varios incidentes que le han causado graves sanciones.

0
El delantero uruguayo ha protagonizado varios incidentes que le han causado graves sanciones.
Portada de LD en 2013 | Portada de LD en 2013

Tal día como hoy, 24 de abril, pero de 2013, Libertad Digital contaba en su portada que la Federación Inglesa de Fútbol impuso al delantero uruguayo una sanción de diez partidos de suspensión por morder al defensa serbio del Chelsea, Branislav Ivanovic.

La FA dijo en un comunicado que la gravedad de la agresión justificaba una sanción más dura que los tres partidos que solían imponer a los jugadores acusados de "conducta violenta". La acción se produjo en el minuto 74. Tras chocar en el área, Luis Suárez se levantó eléctrico y fue directo a morder al defensa. El futbolista serbio se quejó amargamente, pero el colegiado no señaló nada. La temporada anterior ya fue sancionado con ocho partidos por dirigir insultos racistas a Patrice Evra, defensa francés del Manchester United.

Ésta no era la primera vez que el uruguayo cometía un incidente similar. En noviembre de 2010 Luis Suárez mordió en el cuello a Otman Bakkal, delantero holandés de origen marroquí. Esta agresión se produjo justo después de que el árbitro expulsara al local Rasmus Lindgren, y a partir de ahí se produjo una trifulca en el campo. En los forcejeos, Suárez se acercó al rival y le mordió en el cuello.

Como el árbitro no vio nada tuvo que ser la Federación Holandesa de Fútbol la que entrara de oficio y sancionarle con 7 partidos por "conducta violenta al morder a un oponente". El Ajax, que ya había multado y suspendido con dos partidos al jugador, comunicó a través de su web que aceptaba la sanción al delantero uruguayo y que no la iba a recurrir.

Las duras sanciones no hicieron el efecto esperado en el uruguayo y lo volvió a hacer. Nadie duda de la calidad del delantero pero también tiene su lado oscuro. En el partido entre Uruguay e Italia del pasado Mundial, Luis Suárez peleaba en el área con Giorgio Chiellini cuando se acercó al defensa y le mordió en el hombro.

El defensor italiano no dudó en protestar al árbitro y enseñarle las huellas del mordisco mientras éste se llevaba los dedos a la boca. Chiellini dijo al terminar el partido: Luis Suárez simula después de morderme. Es vergonzoso y la FIFA lo permite. Ya veremos si usa las imágenes televisivas como prueba". Entonces, el entrenador de Uruguay salió en defensa de su jugador: "Esto es un Mundial de fútbol, no de moralidad barata. Si se le ataca, lo vamos a defender. Hay una animosidad evidente contra Suárez".

La FIFA decidió actuar de oficio y le impuso una dura sanción a Suárez que le hizo perderse lo que restaba del Mundial de Brasil. Dos meses después, el Tribunal de Arbitraje del Deporte permitió entrenarse con su nuevo equipo, el Barcelona, pero le mantuvo la sanción impuesta por la FIFA de cuatro meses y nueve partidos sin jugar con la selección uruguaya.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios