Menú

Gorriarán vuelve a la carga tras pedir Lozano una tregua

Dice que los "Renovadores" intentan "liquidar" a los fundadores, mientras que Lozano denuncia una "carrera de obstáculos"

2
Gorriarán vuelve a la carga tras pedir Lozano una tregua
El diputado de UPyD, Carlos Martínez Gorrirán, durante una entrevista con Libertad Digital | David Alonso Rincón.

El sábado, durante el debate en Madrid de los cuatro candidatos que aspiran a suceder a Rosa Díez como líderes de UPyD, Irene Lozano pedía que "nunca más" volviesen a insultarse afiliados de la formación magenta en Twitter. Un intento de tregua que apenas ha durado cuarenta y ocho horas. El sin duda dirigente del partido más activo en esa red social, Carlos Martínez Gorriarán, ha vuelto a destapar la caja de los truenos a cinco días del Congreso extraordinario del partido, atacando directamente a la candidatura "Renovadores UPyD" que lidera Lozano y cuyo número dos es el exdiputado Toni Cantó.

Gorriarán, sustituido de facto como número dos del partido por Andrés Herzog (el candidato más próximo a Díez) tras la crisis desatada por el batacazo electoral en Andalucía en marzo, acusa a la candidatura de Lozano de pretender "liquidar" a los fundadores de UPyD. El mismo sábado Lozano iniciaba su comparecencia en el debate reconociendo la labor de estas personas, y citaba en particular a Rosa Díez y al propio Gorriarán.

La chispa que ha encendido la polémica es la afirmación de un tuitero que acusaba a la actual dirección de "mafia". Aunque en realidad la polémica viene de lejos, por la guerra de espías, práctica de la que se acusan mutuamente renovadores y 'oficialistas' y por la "carrera de obstáculos" que denuncian los de Lozano. En concreto, aseguran que se les está escamoteando información sustancial sobre el congreso del próximo sábado, con urnas por toda España y un acto central en el Círculo de Bellas Artes. Dicen que les faltan "datos sobre el número de afiliados de que dispone ahora mismo UPyD desglosado por provincias, para poder priorizar las acciones con afiliados durante la campaña" así como los medios materiales y humanos de que dispondrán las diferentes candidaturas o "sobre quién tomará la palabra en los actos previstos durante la jornada electoral en el Círculo de Bellas Artes". Pero las quejas abarcan incluso los aspectos meramente logísticos: "Más llamativo aún es que la Comisión Electoral no haya facilitado todavía, ni siquiera, la ubicación de las mesas de votación, teniendo en cuenta que el miércoles 8 finaliza el plazo para presentar apoderados de las candidaturas, que deberán estar presentes en dichas mesas.

El sábado se espera, por tanto, un congreso extraordinario muy caliente. De él saldrá el nuevo líder y el nuevo rumbo de un partido que en un año ha pasado de estar entre las principales fuerzas políticas del país a no alcanzar ni el 1% en intención de voto en los sondeos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios