Menú

Rajoy trata de evitar un desastre el 27S con Albiol de candidato y Levy de número dos

El presidente prescinde de Camacho, que seguirá siendo líder del PPC hasta 2016. Levy será número dos de la lista y pieza clave en el futuro.

222
Levy, Sánchez Camacho y García Albiol.

Golpe de efecto de Mariano Rajoy en Cataluña. Prescinde de Alicia Sánchez Camacho y elige como candidato del PP a las elecciones catalanas a Xavier García Albiol, exalcalde de Badalona con un discurso muy firme en la defensa de la unidad nacional o la inmigración. La decisión se cerró la pasada semana, cuando el presidente despachó en varias ocasiones con la aún líder del PP catalán, y fue anunciada por la propia Sánchez Camacho este martes en un Comité Ejecutivo regional extraordinario, convocado de urgencia el lunes por la tarde.

El presidente ha querido dar la sensación de que la designación ha surgido del PPC y que él únicamente ha dado su plácet, pero no es cierto. En las últimas semanas, ha escuchado el diagnóstico de situación de diferentes actores clave de su partido. Empezando por Jorge Moragas, su jefe de gabinete, y continuando por María Dolores de Cospedal y la propia Sánchez Camacho. El pasado jueves 16, este diario adelantó la discusión en el seno de la cúpula nacional sobre si debía repetir como candidata. Las dudas provenían de las más altas esferas. "No hay una decisión tomada", se dijo entonces.

Rajoy guardó silencio, pero en el partido la presión se hizo cada vez mayor. Dirigentes del PPC llamaron a Génova para advertir de que con Sánchez Camacho de cabeza de cartel no tendrían ninguna posibilidad en las urnas. "Corremos el riesgo de convertirnos en un partido residual", avisaron a la dirección nacional. Aún más, argumentaron que el batacazo también afectaría al presidente, el siguiente en enfrentarse a un proceso electoral si finalmente no hace coincidir las generales con las catalanas.

Con el runrún ya en los pasillos de la sede nacional y Moncloa, Sánchez Camacho se dio en un primer momento por candidata. Su entorno aseguró que había barruntado dar un paso atrás, pero que Rajoy quería que fuera otra vez ella. Incluso había organizado un comité de campaña en la sombra. Pero, en paralelo, portavoces del PP como Pablo Casado rehusaron mojarse y ni tan siquiera citaban su nombre. "Génova13", esquivó el presidente en rueda de prensa. Y la versión de los cargos próximos a la líder del PPC fue mutando, hasta que el fin de semana pasado se precipitaron los acontecimientos.

Rajoy no ha querido escenificar una ruptura con ella. Más al contrario, tienen una buena relación y el jefe del PP le agradece los servicios prestados y la recolocará presumiblemente en Madrid llegado el momento. Si bien, las encuestas son demoledoras y Cospedal -entre otros- le dijeron claramente que era necesario un revulsivo, según las fuentes consultadas. Sánchez Camacho recibió el golpe, y aceptó el veredicto. Seguirá siendo presidenta del PPC hasta el próximo congreso, que se celebrará después del nacional, a principios de 2016.

Así, más que para enfrentarse al bloque secesionista, García Albiol está llamado a darle la vuelta a las encuestas. En otras palabras, a plantar cara a Ciudadanos con un discurso sin ambigüedades sobre España. "Es un activo muy importante de la política catalana y nacional", le defendió Javier Maroto poco antes de conocerse su designación. En esRadio, le reconoció estar apegado a los temas de la calle "desde la moderación y la modernidad".

En Génova, un sector mostró distancias con él por sus palabras sobre la inmigración y pujó porque Rajoy se decantara por Alejando Fernández -el cabeza de lista en Tarragona- o Enric Milló -el portavoz en el Parlamento-. Pero el presidente ha optado por el valor que considera más seguro; un cargo que se identifica "con el PP de toda la vida", en palabras de un veterano.

"Este no es un proyecto que pueda afrontar yo sólo. Necesito la colaboración de todos los catalanes porque el 27S nos jugamos mucho", dijo el protagonista, junto a Sánchez Camacho, en la reunión del PPC celebrada en Barcelona. Y ya entró en el cuerpo a cuerpo con Albert Rivera, al que acusó de irse "en el momento más difícil".

El ascenso de Andrea Levy

Rajoy hace una apuesta de presente, pero también de futuro. Andrea Levy será la número dos de la lista. Esto es, tendrá más presencia en Cataluña, como ya la tiene en el conjunto nacional. Si García Albiol no consigue salvar los muebles, fuentes de la dirección nacional no dudan en que podría convertirse en la próxima presidenta del PPC. Cabe recordar que cuenta con el aval de Moragas, hoy con más poder interno que nunca.

"Andrea es el complemento perfecto para Albiol", resumió Sánchez Camacho, que tendrá el reconocimiento público de Rajoy. "Se va con los mejores resultados del PP de la historia", repiten en Madrid y Barcelona. "Doy un paso adelante para que la sociedad recupere la ilusión. Esta candidatura de renovación continuará la senda que nos marcamos en 2010", aseguró ella ante el PPC. Jordi Cornet será el director de campaña y Millo, que también estará en la lista, fue nombrado vicesecretario de acción política y comunicación.

Este mismo miércoles, el líder del PP se trasladará a Castelldefels -que fue noticia recientemente por adherirse al bloque separatista- para participar en un acto de apoyo a la candidatura de Albiol, al que ya sólo le restaría el aval formal del Comité Electoral Nacional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco