Menú

Rivera disputa el voto a Podemos en el corazón de la izquierda catalana

El líder de Ciudadanos pide en Hospitalet una gran movilización para convertir en "naranja" el cinturón rojo de Barcelona

43
Rivera disputa el voto a Podemos en el corazón de la izquierda catalana
Albert Rivera, saludado por simpatizantes de Ciudadanos en Hospitalet de Llobregat | EFE

"Voy a votar a cien metros de aquí, porque me empadroné hace unos meses. Vivo aquí con mi chica, con Bea. Este cinturón, que era rojo, va a empezar a ser naranja, naranja para cambiar España". Albert Rivera ha querido jugar fuerte este domingo en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde ha vuelto a ser cabeza de cartel teloneado por Inés Arrimadas y por el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín. "Aquí, saben ustedes perfectamente que cuando llegan las elecciones generales, se han llegado a ver participaciones del 75% y hasta del 80%. Si conseguimos que en estos barrios se movilice todo el mundo y votemos naranja vamos a parar todo esto y vamos a ganar el partido" ha dicho el presidente de Ciudadanos.

Dos son las preocupaciones de la candidatura naranja: lograr la mayor participación posible para impedir la victoria del independentismo y, al mismo tiempo, capitalizar parte de ese voto movilizado, en concreto el de la izquierda no nacionalista, que puede arrebatarle Catalunya Sí que es Pot, la plataforma que integra a Podemos y a ICV y que, según las encuestas, le pisa los talones a la formación naranja, hasta el punto de amenazar su segundo puesto por detrás de la lista de Artur Mas.

De ahí que en todos los mitines de campaña, una alusión inevitable sea al hombre de Pablo Iglesias en Cataluña, Lluís Rabell, sobre el que Arrimadas advertía: "Podemos aquí, que ha entregado el partido a ICV, habla mucho de regeneración, pero de unión mejor que no hablen porque han puesto a un candidato independentista, el señor Rabell ha reconocido que es independentista". Una alusión de la candidata de Ciudadanos al doble SÍ con el que participó en el pasado 9-N. Incluso Rivera señalaba directamente a Pablo Iglesias "ayer escuchaba que se ha sumado al buenismo de que Cataluña es una nación y España es una nación de naciones. Ya está bien de debates de salón, lo que preocupa a la gente es el paro y la corrupción. En Alemania o EEUU no están preguntándose permanentemente si son alemanes o norteamericanos. ¿Y si nos dejamos de preguntar qué somos y empezamos a trabajar por nuestro país?".

En privado, importantes dirigentes de Ciudadanos evitan confesar preocupación por Podemos e incluso aseguran que "está a la baja con un candidato separatista. Pablo Iglesias ha entregado su candidatura a ICV, los que hicieron el tripartito con Carod Rovira, y eso mucha gente no se lo va a perdonar. Espero que el líder de Podemos, aunque ponga a separatistas en sus listas, tenga sentido común y altura de miras y apoye un Gobierno liderado por nosotros y no por los del 3%".

Lo cierto es que una de las incógnitas más grandes de la noche del 27-S será si uno u otro partido quedan por delante y se convierten en la segunda fuerza política de Cataluña.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios