Menú

Hermann Tertsch: "La única solución es la victoria de los separatistas"

Mas cambia el catalán por el apache, Pablo Iglesias le responde en arapahoe, Iceta deja a Queen por Rocío Jurado y Karmele, musa de la independencia.

0

Y sin embargo a la prensa no le hace ni mijita gracia. "La independencia dejaría en el aire el pago de las pensiones", dice El Mundo. Arcadi Espada regaña a su periódico por este titular. Que no, que "la advertencia pertinente que deben hacer los poderes españoles no es sobre las consecuencias de la independencia sino sobre las consecuencias de la ilegalidad. Es decir, no de lo que supondría la independencia para Cataluña y para España, sino de lo que supondría la suspensión de la autonomía". Angelico, ¿qué suspensión? Victoria Prego no entiende que Mas se lo tome todo a chufla. "Ante la avalancha de información objetiva" el tío "recurre al chascarrillo imitando la jerga de los pieles rojas", dice alucinada. Carlos Cuesta se lo explica en la columna de al lado. "Porque ni un solo día han dejado de obtener rédito de su desafío". Y ahora, cada vez que alguien les dice "que vas a cobrar", él responde sacando la lengua y diciendo "a que no me pillas".

Emilia Landaluce hace un resumen del ganao que acompaña a Mas. "Así son los 'frikindepes' de Cataluña". "Karmele imagina una nueva Cataluña sin prostitución. Jordi Bilbeny sigue reivindicando El Quijote como una obra catalana. Y María Lapiedra escribe un poema al 'procés'". Y es que Landaluce, un día que se aburría, decidió entrevistar a Karmele. "Marchante nos espera en el Hotel Miguel Angel, de Madrid, la ciudad en la que reside esta aguerrida patriota catalana. ¡Quiero una nación joven, con otro músculo, una nación pionera, con unas libertades!". Pues chica, ya estás tardando en coger el AVE. "¿Dejará Sálvame por la política?", le pregunta Landaluce. "Nunca", contesta la colega indepe sin cortarse un pelo.

El País dice que "los riesgos económicos de la secesión deciden la recta final". El editorial se tira de los pelos ante la actitud pasota de Mas. "Se están batiendo récords con el recurso por parte de la candidatura independentista a la demagogia más soez contra los datos que se acumulan sobre el disparate económico que supondría la secesión. La última es la intimidación de no pagar la deuda. Negarse a pagar es una amenaza demasiado gruesa", dice como si a estas alturas todavía pudiera sorprenderles algo. "La irrupción del riesgo financiero en la recta final de la campaña tiene aspectos positivos y negativos. Es positivo que salga a relucir el problema del coste económico que las tensiones independentistas va a imponer a los ciudadanos. Pero la cara negativa es que todo eso debiera haberse explicado mucho antes y planteado con toda la seriedad que el asunto requiere, en vez de jugar con el 20% del PIB de España y, en el fondo, con practicar la toma de rehenes entre los ciudadanos que apoyen al adversario". Pues ya saben la respuesta de Mas. "'Indígenas decir a grandes jefes Madrid que una gran butifarra". ¿No les parece serio? Pues propongan un examen psiquiátrico.

ABC: "El Banco de España avisa de que la secesión puede llevar al corralito". Y además anuncia que "el gobierno de Rajoy está preparado para responder desde el minuto uno de la noche electoral". El Gobierno de Rajoy. Ya, pero ¿hay alguien más? Rubido opina como Arcadi, que al final hemos caído como panolis y "hemos acabado por tomarnos las elecciones como un plebiscito" y "utilizamos su dialéctica". El editorial se echa las manos a la cabeza porque Mas se atreva "a chantajear al resto de España". Como si fuera nuevo. "El disparate separatista ha alcanzado tal calibre que la Generalitat blande ahora la quiebra como arma arrojadiza contra el resto de españoles, empleando como rehén a la población de Cataluña", dice, igualito que El País. La población de Cataluña ya es mayorcia, ellos verán. Hermann Tertsch disfruta como un enano. "Finalmente van a dar la razón a los pocos catastrofistas y agoreros que hace diez años augurábamos el pequeño desastre que se avecina". "¡Cuánto ridiculizaron en las tertulias a quienes anunciaban que sí existía ese plan para romper España (…) Cuánto se rieron!". Es verdad, Hermann, yo me acuerdo: 'España se rompe, España se rompe', jiji, jaja, se descojonaban. Tras este desahogo, Hermann sólo ve una salida. "La única solución esperanzadora para el futuro de Cataluña y toda España pasa ya, probablemente y, paradójicamente, por una victoria de los separatistas. Porque entonces, y si actúa como anuncia el golpista Artur Mas, el Gobierno de la nación no podrá sustraerse otra vez a su responsabilidad. Tendrá que cumplir con su deber y cada cual tendrá que responder por sus actos. Caso contrario, quedará el gobierno tan fuera de la ley como los sediciosos. Esa intervención que ponga fin al proceso golpista debería ser el principio del fin de la impunidad en España, que ya es absolutamente inaplazable si queremos evitar deslizarnos hacia las penumbras siniestras del estado fallido". Hermann, no es por fastidiarte el día, pero pa mí que Rajoy lo máximo que hará será recurrir al Constitucional.

La Razón dice que "Junqueras y Romeva pactan una presidencia rotatoria sin Mas". Uff. Junqueras, cuidado con Mas que al final siempre acabas llorando por los rincones. Marhuenda dice que Mas está "fugado de la realidad" y no hace ni puñetero caso a los avisos "que no buscan sembrar el miedo entre los ciudadanos", cómo se le ocurre pensar eso, "sino que tratan de restablecer la verdad objetiva" en los últimos días de campaña. Porque, claro, el desafío de Mas es de antes de ayer. Aunque Marhuenda está tranquilo porque "la hipótesis de la secesión sólo se contempla como ejercicio dialéctico", para hacer más entretenida la campaña que si no sería un coñazo.

El portavoz de Mas, La Vanguardia, dice que "Linde esgrime el corralito contra la independencia". Y claro, más chulo que un ocho, "Mas avisa de que el Estado no podrá pagar la deuda sin acuerdo". David González echa un jarro de agua fría en las esperanzas de Hermann Tertsch. Que no, que "Mas no va a romper nada a la mañana siguiente", que esto es la "guerra fría" y "la mejor salvaguarda de que al final nada estalle y todo siga igual de tenso". ¿Que no van a declarar la independencia? ¿Cómo que no? Gallinas, gallinas...

En España

    0
    comentarios

    Servicios