Menú

Rivera recibió la llamada de Rajoy antes de la declaración

El líder de Ciudadanos le ha pedido al presidente del Gobierno una comunicación fluida y le insta en público a que recurra al TC

5
Rivera recibió la llamada de Rajoy antes de la declaración
Rivera | EFE

Mariano Rajoy no sólo ha informado a Pedro Sánchez de su declaración institucional en respuesta a la propuesta de resolución para iniciar el proceso secesionista de Junts Pel Sí y las CUP. También ha telefoneado a Albert Rivera, que acababa de ofrecer una rueda de prensa en Madrid y se encontraba camino de un encuentro en un medio de comunicación. La conversación entre el presidente del Gobierno y el líder de Ciudadanos ha durado unos minutos.

Cinco minutos antes de las dos de la tarde sonaba el móvil de Rivera. Al otro lado, escasos instantes antes de comparecer en la sala de prensa del Palacio de La Moncloa, Mariano Rajoy le informaba pormenorizadamente de la declaración que iba a realizar. El presidente de Ciudadanos le agradecía la llamada la jefe del Ejecutivo y aprovechaba para pedirle una comunicación más fluida y frecuente. En concreto, Rivera le pedía a Rajoy que le mantenga informado de los pasos a dar en Cataluña, dado que Ciudadanos es el principal grupo de la oposición y un partido con fuerte implantación a nivel nacional.

Ya de manera pública, Rivera ha instado al Gobierno a que recurra la declaración independentista al Tribunal Constitucional. El líder naranja justifica esa petición en que "todos los demócratas debemos apoyar el cumplimiento de nuestras leyes". Además, Rivera ha conversado con Inés Arrimadas, quien como líder de la oposición le ha informado de que intentará coordinar una respuesta con otra fuerzas políticas del Parlament "para que esta declaración separatista quede sin efectos jurídicos".

Críticas y acuerdos con Rajoy antes de la llamada

Minutos antes, Rivera se había mostrado en la rueda de prensa muy crítico con Rajoy por varios aspectos, como su rechazo a los debates. Sobre la declaración de los independentistas, el candidato naranja a la presidencia señalaba la "paradoja" de que "mientras unos huyen hacia adelante otros tienen que huir de la Justicia" una de las varias referencias que ha hecho a los registros en casa de la familia Pujol.

Preguntado en concreto por si le satisfacían las palabras de Rajoy el lunes acerca de la respuesta al desafío secesionista, cuando dijo que tenía "previstos" los mecanismos en caso de un recrudecimiento de la apuesta independentista, y sobre la informacion de El País que aseguraba que el Ejecutivo tiene preparada la aplicación del artículo 155 por la Comisión Permanente del Congreso, sin pasar por el pleno del Senado, Rivera afirmaba que "el artículo 155 es una cláusula de cierre, no es un artículo de éxito, sino de que algo ha fracasado. Estoy convencido de que el Gobierno tiene juristas que le asisten para que las medidas sean acorde a derecho si es que se tuvieran que tomar. Pero políticamente, la cuestión es si somos capaces de hacer un proyecto para España que sea capaz de convencer a la mayoría de catalanes de que ese es su proyecto. Estoy convencido de que se puede, pero para eso hace falta cintura y capacidad de diálogo. No con los separatistas, sino con muchos catalanes que, como el resto de los españoles, se han desenganchado de ese proyecto común. Hay que reconstruirlo".

En cuanto a la apelación de Rajoy de que las fuerzas que piden una reforma constitucional no han concretado qué modelo territorial prefieren, Rivera decía coincidir con el presidente en que hay que precisar el contenido de la modificación de la Carta Magna, algo que Ciudadanos hará en Cádiz el próximo 7 de noviembre. "No podemos abrir ese melón sin saber qué queremos. No es una varita mágica. La Constitución es una ley de leyes muy importante, pero una ley de leyes. Después de casi cuarenta años es necesario abrir un debate tranquilamente, en una legislatura, por ejemplo para cerrar definitivamente las competencias autonómicas. El desarrollo autonómico se ha acabado y lo lógico es precisar las competencias que corresponden a las comunidades y las que son del Estado central".

Las palabras de Rivera, que ha recordado que lo que se hará público en Cádiz es también una reforma "institucional", alejan la posibilidad de que Ciudadanos concurra a las elecciones del 20-D con una reforma muy a fondo de la Carta Magna. El líder naranja siempre ha considerado que ese no es el problema que aqueja a España. Una postura política que, como otras recientes sobre la aconfesionalidad del Estado, con la que ha dicho estar "cómodo" en clara contraposición a las últimas propuestas del PSOE, le acerca al PP, con cuyo líder parece haber establecido además, como prueba la conversación telefónica de este martes, una sintonía personal inexistente hace sólo unos meses.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios