Menú

Defensa y Fuerzas Armadas, ¿qué proponen PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos en sus programas electorales?

Aumentar el presupuesto, modificar la Ley de Carrera Militar o el Régimen Disciplinario, someter a referéndum las misiones en el exterior...

28
Defensa y Fuerzas Armadas, ¿qué proponen PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos en sus programas electorales?
Militares de La Legión en el ejercicio Anglada. | Flickr-Ejército de Tierra

Los cuatro grandes partidos políticos que concurren a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre dedican en sus programas electorales varios puntos a sus propuestas en materia de Defensa y Fuerzas Armadas. En algunos de estos partidos hay epígrafes específicos de hasta cuatro páginas de extensión. En otros, el apartado dedicado a esta materia apenas ocupa un folio. Libertad Digital analiza el contenido de los programas.

Partido Popular

Tiene un apartado específico en su programa electoral denominado 'Defensa: más seguridad, mayor libertad' en el que desgrana sus propuestas en esta materia. Su primer compromiso es tratar de sacar a las Fuerzas Armadas de la línea roja de la inoperatividad en la que actualmente se encuentran con un aumento del presupuesto de Defensa, que según dice será progresivo hasta intentar situarlo en el 2 por ciento del PIB (ahora mismo no llega al 1 por ciento) que aconseja la OTAN.

Explica que la política de Personal ocupará un "lugar central" y plantea la aprobación de algunas leyes o la modificación de otras. La más importante a modificar es la Ley de Carrera Militar, que ha traido consigo desde su aprobación en 2007 (por la ministra Carmen Chacón) importantes problemas en el seno de las Fuerzas Armadas y que, pese a existir un mandato para su modificación, no ha habido un acuerdo durante toda la legislatura para hacerlo.

Para ponerse manos a la obra en este asunto apuestan por modificar "los Reglamentos de Especialidades Fundamentales; de Evaluaciones y sus normas subsiguientes; así como el de Destinos y de Ingreso y promoción" con el objetivo de facilitar la promoción profesional. Asimismo, pretenden perfeccionar los "procesos de evaluación para ascenso" y foralecer los mecanismos que "faciliten la promoción interna entre cuerpos y escalas".

El partido de Mariano Rajoy propone la aprobación de una Ley de Movilidad para atender las necesidad específicas que tienen las familias de los militares y aplicar "medidas de apoyo y protección a las familias, especialmente para permitir la conciliación, y reforzaremos los acuerdos y convenios con Comunidades Autónomas para simplificar la obtención de plazas en colegios, así como con los centros infantiles cuando no estén disponibles los propios de la Defensa".

Añade que implementarán un Protocolo contra el acoso sexual, estableciendo una cultura en las FAS de "tolerancia cero con el acoso sexual" o de "discriminación por razón de sexo". Asimismo, se desarrollará la Ley de Régimen Disciplinario y el nuevo Código Penal Militar, entre otras medidas "mediante las subsiguientes reformas de la Ley Orgánica Procesal Militar y de la LO de Competencia y Organización de la Jurisdicción Militar".

Incluye entre sus promesas la ejecución de un plan para que la Sanidad Militar, con graves problemas para cubrir las plazas que oferta desde hace años , con el objetivo de que no pierda, al menos, sus capacidades actuales. Dice que aplicará un Plan Integral de apoyo a la Discapacidad para "completar así las posibilidades de inserción y recuperación de nuestro personal". También aboga por mejorar el actual programa de reservistas voluntarios.

En lo que a reformas internas se refiere, aseguran que reforzarán "las estructuras del Ministerio y de las FAS, para lo que facilitaremos la consecución de la capacidad operativa final de los mandos del EMAD y del resto de los sistemas. Completaremos las dotaciones que permitan la mayor capacidad de gestión de la Secretaría de Estado, y continuaremos con el impulso en la racionalización, mantenimiento y modernización de las infraestructuras y equipos".

En cuanto a la política industrial, quieren crear una Agencia de adquisición, gestión y control similar a la de otros países europeos y pretenden poner en marcha la primera Estrategia Industrial de Defensa "para que el sector industrial esté perfectamente coordinado con los intereses de la Defensa nacional" y abogan por continuar.

Por último, reforzarán "las nuevas estructuras de Ciberdefensa, dotando tan importante campo de suficientes medios y capital humano", desarrollarán la Estrategia Tecnológica de la Defensa (ETID), que tiene como objetivo establecer las prioridades tecnológicas para los próximos años, y potenciarán la Cultura de Defensa para que los ciudadanos estén informados de los asuntos relacionados con la Defensa Nacional y las actividades de las Fuerzas Armadas.

Partido Socialista

Dedica a materia de Defensa varias páginas de su programa electoral, en las que analiza la situación actual y propone varias propuestas que considera necesarias. Apuesta por realizar un "plan de reestructuración orgánica y de infraestructuras de la Defensa para fijar las capacidades militares que requiere la Defensa Nacional hasta 2025 y las necesidades consiguientes de cuadros de mando, tropa y marinería, personal civil y reservistas".

Quiere dotar a los militares de tropa y marinería de una carrera profesional completa; pretende apoyar la promoción interna de los militares de carrera, cualquier que sea su procedencia o empleo, mediante "procedimientos de evaluación públicos y transparentes"; y establecer "un sistema integral para la reinserción laboral" del personal de tropa y marinería que termine su compromiso con las Fuerzas Armadas.

En esta línea, propone "potenciar el papel de la mujer" en las FAS, "asegurando su promoción en las escalas de mando en condiciones de igualdad", se compromete a "erradicar toda manifestación de acoso sexual y laboral" y "sancionar con ejemplaridad los supuestos en que se produzcan", al tiempo que fomentará "las acciones encaminadas a facilitar la conciliación de la vida familiar, adecuación de las jornadas laborales", aunque no especifica cómo hará esto último.

El partido que lidera Pedro Sánchez dice que aprobará una "Ley de Programación Presupuestaria Plurinanual de la Defensa Nacional hasta 2020" con el objetivo de asegurar la estabilidad financiera de las FAS "dentro de nuestra disponibilidades económicas", lo que permitiría "recuperar las capacidades militares necesarias en adiestramiento y operatividad para el cumplimiento de las misiones que tienen encomendadas", "incrementando el nivel de alistamiento" de las FAS.

Según amplía, "dicha programación presupuestaria contemplará las partidas necesarias para garantizar el adecuado mantenimiento del material utilizado, fijando como prioridad en todo momento la seguridad. A tal fin, se revirará y, si fuera necesario se actualizarán, los programas de mantenimiento; se establecerá un programa de renovación de material que vaya a quedar obsoleto; y al adquirir nuevo material se tendrá en cuenta el coste de su mantenimiento, cuando éste sea preciso, al objeto de incorporarlo en las previsiones presupuestarias una vez sea adquirido".

También propone modificar el Régimen Disciplinario, de forma que "sin la debida tutela judicial efectiva no se pueda privar de libertad por faltas administrativas"; y una remodelación de la jurisdicción militar en profundidad. Además, fomentarán acuerdos "con el mundo de la educación, la cultura, la ciencia y, en definitiva, todo el ámbito social para aumentar la difusión de la Cultura de Defensa".

Los socialistas recuerdan que el sector industrial de defensa y seguridad supone el 5,5 por ciento del PIB industrial y el 0,9 por ciento del PIB total, además de ser uno de los sectores más punteros tecnológicamente hablando. Ante esto, apuestan por potenciar esta industria "con especial atención a las capacidades productivas esenciales, a sus componentes de investigación, desarrollo e innovación, su competitividad, su financiación, y su coordinación con la industria militar europea".

Por último, abogan por priorizar la ciberdefensa como "una necesidad de primer orden para mantener el funcionamiento del Estado y la capacidad productiva"; y mantienen su posición de los últimos años sobre que las misiones internacionales en las que participen las Fuerzas Armadas deben ser "avaladas por las Naciones Unidas u otras Organizaciones internacionales de las que formemos parte".

Ciudadanos

Pese a ser relativamente nuevos en el ámbito de la política nacional, el programa en materia de Defensa resulta bastante amplio. El partido propone durante la legislatura un aumento del presupuesto del Ministerio, con el objetivo, si así lo permite la situación económica, de alcanzar el 2 por ciento del PIB (ahora mismo no llega al 1 por ciento) que recomienda la OTAN y garantizar así "la plena capacidad operativa" de las Fuerzas Armadas.

Impulsarán una nueva Ley de la Defensa y actualizarán la Directiva de Defensa Nacional y la Estrategia de Seguridad Nacional "consensuando" el contenido de las mismas "con las principales formaciones políticas nacionales", es decir, en un gran pacto de Estado; y abogan por reforzar la participación española en las misiones en el exterior, donde creen que España "debe asumir el liderazgo en estas misiones respondiendo a su verdadero potencial en el contexto internacional".

Apuestan porque España asuma "sus compromisos en materia de Defensa" con las organizaciones internacionales de las que forma parte, como la Unión Europea, la OTAN o la ONU y "garantiza" que las Fuerzas Armadas participarán en las mismas "con los medios materiales necesarios para desarrollar su misión".

Dice que "potenciará el desarrollo y las capacidades" del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y diseñarán un Plan de Inteligencia del CIFAS que "lo convierta en un potente y bien dotado servicio" que sea un "instrumento indispensable para el planeamiento, conducción y ejecución de las operaciones militares", a la vez que creará un marco de coordinación con el CNI y los servicios de información de Policía y Guardia Civil.

El partido de Albert Rivera propone un modernización de las FAS reestructurando las unidades en función de las nuevas necesidades estratégicas y, a nivel material, desarrollando los programas de armamento necesarios. Precisamente, auditarán los Programas Especiales de Armamento (PEAs), dotándoles de transparencia y garantizando su pago. También dará mayor consideración institucional al JEMAD, cambiarán su procedimiento de elección y aumentarán a cinco años la duración del desempeño del cargo.

En esta línea, dicen que "garantizarán" la operatividad de las FAS "asegurando el cumplimiento de los mínimos anuales de horas de adiestramiento, entrenamiento, maniobras y mantenimiento"; impulsarán un plan de racionalización, modernización y mejora de las instalaciones militares; y "asegurarán" la disponibilidad de efectivos "que permita las rotaciones y tener una capacidad de fuerza adecuada para las misiones encomendadas".

Crearán un plan específico para los reservistas voluntarios y prometen modificar la Ley de Carrera Militar, "subsanando las disfunciones que crean los mecanismos subjetivos de evaluación", además de estudir "los posibles agravios derivador de reformas anteriores de esta ley" con el objetivo de "restablecer la justicia profesional", y "compensar los perjuicios ocasionados y restablecer las legítimas expectavivas de progresión en la carrera militar perdidas".

También potenciarán la promoción interna para el acceso a las escalas de suboficiales y oficiales, para aprovechar "la experiencia y las capacidades de los militares en activo"; además de integrar la actual escala de Tropa y Marinería en "un sistema único de carrera militar", para lo que "desaparecerán los compromisos temporales", que "serán limitados a la fase inicial, hasta la obtención de la capacitación necesaria para la integración en la escala".

El partido naranja propone potenciar el Observatorio de la Vida Militar, que quedaría plenamente adscrito a las Cortes Generales, y el Consejo de Personal de las FAS, que según indican "debe transformarse en un órgano de participación colegiado y sus informes deben considerarse vinculantes a todo los efectos". También pretenden modificar la Ley de Derechos y Deberes de los militares, aunque no especifican qué cambios llevarían a cabo.

Por último, indican que velarán por la "estricta aplicación de las políticas de igualdad" en las FAS y "del protocolo de actuación frente al acoso sexual"; al tiempo que potenciarán los servicios de Acción Social; y potenciarán la formación no reglada de los militares para que tengan una fácil inserción en el mercado laboral civil en caso de que quieran abandonar las Fuerzas Armadas, para lo que se creará además una oficina de inserción laboral.

Podemos

Pese al fichaje estrella y mediático de José Julio Rodríguez, el que fuera Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) con la socialista Carmen Chacón en el Ministerio de Defensa, el programa electoral de Podemos es el más breve y el menos concreto en materia de Defensa de los que presentan los cuatro partidos llamados a tener un porcentaje mayoritario en el Congreso de los Diputados tras las próximas elecciones.

Apuestan por una reforma integral de la Ley de Carrera Militar, incluyendo en la misma al personal de tropa y marinería y a los oficiales temporales. Pretenden modificar el sistema de promoción interna para que "funcione con criterios exclusivamente objetivos y basados en los principios de igualdad, mérito y capacidad. Así, se valorará como método la experiencia profesional, se suprimirán los actuales criterios subjetivos de valoración y se eliminarán los límites de edad".

También quieren modificar la Ley de Derechos y Deberes de los militares para que los integrantes de las FAS pueden tener "los derechos fundamentales de reunión, manifestación, asociación, libertad de expresión, sindicación y afiliación a partidos políticos", algo que actualmente no tienen reconocido y proponen renovar los órganos de participación, en alusión, presumiblemente, al Consejo de Personal de las FAS "criterios democráticos y vinculantes para los procesos normativos en los ámbitos profesionales, sociales y económicos".

El partido de Pablo Iglesias quiere modificar el horario laboral de los militares para que sea similar al del resto de funcionarios de la Administración, eso si, explican que esto se haría "teniendo en cuenta las necesidades específicas derivadas de las misiones, maniobras, guardias y servicios, que serán retribuidos de manera justa"; además de reorganizar al personal para que sólo personal civil y no militar realice tareas burocráticas.

Promoverán que las misiones internacionales en las que participan las tropas españolas no tengan que ser aprobadas en la Cámara Baja si no que deberán ser sometidos a la aprobación ciudadana en referéndum; propugnarán una auditoría y revisión del convenio con Estados Unidos para las bases de Morón de la Frontera (Fuerza Rápida de EEUU para África) y Rota (escudo antimisiles); y abogarán por una mayor autonomía de España y Europa con una OTAN que debería ser compatible con una alianza de defensa paneuropea en la que debería estar Rusia.

Por último, la formación morada habla de renegociar los contratos que tiene en marcha en estos momentos con la industria, que principalmente pertenecen a los Programas Especiales de Armamento (PEAs); apuesta por evitar las "puertas giratorias" entre Defensa y la industria; y propone que un grupo de expertos, apoyados por la ciudadanía, rediseñenen las FAS españolas para darles una forma "más acorde a las necesidades de España".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios