Menú

Rivera presiona a Sánchez posicionándose con los barones socialistas

Asegura que Díaz, Page o Vara llevan razón en su rechazo a pactar con Podemos.

12

Tras reunirse durante una hora con Mariano Rajoy en La Moncloa y asegurar que el presidente del Gobierno no le ha pedido el sí a su investidura de los cuarenta diputados de Ciudadanos, Albert Rivera ha seguido este lunes señalando a Pedro Sánchez como principal responsable de que la legislatura eche a andar o haya que repetir elecciones. El líder centrista ha insistido en varias ocasiones en que está de acuerdo con barones socialistas como Susana Díaz, Emiliano García Page o Guillermo Fernández Vara "con alguno de los cuales gobernamos" en que no se puede pactar con quien como Podemos pretende convocar un referéndum de autodeterminación.

Rivera insiste una y otra vez desde el 20-D en que es el PSOE el responsable de que comience o no la legislatura, algo que Ciudadanos considera fundamental y cree posible con un espíritu de entendimiento entre las distintas fuerzas políticas parecido al que tuvo lugar en la transición. Así se lo dijo por teléfono al propio Sánchez el pasado jueves, día de Nochebuena, tal y como ha revelado en la rueda de prensa celebrada en el Palacio de la Moncloa: "Me dijo que su posición era intentar formar Gobierno con Podemos, le trasladé que podríamos entendernos en algunas cuestiones pero que no íbamos a estar a favor de lo que no están sus compañeros de partido. Estoy de acuerdo con los barones socialistas, le pido que escuche lo que dicen sus líderes territoriales, que representan a millones de españoles".

Rivera ha vuelto a apostar, como ya hiciera la semana pasada, por un acuerdo a tres entre populares, socialistas y centristas que respete la unidad de España y que impulse reformas institucionales y económicas como las contempladas en el programa de Ciudadanos. Reformas que le ha presentado a Rajoy -"no me ha dicho que no a ninguna"- y que abarcan desde la supresión del Senado para sustituirlo por una Conferencia permanente de presidentes autonómicos, la supresión de las diputaciones provinciales (algo que para Rajoy y Sánchez, como ambos manifestaron en su debate cara a cara, demuestra poco conocimiento de España) el fin de los indultos y los aforamientos para luchar contra la corrupción o la reforma de la Ley electoral y la instauración de un contrato único "estable" para combatir el paro.

Fuentes de Ciudadanos ven difícil que el PSOE permita un acuerdo de estabilidad para una "legislatura excepcional" como ha repetido Rivera, quien ha abogado por que el presidente del Gobierno y del Congreso fueran de distinto partido, "como ocurre en algunos países de Europa". Desde luego, el líder centrista ve casi imposible que Podemos renuncie a su exigencia de un referéndum de autodeterminación en el primer año de un hipotético nuevo Gobierno. "Esa es la hipoteca de Pablo", ha asegurado el presidente del partido naranja en referencia a los acuerdos de Iglesias con las mareas gallegas, el grupo de Ada Colau o los nacionalistas valencianos de Compromís. Si no hubiese llegado a esos pactos, Podemos tendría, asegura Rivera, "cuarenta y dos escaños y medio millón de votos menos que Ciudadanos".

Matización a las palabras de Aguado

Preguntado en varias ocasiones por las palabras del líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado, quien no descartó en declaraciones a Radio Nacional abstenerse ante un acuerdo PSOE-Podemos si el partido morado renunciaba a su idea del referéndum, Rivera ha dejado claro que ni siquiera contempla esa posibilidad: "Podemos es Podemos, y su medida estrella es el referéndum independentista. El cambio de ideología es una hipótesis que ni siquiera existe, es como si el PSOE deja de ser socialista".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios