Menú

Ada Colau, contra la Iglesia pero con las monjas clarisas

El Ayuntamiento coloca carteles con la frase "Las únicas iglesias que iluminan son las que pagan la luz" mientras Colau se va a un convento.

(Barcelona)
64
Ada Colau, contra la Iglesia pero con las monjas clarisas
Ada Colau con las clarisas | EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no acostumbra a seguir protocolos y mucho menos los que tienen relación con la Iglesia. Ni asistió a la misa de la Virgen de la Merced, copatrona de la ciudad (aunque recibió a las autoridades en la puerta del templo), ni a la toma de posesión del obispo Juan José Omella. En ningún caso sorprendió su ausencia. Sin embargo, Colau ha hecho una excepción con las monjas clarisas del Real Monasterio de Santa María de Pedralbes, a quienes fue a visitar junto a los presidentes de los grupos municipales, el pasado viernes 12, festividad de Santa Eulalia, la otra patrona de Barcelona. Sólo faltaba la CUP en la tradicional recepción monacal.

En paralelo al gesto respecto a las nueve clarisas que actualmente ocupan el cenobio, el Ayuntamiento ha aprovechado sus espacios callejeros de anuncios para colocar un cartel rojo con la frase "Las únicas iglesias que iluminan son las que pagan el recibo de la luz". En la parte inferior, la firma del Ayuntamiento. En la superior, la palabra "Barnasants", que alude a un ciclo de actuaciones musicales que cuenta con la subvención de todos los organismos públicos catalanes y hasta del Ministerio de Cultura. Es el cartel principal del "evento", aunque no hay ningún espectáculo con tal nombre en la programación.

Los carteles en Barcelona

Contradicciones municipales

En origen, la frase "Las únicas iglesias que iluminan son las que arden" se debe al príncipe anarquista Kropotkin y fue una de las consignas habituales de Buenaventura Durruti. Lo singular de la excelente acogida por parte del Ayuntamiento de la revisión del lema cristofóbico es que mientras difunde el eslogan en los principales escaparates publicitarios de Barcelona dispensa un trato de favor a las clarisas de Barcelona. El Ayuntamiento forma parte del patronato que sostiene el Monasterio y se encarga de las obras de restauración.

Colau siente una cierta debilidad por las clarisas dado que le dieron su apoyo en defensa del parque de la golondrina, un espacio cercano al recinto monacal. Entre mutuos parabienes, la alcaldesa y la abadesa, Montserrat Casas, se retrataron junto a Gerardo Pisarello, el teniente alcalde de Colau. La primera afirmó que era un "honor" mantener tradición tan antigua como la visita a las clarisas. La segunda, que rezaban por todos los barceloneses. El cortejo recorrió las estancias de mayor fuste del Real Monasterio, así como las que están sujetas a obras de restauración. El acto acabó con una degustación del mató (queso blanco) que preparan las monjas.

Así pues, la Iglesia que pague la luz, salvo la parte de las monjas clarisas de Barcelona.

El convento de las clarisas, abierto al público, tiene el claustro gótico más grande del mundo, así como notables colecciones de arte y es una de las grandes joyas religiosas y arquitectónicas de Barcelona.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation