Menú

PSOE y Podemos esperan la reunión a tres la semana que viene, tras sus comités internos

Despejadas sus respectivas citas y crisis internas, ambos ambos pretenden celebrar la reunión cuanto antes, junto a Ciudadanos.

11
PSOE y Podemos esperan la reunión a tres la semana que viene, tras sus comités internos
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este miércoles, en el Congreso | EFE
El tiempo aprieta y, como explican fuentes de los equipos negociadores de ambos partidos, el escenario catalán de esperar hasta el último minuto no vale como referencia. La intervención del Rey Felipe VI, quien sólo propondrá a un nuevo candidato que tenga los votos "muy atados", no permite acudir con la incógnita a un nuevo pleno de investidura, como ocurrió en la elección del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont.
Así, a más tardar dentro de tres semanas -a una de que expire el plazo del 2 de mayo-, los partidos implicados en la formación de Gobierno deberían de formalizarlo públicamente y comunicarlo al monarca, de cara a ser propuesto el nuevo candidato y con tiempo para celebrarse la investidura.
Por ello, fuentes negociadoras de ambas formaciones de izquierdas, PSOE y Podemos, trabajan con el objetivo de forzar el calendario y celebrar la reunión a tres bandas, junto a Ciudadanos, la semana que viene como muy tarde, una vez celebradas este sábado las citas internas que los primeros partidos celebran este sábado, el Comité Federal del PSOE y el Consejo Ciudadano Estatal en Podemos. Despejado el panorama interno -si es que así ocurre- "es lo lógico" dar el siguiente paso.

Las reuniones ocultas del PSOE

Para ello, se han multiplicado los encuentros en los últimos días: de un lado, entre el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Juanma Serrano e Irene Montero; y del otro, las conversaciones telefónicas que han mantenido "desde hace quince días" el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, con su homólogo, Iñigo Errejón.
En el PSOE confían en este encuentro y restan importancia a la negativa de Albert Rivera a mezclarse con Podemos. "Hablan del Gobierno, pero no de la reunión", explican en Ferraz donde recuerdan que "todo lo que era imposible hace 101 un días, ya no lo es".
Los socialistas siguen siendo muy optimistas de cara a conseguir la abstención de Podemos -el pacto con Ciudadanos, no es negociable-, y la fundamentan en las dos grandes rectificaciones que ayer perpetró Pablo Iglesias: la cesión de la vicepresidencia del Gobierno y el levantamiento del veto a sentarse con Ciudadanos. "A lo mejor ya no les interesa en ir a elecciones", dicen con enigma en el PSOE.
Todo en el día en que Pedro Sánchez ha plantado a los periodistas al cancelar sus declaraciones previstas -paradójicamente- en un acto de transparencia. En su lugar, quien valoró las palabras de Rivera fue el negociador socialista, Jordi Sevilla, quien "más allá de cosmética", consideró que "sí, estoy de acuerdo. Veo el Gobierno hoy mas cercano que hace unos días", como su secretario general en la víspera.

Podemos quiere una 'bilateral'

Desde Podemos, su secretario general, Pablo Iglesias se ha mostrado este jueves dispuesto a celebrar "cualquier tipo de reunión con el PSOE para avanzar" en las negociaciones. Pero eso sí, antes de ese "encuentro a tres" que podría celebrarse la semana que viene, fuentes de Podemos explican que "se intentará por todos los medios" que se produzca otra reunión en la que solo estén los equipos negociadores de PSOE y Podemos.
Una cita en la que estaría el propio Pablo Iglesias, ya que este miércoles anunció que, a partir de ahora, será él quien lidere el equipo negociador de Podemos, en detrimento de su número dos, Íñigo Errejón. Así las cosas, si se produce esta reunión bilateral, el líder de Podemos asistirá pero lo que no exigirán desde la formación de los círculos es que esté también Pedro Sánchez, "puede ir sólo su grupo negociador", explican los podemitas.
Y en este encuentro, Iglesias pretende poner encima de la mesa , desvelados este miércoles gracias a una imagen de su libreta que captó Cuatro. Entre estas supuestas concesiones que pretende hacer estarían la reducción del déficit a un ritmo "mayor" al planteado hasta ahora por Podemos, una reforma fiscal "menos redistributiva" de la que defendieron en su programa electoral, bajar el gasto público de 90.000 millones de euros en una legislatura a 60.000 millones de euros y derogar sólo la reforma laboral de Mariano Rajoy y no la de José Luis Rodríguez Zapatero.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios