Menú

Un padre camina desde Madrid hasta Bruselas reclamando la custodia compartida

Sin generar enfrentamientos, reclamando derechos y hablando mucho de "responsabilidad", un padre inicia toda una aventura por la custodia compartida.

0
Sin generar enfrentamientos, reclamando derechos y hablando mucho de "responsabilidad", un padre inicia toda una aventura por la custodia compartida.
Nicolás, frente al Congreso en el que ha iniciado su viaje este jueves | C.Jorda/LD

Nicolás Muñoz, él prefiere que lo llamemos Nico, es un madrileño de lo más normal: tiene 41 años, trabaja en una empresa pública, es padre de dos hijas y está divorciado. Ninguna de esas características le hace destacar, son todas bastante habituales como también lo es otra más: no disfruta de un régimen de custodia compartida de sus hijas y sólo las puede ver dos días a la semana.

Pero lo que no es tan habitual –de hecho es más que excepcional es lo que va hacer Nicolás, Nico, para intentar cambiar una de esas circunstancias: ir andando desde Madrid a Bruselas –unos 1.400 kilómetros para reivindicar la custodia compartida.

Nos lo explicaba el propio Nico un par de días antes de su partida, que ha sido este mismo jueves: "Durante este año que llevo divorciado he estado callado, observando este mundo cuya realidad desconocía. He contactado con asociaciones, abogados, magistrados… He visto mucho dolor, mucha tristeza y mucha queja" nos dice, pero también que "nadie toma ninguna iniciativa contundente" al respecto, así que "ya que en mi país no me oyen me voy al Parlamento Europeo y me voy a pie" asegura, para conseguir tener el máximo impacto.

Evitando el enfrentamiento

Una de las cosas que llamará la atención a quien escuche a Nicolás Muñoz es el cuidado exquisito con el que habla de las madres, cómo plantea la cuestión "sin entrar a ningún tipo de combate, porque sé que es un tema que levanta muchas ampollas". Pero él se muestra convencido de que no tiene que haber enfrentamientos "si tú vas con respeto y demuestras que simplemente eres un padre que quiere pasar más tiempo con sus hijas, lo que no creo que sea ningún delito ni ninguna aberración".

"Yo nunca entro en dimes y diretes –insiste más adelante recalcando que tampoco quiere personalizar en su caso porque todos los casos son diferentes aquí no se trata de quién es mejor y quién es peor, se trata de responsabilidad. Yo también quiero potenciar el papel de la madre, no se trata de una guerra, ya está bien de guerras, tenemos unos hijos y hay que sacarlos adelante, en igualdad de condiciones".

Así que Nico nunca habla de su expareja, ni de las madres –si no es para decir algo positivo y de lo que sí habla es de sus hijas y de responsabilidad, una palabra que usa en muchas ocasiones durante nuestra conversación: "Me duele no ver a mis hijas más tiempo, cuidarlas, criarlas, porque es una responsabilidad que una vez adquirida es de por vida y los padres también tenemos que ser responsables".

Incluso nos recuerda el daño que estas situaciones puede causar a las madres: "En muchas ocasiones en situaciones o con gente que no es responsable papá se convierte en lo que una amiga mía llama 'el papi guay', el que consiente, el que te lleva de acá para allá, el que hace regalos… y sobre la mujer recae todavía más peso de la educación".

Una y otra vez vuelve a la misma palabra: "Hay padres, y también madres, que no son consecuentes ni responsables, pero a los que sí lo somos ¿por qué se nos niega?", sobre todo cuando "son nuestros propios hijos los que lo están demandado".

También pone especial énfasis en negar que la reclamación de la custodia compartida sea por un problema económico: "A veces me dicen 'es que los hombres lo que no queréis es pagar'. ¿Realmente han echado cuentas de lo que se paga por una custodia compartida? No me gusta hablar de temas económicos porque tener hijos es algo sagrado, pero como todo el mundo lo comenta… ¿cómo no voy a querer pagar? Yo lo que quiero es una buena vida para mis hijas y para eso tendré que invertir en salud, en vida y en lo que haga falta y en una custodia compartida los gastos se acuerdan entre las dos partes".

Una iniciativa internacional

Nico llegará a Bruselas el próximo día 24, pero en el camino pasarán muchas cosas: en España recorrerá una docena de etapas, en Francia una decena y en Bélgica otras cuatro. Lo más complicado ha sido rescatar la ruta francesa, que por supuesto seguirá el Camino de Santiago: "En España está claro, pero en Francia es más difícil y he tenido que bucear sobre todo en la literatura medieval para conseguir todos los datos, las rutas y los puntos de control".

Uno de los puntos fuertes de la ruta seré el 21 de mayo: "Nos reuniremos con los padres y familiares franceses porque habrá una gran manifestación en París". Allí se unirán al camino un padre italiano que ya está también en ruta, otro que saldrá desde Londres y también franceses.

En España, por supuesto, muchos padres harán tramos de la ruta con él y se ha desplegado un movimiento de simpatía y solidaridad del que Nico habla con emoción: "Muchísima gente me manda ánimos, me apoya e incluso aporta dinero, hasta hay un padre que me va a acompañar todo el viaje con una caravana como vehículo de apoyo". También quiere acordarse de su empresa, la EMT, que ha hecho todo lo posible por facilitarle la aventura: "Su comportamiento ha sido increíble".

Los que no se han mostrado igual de conmovidos han sido los partidos políticos: se ha mandado un comunicado a todos y sólo han respondido Ciudadanos, Vox y UPyD. A los de Rivera se les ha entregado el manifiesto en mano este mismo jueves, al inicio de la ruta, a los demás con representación parlamentaria se les ha dejado en el registro del Congreso.

Pero, ¿qué es posible conseguir con una iniciativa tan dura y que muchos calificaron de locura? Nico es realista: "Es obvio que esto no va a hacer cambiar nada rápidamente, pero espero abrir una brecha en la concienciación, que allí en Bruselas se pongan un poco las pilas y le pidan a nuestro país que reaccione un poco". Abrir una brecha, en suma, "en pro de la igualdad".

En España

    0
    comentarios

    Servicios