Menú

Carmena multa al Orgullo Gay por el acto en el que ella misma participó

Es la primera vez que multa al escenario de la manifestación. El proceso de ejecución de esa sanción está más avanzado que otros anteriores.

36

El Ayuntamiento de Madrid ha multado al escenario central del Orgullo 2015 con 12.400 euros por exceder los decibelios permitidos durante el final de fiesta de la manifestación del pasado año. Un escenario desde el que precisamente, la propia alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, pronunció un discurso.

Es más, es la primera vez que el Ayuntamiento multa al escenario de la manifestación; otros años ha habido sanciones por ruido a los otros escenarios que se montan en distintas plazas de la capital con motivo de estas fiestas. Y no sólo eso, el proceso de ejecución de esta multa está mucho más avanzado que otros abiertos con anterioridad. De hecho, a los sancionados sólo les queda como opción negociar el modo de pagarla: fraccionado, etc, explica a este periódico el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (FELGTB), Jesús Generelo.

El pasado 2 de junio el Ayuntamiento de Madrid notificó que el recurso presentado no había sido admitido y que las entidades convocantes de la manifestación deben hacer frente a una multa de 12.400 euros por el exceso de decibelios producidos en el escenario de final de la Manifestación del Orgullo LGTB 2015, situado en la plaza de Colón, por incumplimiento de la Ordenanza de Ruido del Ayuntamiento de Madrid vigente desde el año 2011.

El Colectivo LGTB+ de Madrid (COGAM) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (FELGTB) consideran que el Ayuntamiento debe hacer todo lo que esté en su mano para que la Manifestación Estatal del Orgullo LGTB no corra peligro. "El que se multe a un escenario de una manifestación es un hecho inaudito en España que atenta directamente contra derechos fundamentales como la libertad de expresión o el derecho a reunión", ha asegurado Jesús Grande, presidente de COGAM.

FELGTB y COGAM, responsables de la celebración de la manifestación y del citado escenario, han mantenido durante el último año reuniones con el Ayuntamiento para intentar evitar que esta situación se repita y para buscar soluciones. "Creemos que la ordenanza de protección acústica que tiene la ciudad supone una mordaza al derecho de manifestación y celebración de ciudadanas y ciudadanos. Lamentamos que el actual consistorio municipal todavía no haya podido hacer nada para evitar estos hechos", ha explicado Generelo.

Desde FELGTB señalan a Libertad Digital que su objetivo es poder cambiar esta normativa de forma definitiva y transformarla en algo parecido a lo que tienen en Valencia con las Fallas, por ejemplo. El colectivo destaca, además, la dificultad para controlar el ruido en este tipo de eventos masivos. Y es que no es sólo el sonido que sale del propio escenario, sino el que provocan las miles de personas que se concentran en la calle; algo "incontrolable" por parte de la organización que, por otro lado, es sobre la que recaen esas multas. No obstante, no tienen previsto modificar las fiestas este año [la manifestación continúa adelante y tendrá lugar el próximo 2 de julio] y ponen en valor "la buena voluntad" del Ayuntamiento para realizar los cambios legales que necesitan de cara al año que viene. Este periódico se ha puesto en contacto con el Consistorio para poder conocer su versión, pero no ha obtenido respuesta.

"Entendemos que las normas tienen que hacerse para adecuar una realidad social a la legal. No podemos silenciar un evento en el que participan cientos de miles de personas de todo el mundo y que tanta riqueza económica y social deja en Madrid, por tanto, el Ayuntamiento tiene que valorar el adaptar la normativa vigente en materia de sonido para grandes eventos", ha añadido Jesús Grande.

"Madrid debe apostar y garantizar que un evento tan importante para la ciudad no corre peligro. Como organizaciones en defensa de los derechos LGTB nuestro objetivo es continuar manifestándonos en las calles de Madrid, pero no podríamos seguir haciéndolo en las mismas condiciones si tenemos que asumir este tipo de multas", ha asegurado Jesús Generelo.

El PSOE pide retirar la sanción

Ni siquiera esta vez Ahora Madrid cuenta con el visto bueno del PSOE. En un comunicado, Purificación Causapié arremete contra esta decisión del Consistorio y le insta a buscar una fórmula que permita retirar la multa. "Madrid debe seguir siendo un referente mundial de apoyo al colectivo LGTB. No consentiremos que una mala gestión arruine esta imagen", señala la portavoz socialista.

El comunicado destaca que el PSOE "ha intentado mediar" con el Gobierno de Carmena para llegar a una solución. "Es evidente que la ordenanza del Ruido hay que cumplirla y respetarla, pero es igual de evidente que hay que proteger el derecho de reunión y manifestación en Madrid", indica Causapié.

"Especial relevancia cultural"

La denuncia hecha pública por estos colectivos ha hecho reaccionar al equipo de gobierno: las concejalas Marta Higueras e Inés Sabanés han anunciado que este año se otorgará al Orgullo una "especial relevancia cultural". "Vamos a buscar en el pleno de junio el apoyo de los grupos para declarar el Orgullo como un acontecimiento de especial relevancia cultural" ha apuntado la responsable de Medio Ambiente, "lo cual daría un marco mucho más abierto para tener más flexibilidad en la aplicación de la ordenanza", ha avanzado Sabanés.

Además, a partir de este año, "se buscará un marco normativo parecido a las Fallas en Valencia, o los San Fermines en Pamplona, fiestas donde también se alcanzan niveles altos de decibelios. No nos da tiempo para desarrollarlo, de ahí que llevemos la iniciativa al pleno de junio, pero trabajaremos en desarrollar la normativa posteriormente, en ese sentido", ha explicado Higueras.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco