Menú

Rivera: "A partir de ahora veremos quién habla de sillones y quién de cambios"

Ciudadanos, más decisivo que en diciembre para que gobierne el PP, sugiere de nuevo el veto a Rajoy.

80

Pese a perder casi medio millón de votos (casi un 1%) y ocho escaños -los tres que obtuvo en Castilla-La Mancha, dos en Castilla y León, el único de Galicia y el séptimo por Madrid, donde queda esta vez por detrás del PSOE- en apenas medio año, Ciudadanos es, en cambio, más decisivo que en diciembre, sobre todo para apuntalar un Gobierno del centro derecha. Un Ejecutivo para el que el PP podría contar con los centristas, el PNV y Coalición Canaria, y que sin duda aspirará a presidir Mariano Rajoy, con el que Albert Rivera ha confrontado como nunca en esta campaña con el argumento de que no es "la persona adecuada" para encabezar una etapa de regeneración en España, particularmente por su vinculación con la corrupción.

Sin citarle expresamente, salvo para decir que le ha felicitado por su victoria, Rivera ha vuelto a extender en su discurso tras los resultados el ofrecimiento de un pacto a tres con el PP y el PSOE, pero con una clara advertencia a Rajoy y a Pedro Sánchez: que antepongan "el interés de España" a "sus sillones". Para el líder de Ciudadanos, hay una cosa clara: "Ahora veremos quién habla de sillones y quién de cambios, ahora veremos quién quiere regenerar y quién quiere seguir blindando la corrupción, ahora veremos quién es capaz de pasar página y de abrir una nueva etapa y quién se enroca en la posición de siempre". Un mensaje a los dos grandes partidos que minutos después ha reforzado en un discurso en las afueras de la sede de Ciudadanos ante cientos de simpatizantes: "Si lo que quieren es hablar de sus sillones, que no cuenten con nosotros, estaremos en la oposición" ha dicho, provocando la ovación de los presentes.

No hace falta bucear demasiado en la hemeroteca para encontrar pruebas del veto implícito del líder centrista a Mariano Rajoy. Sin ir más lejos en la noche de cierre de campaña, el pasado viernes en Madrid, cuando Rivera ironizaba ante sus simpatizantes con la figura de Rajoy: "¿Se lo imaginan pidiendo acabar con los aforamientos? No puede, porque le llamaría Rita Barberá" dijo, además de recordar, como hiciera también en el debate a cuatro, su relación con "los papeles de Bárcenas".

La Ley Electoral, prioridad

Albert Rivera ha atribuido su descenso en escaños a la "injusta" Ley Electoral y ha señalado su reforma como una prioridad absoluta, hasta el punto de expresarlo en estos términos: "Lo primero que vamos a hacer esta legislatura es devolver la dignidad a los españoles y cambiar la ley, que las próximas elecciones vayamos a votar con una ley donde todos los españoles seamos iguales".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios